Usted está en : Portada : Economía Jueves 12 de abril de 2007

Toma forma el Banco del Sur
 

Países sudamericanos aún esperan decisión definitiva de Brasil.

"Nosotros todavía estamos en el infierno", ha dicho Kirchner.

El pasado 21 de febrero, en la ciudad venezolana de Puerto Ordaz, el presidente de ese país, Hugo Chávez, junto a su par argentino, Néstor Kirchner, dieron inicio formal a las conversaciones para constituir el Banco del Sur, una institución que -en palabras del presidente argentino- pretende "generar un instrumento que promueva el financiamiento de inversiones básicas y fundamentales para la integración latinoamericana".

 

otra mentalidad

 

En términos simples, el Banco vendría a hacer frente a la acción de instituciones financieras como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, que han sido criticadas por su presión política y económica hacia países latinoamericanos.

El propio Kirchner agregó que "tiene que ser un banco que tenga características y filosofías diferentes a algunos bancos internacionales, que también han nacido con el sentido de promover inversiones y se convirtieron en verdaderos castigos para los pueblos, ya sea por las políticas que les obligan a implementar a quienes le prestan el dinero; por la política de tasas, de refinanciamiento, de subordinación. (…) son bancos que invaden e intervienen en las decisiones económicas de los países (…) Nosotros todavía estamos en el infierno, tratando de salir de muchas de esas decisiones".

 

dudas en capital

 

Así, la estrategia de ambas naciones ha sido la de sumar a más países sudamericanos, los que poco a poco han comenzado a formar parte de este proyecto. De hecho, hace dos semanas, en Caracas, los ministros de Finanzas de Argentina, Bolivia, Ecuador, Paraguay y Venezuela comenzaron a definir una constitución y a diseñar estrategias. Es que el principal inconveniente, hasta el momento, ha sido establecer los montos que cada país deberá desembolsar para echar a andar la idea.

Venezuela ya ha anunciado que colaborará inicialmente con 600 millones de dólares, a la espera de lo que informen las otras naciones, aunque se ha acordado una cifra cercana a los US$ 7 mil millones.

Sin embargo, el ministro de Finanzas venezolano, Rodrigo Cabezas, declaró luego de la reunión con sus pares de los otros cuatro adherentes, que "hemos avanzado sustancialmente en lo que es el capital suscrito, que hemos acordado en siete mil millones de dólares". Y añadió que las comisiones técnicas "trabajan con ahínco" para que en el marco de la I Cumbre Energética Sudamericana" (16 y 17 de abril en las Islas Margaritas, Venezuela), "los jefes de Estado puedan reafirmar el compromiso con el Banco ".

Lo que sí está claro, es que la intención de Chávez y Kirchner, es que el Banco del Sur entre en funcionamiento a finales de este año o comienzos de 2008, aunque aún esperan la definición final del otro posible pilar: Brasil, que ha expresado que ve "con simpatía", pero que aún "falta negociar mucho" para llevarla a cabo.

 

sin posición

 

Mientras, en Chile, el Gobierno no se ha pronunciado frente a una posible integración al Banco, que de todas formas es analizado por el mundo económico nacional.

Por ejemplo, Hugo Fazio, perteneciente al Centro de Estudios Nacionales de Desarrollo Alternativo (Cenda), comenta que "la política que ha seguido el modelo chileno no ha sido sumarse a las iniciativas progresistas que se desarrollan en la región. No ha tomado posición frente a este Banco, ni tampoco sobre el desarrollo de alianzas energéticas. Si se siguen las declaraciones del canciller Alejandro Foxley, Chile está haciendo una apuesta diferente, colocando al centro su relación con el Asia Pacífico".

Sobre ello, el economista explica que "lo que han planteado es hacer de puente para el entendimiento latinoamericano con el Asia. Eso no es malo, pero para lograrlo, primero se debe generar entendimiento con sus pares en América Latina y en eso el Gobierno ha jugado un papel pobre".

Finalmente, Hugo Fazio explicó que en estos momentos entidades como el FMI "está profundamente desprestigiado por su política, donde es fuertemente responsable de la crisis argentina, a tal punto que tuvo que reconocerlo. Además, el grueso de los países le han cancelado sus compromisos, por lo que su capacidad de presión ya no existe", por lo que facilitaría que más países se unan a la iniciativa.

 

Antagonismo a EE.UU.

 

Una visión distinta tiene el director de la Escuela de Negocios de la UVM, Piero Moltedo, quien explicó que "el proyecto presenta una contradicción en cuanto a si se presta dinero a bajo interés en proyectos no necesariamente rentables, incluso desechados por los otros bancos, existe el alto riesgo de que esta política lleve al banco a la quiebra; y si por el contrario se procede con los resguardos y las tasas de interés normales, no tiene sentido su existencia. En el fondo, este proyecto es parte de una estrategia del Presidente Chávez de antagonismo con Estados Unidos".

 

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto