Usted está en : Portada : Reportajes Domingo 13 de abril de 2008

REPORTAJE: Héroes Olvidados de la Guerra del Pacífico

Alfredo Larreta / alarreta@mercuriovalpo.cl
La oficialidad de la corbeta “Abtao”.
Verdaderos héroes anónimos.
Ricardo Prat Chacón
Carlos Larraín y Larraín.
Una familia desconocida
El regimiento 2º de Línea
Arturo Benavides Santos
Tio junto a sus sobrinos

Téngase presente

www.laguerradelpacifico.cl

El perseverante y tenaz trabajo de tres investigadores históricos, especializados en la Guerra del Pacífico, dio lugar a la edición de un libro de lujo, que incluye retratos de muchos héroes anónimos que tomaron parte en el conflicto, defendiendo el pabellón patrio.

La obra titulada "Retratos. Los héroes olvidados de la Guerra del Pacífico", de los autores Mauricio Pelayo González, Christian Arce Godoy y Eduardo Gardella Brusco, editada por Ril Editores, es un nuevo aporte a lo mucho que se ha escrito acerca de esta conflagración. Pero esta notable producción de 194 páginas ilustradas, se aboca a un tema poco abordado, la del personaje casi anónimo, de muchos hombres que sin tener preparación bélica se incorporaron al Ejército o a la Marina, respondiendo al llamado a las armas.

"Gracias a la colaboración de descendientes y personas que los poseen sólo por el afán de conservarlos para futuras generaciones, hemos tratado de rescatar -dicen los autores- los retratos de aquellos héroes que partieron rumbo al desierto, tierras desconocidas y lejanas en pos de la defensa de la Patria".

Entre los rostros de estos soldados y marinos, aportados por familiares que los atesoran con gran respeto y cariño, se alternan algunos de los héroes ampliamente conocidos por la ciudadanía. Los autores confiesan que con ello han querido "aportar un granito de arena a su recuerdo en estos tiempos en que la cultura de lo desechable impera casi sin contrapeso".

 

A CONTRAPELO DEL OLVIDO

 

Es por eso que al lado de Eduardo Ramírez, desconocido soldado perteneciente al regimiento Buin 1º de Línea, aparece Arturo Prat, el excelso héroe de Iquique, a quien junto con Condell siempre deberemos que nuestro país no sufriera ese 21 de mayo de 1879 el bombardeo de sus puertos ni la posibilidad de haber perdido la guerra,

Algunos de los retratos incluidos carecen completamente de datos. Ni nombre, ni nada, pero los autores los han considerado en la publicación para mostrar esa cara "antes que se pierda definitivamente en la bruma del tiempo".

El material reunido en la obra está conformado tanto por imágenes que dejaron los chilenos que partieron a dicho conflicto bélico, como por aquellas que se realizaron en el mismo frente de batalla y fueron enviadas a sus seres queridos. También se contemplan algunas fotografías tomadas en el momento del regreso. Algunas de las páginas están adornadas con los logotipos de las antiguas casas fotográficas, que complementan el registro.

El libro, con encuadernación de lujo y tapas duras, está divido en diez capítulos, que llevan una explicación cada uno. Como se anticipaba, de ciertos retratados es muy poco lo que se sabe, y en cambio de otros, existe abundante información. Para conciliar, los autores resumieron los textos de estos últimos, de modo de no desmerecer a los otros.

Cuenta además con un apéndice en el que se incluyen imágenes de medallas, condecoraciones y diplomas entregados a los combatientes. En muchas de las fotografías que integran el volumen, como lo apuntan sus autores, se ha visto a los combatientes con sus condecoraciones prendidas en sus pechos, luciéndolas con honor y orgullo. Presentarlas en forma separada ayuda a los lectores a observar sus detalles.

 

HOMBRES, REGIMIENTOS, DEDICATORIAS

 

Entre los capítulos en que se divide la obra, podemos mencionar Los Generales chilenos, La Marina de Chile, Dedicatorias de guerra, Retratos de un ejército vencedor, Los retratos sin nombre, Las familias en la Guerra del Pacífico, Los héroes del Combate de La Concepción, Regimientos chilenos y Los veteranos de la Guerra del Pacifico.

Por ejemplo, el porteño Vicente Zegers Recasens envía una fotografía suya con la siguiente dedicatoria: "Recuerdo a mi amigo y compañero de prisión en el Perú". Fechada en Santiago en 1880, luego de quedar libre al ser canjeado por un prisionero peruano.

El teniente coronel José Echeverría Lazo remite una fotografía a su señora: "A mi querida esposa en prueba de mi cariño y que vea que estoy bueno". Antofagasta, agosto de 1879.

Ismael Concha Osorio a su padre: "Reciba éste como una prueba de amor que le tiene su hijo". Trujillo, abril de 1881.

El talquino Víctor Letelier despacha su retrato con la siguiente dedicatoria: "A mi querida hermana M. Josefa Letelier, le dedico este pequeño recuerdo en manifestación del más sincero cariño que le profesa su hermano". (Por encargo que Víctor me dejó al partir, firmo esta dedicatoria, Constantino Letelier).

De Ricardo Prat, hermano de Arturo: "Un recuerdo a mi querida madre". Valparaíso, octubre 1880.

José Antonio Echeverría: "Al mayor de mis hijos Arturo Santa María, dedica este recuerdo su taita". Noviembre 1885.

De Pedro Pablo Benavides: "Querido papá, perdón para el hijo, la Patria me llama, sólo siento no recibir su bendición antes de morir, pero abrigo la seguridad que me la mandará y rogará al Todopoderoso por su pobre hijo". Septiembre 1879.

La guerra separó a muchos padres de sus hijos, quedando ciertos matrimonios prácticamente solos, al partir a la guerra todos sus hijos varones. Es el caso de la familia Lira. Una fotografía muestra a los cuatro hermanos captados en el frente: Ricardo, Guillermo, Víctor y Francisco Javier Lira Errázuriz.

Otra imagen capta a los hermanos José Antonio, Abel y Federico Aníbal Carretón Silva, fotografiados con su tío Ricardo Silva Arriagada. Pertenecieron al regimiento 2º de Línea. El primero de ellos, José Antonio, murió en la Batalla de Tarapacá.

 

PRESENTACIÓN DE UN BISNIETO

 

El teniente 1º (AB) Víctor Jaime Larraín Zelada, fue quien presentó esta obra en la reciente Feria del libro de Viña del Mar, en su calidad de Miembro de Número de la Academia de Historia Naval y Marítima de Chile y de bisnieto de Carlos Larraín y Larraín, oficial veterano del Regimiento Carabineros de Yungay.

En su presentación, al hablar de los jóvenes que partieron a la guerra, resalta que hoy, muchos de esos muchachos, esposos, novios, padres e hijos cariñosos "reposan olvidados en el desierto árido o en las profundidades del lóbrego océano Pacífico. Muchos de ellos yacen olvidados en perdidas fosas comunes o cementerios en Perú. El llanto de esas madres, de esos hijitos, de esos amores, están también olvidados por el inexorable paso del tiempo, el dolor de esos deudos ya es pasado y los chilenos en una gran mayoría, no conocemos sus vidas, sus vivencias, sus familias, sus historias particulares. A ellos debemos parte importante del territorio de nuestra Patria, las riquezas que de ahí se extraen, el hogar y el futuro de millones de chilenos. Son ellos en definitiva y en verdad, los Héroes Olvidados de la Guerra del Pacifico".

Al referirse a la labor de los autores y la persistente obtención de retratos, sostiene que acrecientan el contenido histórico "cuando vemos que estos trozos de papel fotográfico color sepia, junto a los rostros ahí plasmados, tienen trazado sobre el viejo papel, el sentir de aquellos días de gloria con hermosas dedicatorias a sus seres queridos, sentimientos que descubren a jóvenes comprometidos por una causa noble y que muestra en gran medida el valor del corazón chileno".

Concluye afirmando una idea que fluye de cada una de las páginas de la obra. "Retratos" es, sin lugar a dudas, un libro que presenta los rostros anónimos de nuestros viejos pijes, rotos del campo, las minas y mar chilenos que, aunados por el llamado de Chile, nos legaron la victoria, riquezas y por sobre todo un ejemplo.

 

Los autores

 

Mauricio Pelayo González es investigador histórico y miembro de la Academia de Historia Militar de Chile. Es el creador del primer sitio web de la Guerra del Pacifico en el año 2000, www.laguerradelpacifico.cl

Además es coautor del libro "La Guerra del Pacífico en Imágenes. Testimonios y relatos", así como de artículos relacionados con el conflicto, tanto en Chile como en España.

Eduardo Gardella Brusco. Nació en Valparaíso en 1951, vivió en Villa Alemana hasta los 28 años, cuando por razones de trabajo tuvo que emigrar a Santiago. Sus estudios los realizó en la Scuola Italiana y el Seminario San Rafael de Valparaíso, egresando desde este último en 1969. Estudió Ingeniería Comercial en la Universidad Católica de Valparaíso. Apasionado del tema, ha visitado campos de batalla en el norte y posee algunos interesantes objetos relacionados con la guerra.

Christian Arce Godoy es aficionado a la Historia de Chile y en lo formal, es estudiante universitario. Nació en la Oficina Victoria.

 

La oficialidad de la corbeta “Abtao”.

La oficialidad de la corbeta “Abtao”. De pie tras el cañón, desde la izquierda, ingenieros Pablo Rebolledo y Juan Mery, contador Eleodoro Davenport, guardiamarina Pedro N. Martínez y contador Malcolm Mac-Iver. Fila del centro: apoyado en el cañón, teniente 2º Policarpo Toro; sentado, cirujano Pedro V. O’Ryan; guardiamarinas Luis Artigas y Fernando Gómez. Primera fila sentados: tenientes 2º Carlos Krüg y Leoncio Señoret; comandante capitán de fragata, Aureliano T. Sánchez; guardiamarinas José Luis Silva Lastarria y Patricio Aguayo.

 

Verdaderos héroes anónimos.

Verdaderos héroes anónimos. No hay antecedentes acerca de los dos varones, aunque se estima que la mujer es la cantinera del regimiento Atacama, Filomena Valenzuela.

 

Ricardo Prat Chacón

Ricardo Prat Chacón, uno de los hermanos de Arturo, envía esta foto a su madre. Poco se sabe de este oficial

 

Carlos Larraín y Larraín.

Carlos Larraín y Larraín (izquierda), intercambió sus ropas con un oficial peruano en la ciudad de Tarma, cuando se encontraba prisionero, como una demostración de humor y camaradería entre carcelero y prisionero.

 

Una familia desconocida

Una familia desconocida, en una fotografía rescatada por uno de los autores del libro.

 

El regimiento 2º de Línea

El regimiento 2º de Línea, antecesor del regimiento Maipo de Valparaíso, fotografiado en Lurín, antes de la batalla de Chorrillos y Miraflores.

 

Arturo Benavides Santos

Arturo Benavides Santos, joven veterano de la Guerra del Pacífico, plasmó sus experiencias en el libro: "Seis años de vacaciones".

 

Tio junto a sus sobrinos

Los hermanos José Antonio, Abel y Federico Aníbal Garretón Silva, aparecen con su tío Ricardo Silva Arriagada (sentado).

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto