Usted está en : Portada : Deportes Viernes 28 de abril de 2006

La ilusión de Michael Silva
 

Con 18 años, será mañana la esperanza de gol ante la UC en San Carlos de Apoquindo.

juan carlos moreno

Michael Silva desafiará mañana a la defensa de la UC en San Carlos de Apoquindo.

Cruzados se quedan sin Jorge Ormeño

Jorge Ormeño fue titular ayer vistiendo los colores de la Selección Chilena ante Nueva Zelanda en el "Nicolás Chahuán", de La Calera. Por ello, y apostando a la evidente riqueza que posee el plantel universitario, el técnico Jorge Pellicer se dará el lujo de no incorporar al volante Jorge Ormeño para recibir a Santiago Wanderers mañana en San Carlos de Apoquindo.

Así, lo más probable es que los cruzados presenten ante los caturros a José María Buljubasich en la portería; Jaime Rubilar (Claudio Muñoz), Mauricio Zenteno y Francisco Imboden en defensa; José Pedro Fuenzalida (Nicolás Núñez), Alejandro Osorio, Francisco Arrué, Eros Pérez y Darío Conca en el mediocampo; dejando a Eduardo Rubio y Luis Ignacio Quinteros en la delantera.

Y eso que Ormeño no va.

 

Michael Silva cumplió los 18 años el pasado 12 de marzo y lo festejó con una fiesta familiar. Nacido futbolísticamente en la cancha de Aguas Buenas en Placilla defendiendo los colores del Unión Central, llegó a Santiago Wanderers cuando apenas tenía siete años para probarse en la desaparecida cantera de San Roque ante la atenta mirada del histórico Juan "Tanque" Álvarez.

De inmediato quienes lo observaron se sorprendieron por la capacidad del pequeño para desequilibrar en las áreas rivales. Goleador en todas las categorías cadetes, el año 2004 fue ascendido al primer equipo por Yuri Fernández, siendo el mismo entrenador quien dispuso el 30 de junio de esa temporada su debut en una fría noche en el Valle del Aconcagua frente a Unión San Felipe, en dupla con el experimentado Pascual de Gregorio.

El tiempo pasó rápido y hoy con 18 años, Michael Silva asegura estar listo para asumir mayores responsabilidades. Reconoce estar ansioso, más aún tras confirmarse que mañana junto al paraguayo Osvaldo Moreno tendrá la tarea de encabezar el ataque porteño ante Universidad Católica en San Carlos de Apoquindo.

"Estoy listo", advierte de entrada, mostrando una enorme seguridad en sus condiciones: "Me siento contento por poder jugar, pero también sé que debo responder a la confianza del técnico y entregarme por entero".

LA OPORTUNIDAD

El placillano no ha tenido mayores posibilidades en el actual equipo de Santiago Wanderers y por ello es que el duelo de mañana ante Universidad Católica es una gran oportunidad, más aún cuando los noventa minutos en San Carlos de Apoquindo serán emitidos a todo el país por la señal del CDF.

"Es mi gran oportunidad y no quiero desaprovecharla. Yo sabía que este momento iba a llegar y no quiero fallar", agrega el joven, quien de todas formas reconoce que "con Osvaldo (Moreno) nos falta para complementarnos bien, pero hemos conversado luego de los entrenamientos y espero que funcionemos de una manera correcta".

Respecto del duelo ante los cruzados, Silva es honesto y admite que "será complicadísimo", más aún con las ocho bajas que presenta el plantel debido a lesiones y suspensiones.

"Lo bueno es que tenemos muchas ganas y eso nos puede permitir superar cualquier dificultad futbolística que tengamos", insistió, mientras asegura que "la clave es la concentración. Universidad Católica es un gran equipo, conformado pensando en la Copa Libertadores, pero a esta altura todos saben que en Chile no existen los cuadros imbatibles".

Es la ilusión de Michael Silva. Un muchacho placillano que con apenas siete años llegó a Santiago Wanderers para probarse y que mañana tendrá en la cancha del estadio San Carlos de Apoquindo su gran oportunidad de demostrar que es la nueva carta caturra nacida en la siempre generosa cantera porteña.

 

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto