Usted está en : Portada : Ciudades Miércoles 2 de noviembre de 2005

En la ruta de Charles Darwin
 

Expedición unirá Quillota y Quintero por los mismos senderos que visitó el notable científico en 1834.

claudio abarca

encantado.- En 1834, el naturalista inglés Charles Darwin quedó maravillado por el valle de Quillota, donde "el golpe de vista es admirable", según relató en "Mi viaje alrededor del mundo".

 

Objetivos de la expedición

Varios son los objetivos de la iniciativa: realizar análisis comparativos entre ambas expediciones tras 171 años de diferencia; abrir una ruta turístico-ecológica para la creación de microempresas; emular el trayecto seguido por Darwin y diseñar una gran ruta de la V Región que contemple Valparaíso, Quintero, Quillota, San Felipe y Los Andes; fortalecer las relaciones entre las comunas vecinas, especialmente los sectores rurales; motivar e incentivar el cuidado del medio ambiente; potenciar el turismo cultural-ecológico, observando las bellezas naturales en su estado original; y valorizar y destacar a nuestro hombre de campo, el huaso chileno.

 

Polémica teoría

Darwin (1809-1882) es uno de los más grandes geólogos naturalistas de la historia. Escribió varios libros científicos, entre los cuales su obra cumbre es "El origen de las especies" (1859). Uno de los científicos más influyentes de los tiempos modernos, su Teoría de la Evolución de las Especies establece un antes y un después en la historia de la ciencia. Es él quien introduce los conceptos de evolución y selección natural, según los cuales los miembros jóvenes de cada especie compiten entre sí por los escasos alimentos disponibles, permitiendo la supervivencia de los más fuertes. Esta teoría despertó inicialmente el rechazo de la comunidad científica británica y del mundo religioso, que interpretó como una herejía considerar al hombre una especie animal más.

Una vez egresado de la Universidad de Cambridge, el célebre naturalista inglés Charles Darwin participó en una expedición científica alrededor del mundo a bordo del "Beagle", embarcación que entre 1831 y 1836 completó el estudio topográfico de los territorios de la Patagonia y Tierra del Fuego, hizo el trazado de las costas de Chile y Perú y de algunas islas del Pacífico (Tahiti), y realizó una serie de medidas cronométricas alrededor del mundo.

En Chile, entre 1832 y 1834, Darwin visitó Tierra del Fuego, Chiloé, Valdivia, Concepción, Santiago, Valparaíso, Chile Central, Coquimbo, Copiapó e Iquique (ciudad peruana a la sazón); se internó en la Cordillera de los Andes y describió magistralmente y en forma amena al Chile de la época, su gente, paisaje, suelo, flora y fauna.

Llegada la expedición a Valparaíso, donde el "Beagle" se quedó dos meses para someterse a reparaciones y dar descanso a la tripulación, Darwin y el dibujante Conrad Martens decidieron explorar la zona. En su libro "Mi viaje alrededor del mundo", publicado en 1845, Darwin dice: "Voy a estudiar la geología de la base de Los Andes, única parte de estas montañas que en la actual época del año no está cubierta por las nieves del invierno. Durante todo el día nos dirigimos hacia el norte a lo largo de la costa. Llegamos muy tarde a Quintero, propiedad que perteneció en otro tiempo (1822) a Lord Cochrane" (14 de agosto).

El científico británico visitó las grandes capas de conchas situadas a pocos metros sobre el nivel del mar y, al día siguiente, se dirigió al valle de Quillota. "El país es muy agradable... hay grandes prados de aterciopelados verdes, separados por valles que serpentean arroyos. En Valle Alegre, tenemos que atravesar la cresta del Chilicauquén. En su base encontramos magníficos árboles de hoja perenne, pero que no crecen más que en las quebradas donde hay agua corriente... al llegar a la cumbre de la sierra se abre a nuestros pies el Valle de Quillota. El golpe de vista es admirable. Es este valle ancho y llano, lo cual facilita el riego por todas partes. Los jardincitos cuadrados están llenos de naranjos, olivos y legumbres de todas clases" (15 de agosto). Culmina su relato diciendo: "Atravesamos el valle para dirigirnos hacia la Hacienda San Isidro (actual Escuela de Caballería de Quillota), situada al pie del monte La Campana".

conmemoración

Tal encantamiento es el que espera repetir la expedición que repetirán la ruta seguida por Darwin.

Será una forma de celebrar un nuevo aniversario de Quintero, el motivo de esta iniciativa, organizada por el Museo de Historia y Arqueología de esa comuna para los días 23 y 24 de este mes.

A diferencia de 1834, la ruta será hecha esta vez en sentido inverso, pues partirá en Quillota y culminará en la ciudad costera, fundada el 24 de noviembre de 1865.

La actividad también servirá para conmemorar los 288 años de Quillota, fundada el 11 de noviembre de 1717, y los 102 años de la fundación de la Escuela de Caballería de esa ciudad, acontecida el 18 de noviembre de 1903.

En la iniciativa, colaboran el Museo Histórico Arqueológico de Quillota, el Museo del Arma de Caballería Blindada y el Museo Histórico de La Cruz.

El recorrido será hecho por cinco profesionales, cinco representantes de la Escuela de Caballería de Quillota, dos suboficiales guías, representantes de los tres museos restantes y un camarógrafo, entre otros. Tres personas vestirán como Charles Darwin y los dos acompañantes de éste, el dibujante Conrad Martens y el huaso Mariano González.

TRAYECTO

El trayecto será recorrido a caballo y comenzará en la Escuela de Caballería de Quillota (Hacienda San Isidro), desde el Gomero de Darwin, árbol que cobijó al naturalista y que puede amparar bajo su fronda a más de 120 caballares.

Se continuará el viaje hacia el centro de Quillota, de ahí a la localidad de El Grillo (Primera Base), donde se preparará la expedición para ascender por la Quebrada del Ají hacia El Alto del Francés, 900 metros sobre el nivel del mar aproximadamente, donde se hará una detención para que los profesionales hagan sus análisis, independiente de los que vayan surgiendo en la ruta.

Se atravesará el Paso de Las Mulas (antiguo paso colonial y prehispánico), bajando por Chilicauquén, para llegar al Fundo El Álamo (Segunda Base), donde será hecha una disertación sobre el viaje por los profesionales y un historiador a las autoridades civiles, culturales y militares invitadas. Para los expedicionarios, se realizará un asado campestre de camaradería, al atardecer del 23 de noviembre.

En la mañana del 24, se reiniciará la marcha hacia el poblado de Valle Alegre. Se cruzará la carretera F-30 E, camino Concón-Ventanas, se proseguirá por un fundo particular, en forma paralela e inmediata a la carretera hasta la línea férrea, tomando el antiguo camino a Quintero por el sector de Loncura, hasta el sector del Bosque Las Petras (Santuario de la Naturaleza), Base Tres, último descanso antes de entrar hacia el centro de la ciudad, hasta la Municipalidad de Quintero, donde se hará un acto masivo con la comunidad de celebración de los 140 años.

REGISTRO

El recorrido servirá para hacer indagaciones o estudios básicos en materias geológicas, botánicas, arqueológicas, ecológicas, históricas y turísticas. La idea es hacer un análisis comparativo entre los datos que se recogerán y los que consiguió Darwin. Con esos antecedentes, se escribirá un libro, además de relatos de la expedición, los que serán entregados a las bibliotecas públicas de las comunas de Quintero, Quillota y Puchuncaví, y a la Biblioteca Nacional de Chile.

Se realizará también un video que registrará la expedición.

El material servirá de apoyo para potenciar e incentivar la creación de una industria turístico-ecológica.

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto