Usted está en : Portada : Deportes Domingo 3 de junio de 2007

Nace un nuevo Wanderers
 

Reinaldo Sánchez Olivares, Juan Ponce y Ernesto Iglesias fueron expulsados de la institución.

 

La mejor forma de resumir lo ocurrido ayer en la asamblea extraordinaria de socios del club caturro es recurriendo al grito de la barra Los Panzers: "Nace un nuevo Wanderers, todos juntos, sin los Sánchez". Eso fue lo que realmente sucedió.

"Nace un nuevo Wanderers". Esta frase del cántico se hizo realidad cuando por la unanimidad de los 243 socios presentes en el Club Alemán de Valparaíso se determinó aprobar la nueva directiva del club que, por primera vez en 15 años, no contará con ningún representante del gremio autobusero.

"Todos juntos, sin los Sánchez". La segunda parte de la estrofa también se convirtió en un hecho, ya que se decretó la revocación de la condición de socio del ex presidente Reinaldo Sánchez Olivares y también la destitución de su hijo, Reinaldo Sánchez Cruz, como directivo.

Lleno total

Los socios wanderinos llegaron en masa hasta el tradicional recinto de calle Salvador Donoso para dar su opinión respecto a la renuncia de los seis directores autobuseros, la aprobación de la nueva directiva y la solicitud de expulsión de Reinaldo Sánchez Olivares.

En primer término se abordó la situación de los ex presidentes Juan Ponce y Ernesto Iglesias. El cuestionamiento más fuerte contra ellos fue la rebaja de 45 millones de pesos de la deuda de $154 millones que mantenía la Inmobiliaria Santiago Wanderers con la Corporación, la que representó un grave daño patrimonial al club.

Tras leer en detalle esta situación y otras faltas de Ponce e Iglesias, el representante del Fondo del Deporte Profesional, Pedro Bombal, pidió a la asamblea la expulsión del club de los dos ex dirigentes, lo que se aprobó de forma unánime.

Luego se analizó la situación de Ronald Parada, Reinaldo Sánchez Cruz, Domingo Coloma y Francisco Montenegro, quienes habían presentado sus renuncias. Sin embargo, la asamblea no las aceptó y se decidió destituirlos de sus cargos por el abandono de ellos.

la expulsión

Quedaba la situación de Reinaldo Sánchez Olivares. El ambiente claramente era adverso para el ex presidente y eso aumento cuando Pedro Bombal leyó como argumentos la pérdida de tres puntos por el no pago de sueldos en el torneo pasado, las tres demandas presentadas contra Santiago Wanderers y su anuncio público de que pediría la quiebra de la institución. Más unánime que nunca, 243 brazos se alzaron para sellar la salida del ex timonel, que tenía el carné número 26.450 y era socio desde el 5 de mayo de 1976.

Tras la asamblea, el ahora presidente del club (ver recuadro), Carlos Bombal, se mostró "satisfecho" por lo vivido y por la ratificación unánime de los puntos tratados, en especial por la expulsión de Reinaldo Sánchez Olivares. "Vamos a sacar adelante este desafío", aseguró el nuevo timonel.

Sobre las expulsiones de Ponce e Iglesias, se mostró "completamente de acuerdo" porque "actuaron de mala fe firmando un documento a espaldas de todos".

Por su parte, el primer vicepresidente de la institución, Mario Jadue calificó a la jornada como "histórica". Agregó que ahora se podrá trabajar "con tranquilidad". Sobre las expulsiones sostuvo que "la asamblea y el pueblo wanderinos adoptaron una decisión".

Nació un nuevo Wanderers.

 

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto