Usted está en : Portada : Ciudades Sábado 26 de enero de 2008

El triste récord de Valparaíso:

La muerte de Gabriel Lara tras el incendio del cerro La Cruz, revivió una trágica realidad.

Amory Díaz

cronicavalpo@mercuriovalpo.cl

Quince compañías y una brigada componen el Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, cuyos voluntarios siempre están preparados ante el llamado de una emergencia. Con la muerte de Gabriel Lara en el incendio del cerro La Cruz, el pasado 14 de enero, la lista de mártires aumenta a 68, siendo Valparaíso la ciudad con la mayor cantidad de bomberos fallecidos en labores.

La institución bomberil porteña, la más antigua del país, nace el 30 de junio de 1851. A incendios, rescates y un sin fin de siniestros han asistido para salvar la vida de muchos, arriesgando todo en cada una de las salidas. Sin duda que el incendio y explosión de la Barraca Schulze, en 1953, marca un gran precedente de los mártires del Puerto.

36 MUERTOS

Eran las 2.10 de la madrugada de un 1 de enero de 1953, cuando comienza el incendio de la Barraca Shulze, ubicada en avenida Brasil 2069. Lamentablemente y sin permiso de las autoridades, se habían depositado en la bodega del departamento de Caminos que se encontraba en el interior de la barraca, 20 cajones de pólvora, tambores de petróleo, parafina, bencina y toneladas de dinamita, sin que Bomberos pudiera advertir su presencia. La tragedia, que cobró la vida de 36 voluntarios de la institución, se desencadenó al quemarse la pólvora y explotar la dinamita depositada en el lugar.

Según recuerda Felipe Fidele, bombero hace 52 años y secretario de la 6° Compañía, quien en esa fecha aún no entraba a las filas de bombero, "cuando vino la explosión los tambores de bencina saltaban al aire y prendían otros edificios. Una persona civil murió en la calle porque le cayó en barril en la cabeza. En el momento de la explosión es tal el caos, que se te pasan mil cosas por la cabeza. Yo corría y veía como los vidrios caían por todos lados, otras partes se incendiaban, el cielo era rojo, gente quemada caía y había un tremendo calor"

Estos 36 hombres que su sumaron a la lista de 15 bomberos muertos previo al año 1953, es una de las principales causas que, lamentablemente, tiene a Valparaíso con el mayor número de mártires a nivel nacional.

Según Marco Bravo, de la 8° Compañía, otra de las causas que sigue sumando la vida de Bomberos se debe "muchas veces a la complejidad de los incendios, a la estructura de Valparaíso, la fuerte velocidad del viento que hace imposible poder trabajar". Situación que se confirmó hace pocos días.

Producto del fuerte viento en el incendio de calle El Vergel, del cerro La Cruz, Gabriel Lara, bombero de la 4° Compañía, resultó con más del 60% del cuerpo quemado, falleciendo días después.

El voluntariado porteño, que se ha extendido por 157 años, es una labor que implica entrega y sacrificio permanente hacia la comunidad. Según manifestó Miguel Reyes, presidente de la Junta Nacional de Bomberos de Chile, "efectivamente el Cuerpo de Bomberos de Valparaíso es la nómina con más mártires fallecidos en el cumplimiento de sus labores. Ser bombero tiene un costo altísimo porque la vida no se puede evaluar en dinero; las personas exponen su vida a favor de los demás, y eso ya es un hecho destacable".

También agrega ante el gran número de mártires que "la ciudad tiene una topografía muy irregular, con una zona plana muy reducida y el grueso de la población se concentra en los cerros, facilitando que ocurran accidentes con consecuencias fatales". Una opción de vida que se basa en el servicio y el voluntariado de por vida.

 
Arriba  Volver