Usted está en : Portada : Vía Libre Martes 31 de enero de 2006

Actriz liderará Cultura
 

Figura de teatro, cine y TV será la sucesora de Weinstein en CNCA, con sede en Valparaíso.

marcelo macellari

NUEVA MINISTRA.- Paulina Urrutia es actriz y profesora de Actuación. Actualmente es miembro del consejo asesor del Sindicato de Actores (Sidarte).

Medidas culturales del nuevo gobierno

En el programa cultural de Michelle Bachelet figuran cinco medidas en cuyo cumplimiento deberá trabajar la futura ministra. Ellos son: intervención en el Teatro Municipal de Santiago, inyectando mayores recursos y mejorando la gestión; creación de un Instituto del Patrimonio, organismo que se encargará de velar por el patrimonio nacional, funciones que hoy se encuentran repartidas entre varias instituciones; Servicio País para agentes culturales; y un Plan Nacional de Turismo Cultural, que favorezca la valoración de los sitios patrimoniales, especialmente de los declarados o postulados a la lista de Unesco.

 

Durante las últimas semanas se barajaron varios candidatos para encabezar la institucionalidad cultural. Entre ellos, Clara Budnik (directora de la Dibam), Nivia Palma (gerente de la Cámara Chilena del Libro y por años secretaria ejecutiva del Fondart) y Arturo Navarro (director del Centro Cultural Estación Mapocho). Sin embargo, sorpresivamente, la presidenta electa Michelle Bachelet anunció ayer que la actriz Paulina Urrutia (indepediente) sucederá a José Weinstein, asumiendo como presidenta del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), con rango de ministra. Así, esta figura del mundo artístico se convirtió en una de las diez mujeres del gabinete paritario propuesto por Bachelet y deberá trabajar en la sede del consejo ubicada en Valparaíso.

dirigenta sindical

Paulina Urrutia es actriz egresada de la Universidad Católica y profesora de Actuación. Ha desarrollado una destacada carrera en teatro, cine y televisión, así como también en el ámbito gremial, como dirigenta del Sindicato de Actores (Sidarte), donde actualmente figura como miembro del consejo asesor. Además, integra el directorio del CNCA, junto a Arturo Navarro, Santiago Shuster, Drina Rendic y Humberto Giannini.

En agosto de 2002, encabezó -junto a actores, directores de teatro, dramaturgos y otras figuras del ámbito cultural- una marcha al Congreso Nacional, con el objeto de presionar a los senadores para que aprobaran la tramitación de la Ley sobre Institucionalidad Cultural, luego de que la falta de quórum hiciera que en julio de ese año fracasara el proceso.

TRAYECTORIA ACTORAL

La actriz debutó en la pantalla chica como protagonista de la miniserie "Sor Teresa de Los Andes" (1989), a la cual le siguieron las teleseries "Volver a empezar", "Trampas y caretas" y "Jaque mate", todas en TVN.

En 1994 emigró a Canal 13, donde trabajó en producciones como "Champaña", "El amor está de moda", "Fuera de control", "Sabor a ti" y "Piel canela". Tras un breve paso por la red estatal, "Puertas adentro" (2003), volvió a la estación católica, donde hoy forma parte del elenco de "Gatas & tuercas", donde interpreta a Brenda Lillo, una mujer humilde que cambia de roles con su jefa (Maricarmen Arrigorriaga).

Respecto a su labor teatral, integró en los 90, junto a Alfredo Castro, el colectivo Teatro de la Memoria, que marcó un periodo de exploración de nuevos lenguajes a través de la Trilogía Testimonial de Chile ("La manzana de Adán", "Historias de la sangre" y "Los días tuertos"). También ha destacado en los montajes "Cinema Utoppia", "Tus deseos en fragmentos" y "Devastados", mientras que su carrera cinematográfica considera papeles en las cintas "Johnny cien pesos" (1993), "No tan lejos de Andrómeda" (1999) y "Cachimba" (2004).

Ha recibido numerosas distinciones en su carrera artística. Entre ellas, los Premios APES y Altazor a la Mejor Actriz de Teatro (2002, obra "Devastados"); el Premio APES a la Mejor Actriz de Cine (1993, película "Johnny cien pesos") y Mejor Actriz de Televisión (1990, teleserie "Volver a empezar"); y el Premio Altazor a la Mejor Actriz de Televisión (2000, teleserie "Fuera del control").

POLÍTICA CULTURAL

En el Programa de Gobierno de Michelle Bachelet hay tres páginas dedicadas al ítem cultura, donde expone su visión del concepto como un medio de expresión de la identidad de los chilenos y algunas medidas a tomar en este ámbito. Bachelet advierte que avanzará hacia una política cultural de Estado que trascienda al gobierno de turno, pues la creación del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA) implica una política autónoma; no se trata de un ministerio propiamente tal, sino una institución colegiada cuyo directorio se renueva independientemente de los cambios de gobierno.

Por lo tanto, en materia de institucionalidad cultural, se irá José Weinstein, actual presidente del consejo con rango de ministro, pero no los integrantes de los consejos nacionales y regionales con los que se fueron definiendo las políticas.

El programa cultural de Michelle Bachelet es bastante continuista. Si bien en su elaboración participaron gremios de artistas, creadores independientes y especialistas de la Fundación Chile 21 que entregaron documentos con propuestas, lo que más se lee cuando se revisa este programa son las ideas recogidas en el texto "Chile quiere más cultura" que publicó el CNCA hace casi un año.

Allí se establecía que para el 2010, el país debiese tener una biblioteca pública en cada comuna y un centro cultural cada 50 mil habitantes.

La creación de una Cineteca Nacional es también una posta que le entrega este gobierno con su sede en el recién inaugurado Centro Cultural La Moneda.

Michelle Bachelet incluye estos proyectos y promete perfeccionar otros como los fondos concursables para televisión y el mismo Fondart.

 

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto