Usted está en : Portada : Deportes Martes 28 de diciembre de 2004

Arturo Sanhueza ya es albo

Los caturros firmaron también con la empresa Mercom un pre-contrato para la venta del jugador al Atlante mexicano.

JUAN CARLOS MORENO

SE VA.- Arturo Sanhueza ya es definitivamente jugador de Colo Colo para la temporada 2005.

El próximo lunes 3 de enero será importante para la carrera profesional de Arturo Sanhueza Medel. El volante penquista deberá presentarse ese día a las 18 horas en las dependencias del estadio Monumental para cumplir su sueño de ser presentado oficialmente como nuevo refuerzo de Colo Colo para la temporada 2005.

"Estoy muy satisfecho", reconocía el volante luego de firmar su préstamo en las oficinas de Expresos Viña ante la presencia de Jorge Barrera, gerente de la empresa Mercom, y Luis Sánchez, presidente de Santiago Wanderers.

En este tipo de negociaciones es muy complicado conocer detalles de las cifras involucradas, pero es casi un hecho que los verdes recibirán una cantidad cercana a los 50 mil dólares, pagaderos en tres cuotas. Sin embargo, eso no es todo: Para ser prestado a Colo Colo, Sanhueza debió extender en doce meses su relación con el decano (hasta diciembre del 2006), pese a que ayer mismo Sánchez Cruz firmó un pre-contrato con la empresa Mercom (filial en Chile del conglomerado mexicano Pegaso) para la venta del volante al Atlante de México en diciembre del 2005.

"Es un paso adelante. Llego a un club grande y en donde buscaré ganarme la camiseta de titular", aseguró Sanhueza, mientras se daba un tiempo para agradecer el cariño de los hinchas: "Espero que todos sepan que mientras defendí la camiseta wanderina me entregué en un cien por ciento. Tengo muchos recuerdos lindos y que van a marcar mi carrera".

Para Sanhueza es un sueño que se hace realidad.

ÚLTIMO CAPÍTULO

El préstamo del mediocampista a Colo Colo fue una verdadera telenovela. Un culebrón que vivió ayer su último capítulo en distintos escenarios de Valparaíso y Viña del Mar.

Tal como lo había anticipado durante el fin de semana el propio volante caturro, muy temprano debía arribar al Puerto el empresario Jorge Barrera con los dineros aportados por Mercom a Colo Colo para llevarlo hasta Pedreros.

Y así fue. Barrera llegó hasta la sede de calle Independencia, en donde ya es un viejo conocido e incluso calificado por la mayoría de los funcionarios como un "tipo simpático". Hasta ahí, todo bastante bien: Tras tres temporadas en el Puerto, Sanhueza definitivamente cumpliría su sueño de volver a vestir la camiseta alba tras su desilusionante paso por el Monumental en el 2000, temporada que finalizó jugando y descendiendo con el Everton que conducía Jorge Aravena.

Todo iba bien, e incluso el propio Luis Sánchez había llegado temprano hasta la casona que alberga al decano para cerrar el acuerdo. Ello, hasta el momento en que el empesario abrió su maletín y comenzó a sacar varios cheques para completar la suma cercana a los 50 mil dólares. Los rostros rápidamente se desencajaron e incluso más de alguien aseguró que "todo se había venido abajo".

Luego vinieron las conversaciones entre el mandamás porteño y el gerente de Mercom, mientras cerca de las secretarias del club se rompían algunos papeles demostrando que la telenovela debería extenderse algunos capítulos más. A eso de las 15.30 horas, también podía confirmarse que el mismo Arturo Sanhueza aún mantenía algunas diferencias económicas con el decano luego que había extendido su contrato con el verde por doce meses para optar al préstamo.

De pronto, Barrera tomó su auto y se embarcó en dirección a Viña del Mar. Iba a visitar a la dirigencia de Everton, mientras en calle Independencia Sánchez Cruz seguía encerrado en su oficina, aunque en un momento de la tarde abandonó el lugar para volver a reunirse con el empresario, esta vez en la Ciudad Jardín.

Visiblemente molesto por la presencia de los medios de comunicación en las afueras de la sede, el timonel caturro se dirigió hasta Expresos Viña acompañado del funcionario Carlos Pérez. Allí, las oficinas autobuseras trajeron la inspiración a la cita, llegando así a un acuerdo definitivo.

Fue el comienzo del fin de una telenovela que se extendió más de lo aconsejable. Los últimos minutos fueron para Arturo Sanhueza, quien si no es traspasado a finales del 2005 al Atlante, deberá recibir en Valparaíso el mismo sueldo que desde el próximo lunes percibirá en Colo Colo.

"Quedé contento porque desde hace bastante tiempo que buscaba este cambio. En Wanderers había cumplido un ciclo importante. Viví muchas cosas y estoy agradecido, pero necesitaba nuevos horizontes y motivaciones. Siento que era el momento indicado para cambiar de institución y espero que los hinchas así lo entiendan", sentenció el volante.

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto