Usted está en : Portada : Ciudades Martes 22 de febrero de 2005

Jovenes con problemas al corazón

Consumo de cigarrillo y droga marcan la tendencia de infartos y patologías terminales.

CONSUELO ARGANDOÑA

MANUEL VERA.- Este joven de 20 años fue recientemente intervenido en el hospital Gustavo Fricke, debido a un problema al corazón.

LINEA DE TIEMPO

El primer lugar de lista de espera nacional la tiene Eugenia Zavalla de 37 años, que necesita con urgencia un corazón por una miocardiopatía reestrictiva que la afecta hace nueve años. Su estado es estable, pero su caso requiere de un transplante urgente.

"Me contaron que ayer (domingo) hubo posibilidades de un corazón, pero al parecer no fue compatible. Tendré que seguir esperando por mi corazón, pero estoy segura que está por ahí", dijo la joven mujer, que si encuentra un donante se transformará en el tercer transplante efectuada en la unidad de cirugía cardiovascular del hospital viñamarino durante este año.

 

 

 

 

FACTORES DE RIESGO

 

- Malos hábitos alimenticios.

- Consumo de cigarrillo.

- Sedentarismo.

- Estrés.

- Colesterol alto.

- Hipertensión.

- Consumo de sustancias ilícitas como la cocaína.

 

RECOMENDACIONES

 

- Buena calidad de vida.

- Alimentación saludable.

- Dejar el consumo de cigarro.

- Alejar las drogas.

- Realizar ejercicio a diario.

 

 

Transplantes en el Fricke

22 de noviembre 2004

 

La joven de 20 años, Dalliana Llanos es sometida a un transplante por una miocardiopatía post parto que se le produjo luego de su embarazo. Procedente de Linares, la muchacha tuvo una operación y recuperación exitosa.

 

29 de diciembre 2004

 

Producto de una miocardiopatía dilatada, Eduardo Fuenzalida, de 27 años, fue sometido a un exitoso transplante que permitió su recuperación. Luego de la cirugía pudo volver a su hogar en Santiago.

 

21 de enero 2005

 

Ivar Bernales de 56 años, es sometido a un urgente transplante de corazón por una cardiopatía coronaria terminal adquirida. También de Santiago, el paciente se recupera satisfactoriamente.

 

8 de febrero 2005

 

Desde Concepción, José Contreras de 49 años fue trasladado al hospital Fricke producto también de una cardiopatía coronaria terminal. Su transplante fue exitoso y ahora se recupera en el recinto asistencial.

La principal enfermedad de los adultos de entre 50 y 60 años. Cirugías, By pass e incluso transplantes, son los alivios que se han encontrado para una de las patologías que representa más muerte en Chile. Pero eso se pensaba, se postulaba y ahora cambia, pues el segmento etáreo y de edades que sufren las llamadas "dolencias al corazón" ha bajado a los 40, 30 e incluso 20 años, retratando la realidad que personalmente se desconoce porque tanto usted como yo podemos estar desarrollando una patología cardíaca sin sospechar que quizás ese dolor profundo en el pecho no es amor, sino un órgano dañado que, ante el ejercicio físico o el esfuerzo, presenta molestias.

Así ocurrió con Manuel Vera de 20 años quien ahora permanece internado en la unidad de cirugía cardiovascular del hospital Gustavo Fricke luego de una cirugía cardíaca que le permitirá continuar viviendo y de buena manera, sin los desmayos que antes le aquejaban cuando sufría de fiebre. "Me dijeron que tenía que operarme ahora porque sino podía darme un pre-infarto y salió todo bien, pero tuve que volver al hospital porque me saqué una costra y se me infectó la herida", explicó el joven.

 

ENFERMEDAD SILENCIOSA

 

Procedente de Horcón y con las ansias de seguir estudiando electricidad, especialidad que terminó en el liceo Luis Orione de Quintero, Manuel cuenta que nunca tuvo síntomas evidentes de su afección al corazón, pero que de pronto venían los desmayos, aunque no eran muy frecuentes "pues tenía un agujero en el corazón".

Una dolencia que aunque es congénita, se une al preocupante aumento de enfermedades cardíacas en jovenes y adultos-jovenes que según el doctor Carlos Astudillo, cardiólogo del hospital Van Buren, está representando del 10 al 20 por ciento de las consultas. "No tengo estadísticas, pero antes la población menor de 40 años que consultaba por el corazón era mínima. Ahora ha aumentado en jovenes incluso de 20 años y eso es preocupante", afirma el médico.

Quizás las únicas dolencias que se conocían y que también ahora han aumentado son las enfermedades genéticas como la miocardiopatía hipertrófica, en la cual -según el médico- las personas no saben que son enfermas del corazón y se ven presuntamente sanas, pero tienen un órgano muy grueso que predispone arritmia y que puede aparecer por primera vez como un paro cardíaco de causa inesperada, como ha sucedido con deportistas o jóvenes que han muerto realizando educación física.

 

CONSUMO

 

"La mayoría de los jovenes se creen sanos pero en un chequeo puede aparecer una hipertensión. Tampoco el cigarrillo se toma en cuenta como una enfermedad al corazón, pero la gente que fuma se está dañando las arterias aunque no lo sienta", sentenció el cardiólogo que explica que sus principales consultas derivan por obesidad y colesterol alto.

Sin embargo, recalca que las enfermedades coronarias se están presentado por los malos hábitos alimenticios de los jóvenes y el aumento en el consumo de cigarrillo, pues personas a muy corta edad (entre 12 y 14 años) están comenzando a fumar. Otras de las repercusiones para el corazón es el estrés en los adultos-jovenes que han aumentado las consultas por los famosos dolores en el pecho.

Sin embargo, recalca que es el consumo de cocaína el que ha dado lugar a las principales patologías cardíacas, un fenómeno que hasta entonces no se presentaba.

 

TRANSPLANTES

 

Según el doctor Oneglio Pedemonte, cirujano del hospital Gustavo Fricke, cuando llega un infartado de urgencia tan joven inmediatamente se está pensando en el consumo de sustancias ilícitas, especialmente cocaína.

"El adulto joven está adquiriendo enfermedades coronarias que propenden a muerte súbita, infarto o a una cardiopatía terminal que incluso, ahora está derivando a transplante", explicó Pedemonte.

Como también expresa el cirujano cardiovascular Andrés Vera, este tipo de enfermedades todavía no se ha podido cuantificar, pues es un fenómeno reciente que ya está siendo materia de consulta hasta de pediatras, pues aunque antes hayan existido, ni los infartos ni transplantes a los jovenes eran tan frecuente como en los últimos años.

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto