Usted está en : Portada : Reportajes Domingo 24 de septiembre de 2006

Solo con sus personajes

Por Mario Rodríguez Ordenes

En un movido "11" de septiembre Carlos Tromben conversó sobre su más reciente novela "Karma" (Editorial Planeta, 2006). Mientras en el centro capitalino se producían graves incidentes, la entrevista se realizó en el restaurante Off The Record, donde iba a ser entrevistado para un programa televisivo. "Me muevo mucho entre Valparaíso y Santiago. En realidad, soy porteño por adopción, ya que mi familia era del barrio Recoleta de Santiago, pero por razones profesionales -mi padre es marino- nos tuvimos que asentar en el puerto", precisa mientas apura un vaso de cerveza. "Mis años decisivos en mi formación los viví en Valparaíso. Estudié en el Colegio Francés, actualmente Alianza Francesa, que en esos años quedaba cercano a la Quinta Vergara".

 

LA NOVELA

 

"Karma" cuenta la historia de tres vidas que se entrelazan. Satoshi, el inmigrante japonés llegado a Valparaíso a comienzos del siglo XX. Martín, que reniega de su vida pasada y Sofía, una enfermera voluntaria en plena guerra de Croacia. Una mujer que lo ha visto todo.

 

- ¿Qué continuidad tiene "Karma" con "Poderes Fácticos"?

"Ninguna. En "Karma" hay un viraje hacia una historia de índole familiar. Es una novela ambiciosa, con rasgos costumbristas, un "fresco" histórico".

 

- Martín, uno de los personajes, tiene mucho de su biografía…

"Ciertamente. Compartimos una profesión y tenemos un vínculo generacional".

 

- ¿Cómo fue el proceso de elaboración de "Karma"?

"Fue un proceso relativamente rápido y me sentí muy incentivado por la ciudad. Recuerde que mi familia es de ascendencia italiana y hay mucho de la vida de los migrantes en este relato".

 

CIUDAD ESTIMULANTE

 

- ¿Le costó sacar la copia definitiva?

"Tres horas diarias frente a un computador. Siempre de noche y todos los días. Valparaíso es un lugar estimulante para un escritor".

 

- En este relato usted ha reconocido la influencia de "Amores Perros"…

"Para mí fue un filme marcador. Me atrajo ese dispositivo que permite unir diversas historias a través del azar. En realidad, Mario, nuestros encuentros y desencuentros en la vida son generalmente fortuitos. Incluso esta conversación. Además, en "Amores Perros" es nítida la vida de la gran urbe en que se aprecia la soledad de la persona".

 

- Algo que todavía no se da en Valparaíso…

"Por cierto. Valparaíso no alcanza ese ritmo de vida vertiginosa, aunque el eje Valparaíso - Viña del Mar - Quilpué cada vez más se parece al hábitat de las grandes urbes".

 

EL NEGOCIO MÁS RIESGOSO

 

- Carlos, ¿lo marcó su estadía en París?

"Profundamente. Estuve en París en los años 2000 y 2001. Estudié en la Escuela Superior de Comercio. París es una ciudad eminentemente literaria y la estadía en ella resulta deslumbrante para un escritor".

 

- En París se afianza su interés por la literatura.

"Claramente. La vocación de escritor quedó definida y comencé a escribir "Poderes fácticos".

 

- Ha señalado que escribir novelas es el negocio más riesgoso del mundo.

"Es lo que me parece. Nunca se sabe cómo va a funcionar la novela. En otras expresiones artísticas, como el cine, se le puede ir tomando el pulso al proceso creativo. Se intercambian opiniones. En la novela uno está solo con sus personajes".

 

SOCIEDAD FRAGMENTADA

 

- Un crítico, Antonio Martínez, señala que en su trabajo se puede conocer la verdadera historia de la Unidad Popular, porque sólo la ficción y la literatura son capaces de acercarse a esa realidad…

"Comparto esa aseveración. La ficción y la literatura pueden acercarnos a la complejidad de esos años. Y aprecio que Antonio piense que mi trabajo literario pueda permitir ese conocimiento. Antonio se refiere a "Poderes Fácticos", una novela que apareció cuando se cumplían 30 años del golpe".

 

- El trasfondo de esa novela es histórico.

"Claro. Se trata del relato del crimen de un pintor y su joven pareja. Un hecho ocurrido en Santiago, en julio de 1973. Pero no es exactamente una muestra de la realidad, porque es correcto afirmar que un novelista puede descubrir los rasgos de una época, pero tampoco podemos olvidar que los novelistas, por su oficio, son los más grandes tergiversadores, creadores de mundos".

 

- ¿Lo marcó mucho el "11"?

"Pienso que ningún chileno es ajeno al "11". En mi caso es un tema que ha ido evolucionando. En un momento fue un momento de dolor y pena. Era un niño de siete años que se dio cuenta de que su abuelo, Héctor Reyes Celada, es exonerado de su cargo de rector en un Liceo de Curicó. En ese momento perdí la casona que él habitaba como rector de ese colegio y donde pasaba largas vacaciones… Sentí el dolor de mi abuelo y ese acontecimiento familiar fue para mí la señal de que algo grave había ocurrido en la familia y el país"…

 

- ¿Qué es para usted actualmente el 11?

"Hoy día no estoy de duelo ni triste. He decantado las emociones el torno al 11 de septiembre. Pienso que los conflictos entre los seres humanos tienen un carácter eminentemente territorial. En ese sentido el "11" fue un ajuste de territorios. Una parte importante de "Karma" ocurre en Bosnia, precisamente en una sociedad fragmentada por la territorialidad. La vida transcurre generalmente entre la territorialidad y el amor, que es lo que nos hace humanos".

 

- ¿Visualiza un reencuentro entre los chilenos?

"Veo acercamiento entre los chilenos. Además, hay un cambio generacional. En consecuencia, visiones distintas, más pluralistas. Una sociedad más abierta".

 

EL DETECTIVE PALMA

 

- Sorprende que una persona con la formación de un ingeniero esté tan vinculada a la literatura…

"Mi interés por la literatura es anterior a mi opción profesional. Ya en el Colegio Francés escribía cuentos".

 

- Su padre, Carlos Tromben Corvalán, lo marcó en el ámbito literario…

""Bastante, porque mi padre, además de ser historiador de temas marinos, es un gran contador de historias. En los almuerzos de la casa era habitual que él contara historias que estimulaban nuestra imaginación. Historias vividas por él o que le habían contado".

 

- Valparaíso tiene muchas historias. ¿Ha pensado en novelar algo más reciente? Por ejemplo, algo relacionado con los denominados sicópatas de Viña del Mar…

"Me interesan esos temas, pero de años anteriores. El detective Palma, que he creado y que me sobrevivirá, se mueve entre los años 1938 y los años 70. Ese es mi nicho de trabajo, en lo relacionado con el detective Palma".

 

- Su incursión en la literatura ha sido exitosa. ¿Qué significó para usted haber recibido el premio de la Revista de Libros de El Mercurio?

"Fue una alegría inmensa porque fue un reconocimiento de expertos. Me abrió muchas puertas".

 

- Carlos, ¿qué influencias reconoce en su formación?

"Clave ha sido Jorge Edwards. Incluso participé en un taller que dictó. Pero también me siento deu dor de una larga lista de antecesores: Faulkner, Dos Passos, Hemingway, por ejemplo, fueron decisivos. Incluso, en un principio la prosa de Faulkner fue algo perniciosa".

 

- ¿Por qué?

"Resulta que la prosa de Faulkner hace que uno se entusiasme con la frase larga".

 

- ¿Y en el caso de Hemingway?

"En lo relativo al lenguaje él es genial por la sencillez y sobriedad. La economía de la frase. Escribe lo preciso. También es muy interesante en Hemingway el uso constante del "dato escondido", la omisión significativa".

 

- ¿Cómo es su vida cultural en Valparaíso?

"Muy intensa y gira en torno a la Universidad. Muchas conversaciones con escritores como Marcelo Novoa, Sergio Madrid, Virgilio Rodríguez, en fin".

 

- Patricio Manns está en la zona.

"Claro y lo hemos incorporado a nuestras actividades. Será jurado en un concurso literario que estamos organizando".

 

VALPARAISO, PATRIMONIO…

 

- Del mundo de la cultura, ¿cómo aprecia Valparaíso? ¿Acaso se muere Valparaíso?

"No creo que Valparaíso se muera. ¡En ningún caso! ¡Es una ciudad que tiene mucha vitalidad, mítica. Recientemente fue calificada dentro de las mejores cien ciudades para visitar. Sin embargo, es evidente que tiene que transformarse. Y en ese proceso hay dos fuerzas encontradas".

 

- ¿Cuáles son?

"Es necesaria la reutilización de su patrimonio y por otra parte enfrentar el crecimiento demográfico".

 

- ¿Considera que la zona está un tanto ahogada por la capital?

"No creo que eso sea un problema. Es una excusa que dan los porteños. Si la fuerza de Santiago fuera tan poderosa, ¿cómo explicarse el crecimiento de Temuco en los últimos años"?

 

- ¿Cuál es el tema entonces?

"El tema principal es que los porteños despierten y asuman el futuro como algo que está en sus manos"…

 

- ¿Cómo aprecia que el Ministerio de la Cultura esté en Valparaíso?

"Como algo muy positivo".

 

- Pero, ¿qué beneficios ha traído?

"Es prematuro hablar de beneficios, pero por lo pronto implica que la ciudad afianza su carácter de ciudad mítica. Y está en la ruta de los viajeros de todo el mundo".

 

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto