Usted está en : Portada : Deportes Viernes 12 de enero de 2007

En el corazón de Valparaíso

Elías Figueroa recibió el homenaje a nombre del club en una cita a la que asistió Harold Mayne-Nicholls.

JUAN CARLOS MORENO

Elías Figueroa, el alcalde Aldo Cornejo y Harold Mayne-Nicholls fueron protagonistas de la cita en el museo Lord Cochrane.

 

Era una noche para los hinchas de Santiago Wanderers. Frente a la bahía y acompañados de una brisa que permitía el lucimiento de una decena de banderas verdes, el Decano del fútbol chileno era nombrado Patrimonio Intangible de Valparaíso.

Una jornada que sin duda marcará la centenaria historia de la institución. Minutos de mucha emoción, que tuvieron su momento más trascendental cuando el alcalde Aldo Cornejo hizo entrega de un hermoso cuadro a Elías Figueroa como testimonio de la nueva relación que el club tendrá con la ciudad y sus habitantes.

La familia wanderina se reunió desde temprano en el Museo Lord Cochrane. Un centenar de invitados esperaban con ansias el inicio de la ceremonia, mientras Harold Mayne-Nicholls, nuevo presidente de la ANFP, no dejaba de sorprenderse por el fervor de los asistentes a la cita.

"Para uno que no es wanderino, es increíble lo que el club genera en Valparaíso", explicaba el periodista, al tiempo que era saludado por el abogado Carlos Toro, quien llegó al lugar acompañando al presidente porteño Ernesto Iglesias, único representante del sector autobusero que estuvo en la cita.

En otro sector, Elías Figueroa era solicitado a cada minuto por los hinchas para fotografiarse. Y es que todos querían quedarse con un recuerdo del mejor jugador chileno de todos los tiempos.

"Estoy muy orgulloso de haber participado de esta ceremonia", manifestó el también tres veces mejor jugador de América, asegurando que "este es un gran paso para devolverle el club a la gente del Puerto".

Quien tampoco ocultaba su satisfacción por lo que se estaba viviendo era el alcalde Aldo Cornejo: "Espero que esto sirva para que la institución recupere la mística y mantenga inalterable su raíz con Valparaíso".

FRENTE A FRENTE

La ceremonia en el Museo Lord Cochrane también fue un minuto de conversación entre partidarios de la gestión autobusera en el club y los miembros del Movimiento Restauración Verde. Y ciertamente que el ambiente fue bastante distendido. Saludos, abrazos y risas marcaron las conversaciones entre los asistentes.

Impresionado por las palabras del alcalde Aldo Cornejo durante el discurso, el presidente Ernesto Iglesias aseguró que "vamos a recobrar las confianzas que se extraviaron en el camino", proyectando mejores días para la institución de calle Independencia: "Al escuchar al alcalde y a Elías Figueroa a uno se le pone la 'piel de gallina'. Estoy muy emocionado por lo que estamos viviendo y creo que tenemos un compromiso muy importante con los hinchas".

Otro de los presentes que tampoco podía esconder su emoción era Carlos Bombal, líder del MRV. Y claro que tenía una justificación para ese sentimiento, especialmente porque fue él quien por meses llevó adelante el proyecto que ayer vio la luz.

"Estas son las alegrías que sirven de recompensa para pasar todos los momentos difíciles que hemos vivido. Pero uno como wanderino sabe que nada es sencillo", aseguró Bombal, mientras era felicitado por su hermano Pedro, miembro de la Comisión Fondo del Deporte.

Para Carlos Bombal, el panorama del club es hoy mucho más alentador que hace un par de semanas. "Estamos llegando a acuerdos por el bien de la institución. Era necesario por la responsabilidad que tenemos con todos los hinchas", apuntó.

De esa forma cayó la noche en Cordillera. Entre la brisa marina, bengalas, gritos y aplausos.

Con Santiago Wanderers como Patrimonio Intangible de Valparaíso y el Puerto ahí, mudo testigo de la intensa relación entre los colores verdes y el habitante de los cerros.

 

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto