Usted está en : Portada : Ciudades Viernes 14 de octubre de 2005

Cuando la vida y el trabajo son un juego
 

A los 12 años de edad, Duncan Mac Vicar (actualmente 25 años) descubrió la pasión por el computador gracias a los videojuegos y desde entonces la informática pasó a formar parte importante de su vida.

Convencido de que lo suyo eran los "tarros" ingresó a la Pontificia Universidad Católica de Chile a estudiar Ingeniería Civil Industrial en Computación y fue ese mismo entusiasmo por la informática lo que lo motivó a crear en diciembre del 2001 un sistema de mensajería instantánea, tal como se conoce en el ambiente de Windows, pero en Linux, y que se denomina "Kopete".

Mensajería abierta

 

"Uno de los pocos programas que había para Linux para utilizar ICQ dejó de funcionar debido a que ICQ cambió el protocolo. Entonces empecé a escribir mi propio reemplazo", acota este profesional que hace poco más de dos meses emigró a Alemania, específicamente a Nürenberg, para trabajar en la empresa Novell como ingeniero de Software en SUSE Linux y, de paso, cumplir su sueño de conquistar nuevos horizontes.

En términos sencillos, dice que su creación presta a los usuarios la misma utilidad que el popular Messenger, pero en el ambiente Linux, y agrega que "el sistema no está limitado sólo a conectarse a las redes Microsoft, sino que permite tener contactos en MSN, ICQ, Jabber, GoogleTalk, Skype, AmericaOnline, Yahoo, Groupwise, entre otros. Por ende, es una aplicación mucho más grande y compleja. Junto con Gaim es la aplicación más popular de mensajería para Linux y está presente en cualquier versión de Linux que incluya KDE, que es el escritorio para el cual Kopete está integrado" y cuyos programas siempre se nombran con K".

Y si de diferencias se trata, una mención especial merece el nombre que este cibercreador le dio a su sistema de mensajería. "Cuando empecé Kopete necesitaba un nombre temporal, y al tener una piscola al lado pensé en Kopete, porque además los programas siempre se nombran con K", confidenció.

Expectativas

 

A pesar de que Duncan es el creador de "Kopete", siente que el éxito del sistema en el cual trabajó solo hasta la primera versión funcional, hoy se debe a que "hay un equipo bastante grande de hackers de varias partes del mundo que contribuye con Kopete".

Con la misma sencillez, advierte que su sueño no es "el poder, ni el status, ni estar sentado de corbata en un sillón enorme. Si algún día sucede, será una nueva experiencia nomás. Sí me preocupa hacer siempre lo que me gusta, que es investigar, crear herramientas, tecnología y contribuir con mi punto de vista hasta resolver un problema".

Juego

 

Según Duncan no existe mejor recompensa en el mundo que "levantarme en las mañanas sintiendo que voy a jugar y no a trabajar, y al mismo tiempo saber que estoy agregando valor a una compañía, trabajando con compañeros que son los mejores en su área, sin importar si llegan a trabajar con el pelo verde y chalas. Si algún día me encuentro haciendo algo que no disfruto, entonces será tiempo para pensar y tomar un nuevo rumbo", concluye este informático y promotor del ambiente Opensource.

 

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto