Usted está en : Portada : Ciudades Domingo 11 de mayo de 2008

Toma en PUCV agrava la crisis universitaria

Una semana crítica -para no decir “negra”- deberá enfrentar el Gobierno Regional (Gore) por la crisis que atraviesa la educación secundaria y universitaria en esta parte del país. A los paros, movilizaciones y marchas, se sumó una nueva acción de “choque”: la toma de siete recintos de un total de veinte pertenecientes a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), incluyendo su casa central. Tras largas reuniones entre los dirigentes de la federación de esta casa de estudios, la asamblea decidió obstaculizar con sillas y mesas los pórticos de algunas de las facultades de la PUCV, en demanda del congelamiento definitivo del valor del pasaje escolar y la modificación del Decreto 45 que regula el precio de este boleto. Frente a esta situación el rector de la Universidad, Alfonso Muga, presentó ayer una denuncia por ocupación en Carabineros con el objeto de “que esta institución vuelva a la normalidad. Son muchos los costos que proceden en este caso producto de esta acción desmedida. Entiendo las demandas de los estudiantes, pero no justifico este tipo de hechos”.

 

PROCEDIMIENTO

La autoridad explicó que “una vez presentada la denuncia en Carabineros, este organismo de orden tendrá que iniciar el procedimiento en la fiscalía de turno. Corresponde entonces que el Tribunal de Garantía dé una solución al respecto”. Agregó que “son siete recintos, de veinte existentes, los que se tomaron los estudiantes. Todos correspondientes al eje del barrio Brasil. Lo más delicado es que se tomaron la casa central, donde funciona la administración de esta universidad”. Sostuvo que “esta toma es un acto a través del cual los estudiantes generan un estado distinto. Una nueva fase. Después de cuatro semanas de paralización, estos jóvenes deciden tomarse una universidad para

encontrar respuestas a sus demandas”. Para el rector de la PUCV, esta acción “daña nuestra imagen como universidad, donde se congregan los valores de diálogo y participación responsable. Vamos a actuar con prudencia y mesura. Espero que esta toma dure sólo lo suficiente como para reiniciar nuestro normal proceso de instrucción”.

 

RECORRIDO

Tras un recorrido por las facultades de las universidades Católica de Valparaíso, de Playa Ancha, de Valparaíso y Federico Santa María, se pudo constatar que sólo la PUCV está tomada. Las demás continúan con sus pórticos abiertos, aunque al interior siguen los paros en las distintas carreras.

Respecto de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, algunos de los voceros de esta toma confirmaron que esta acción de fuerza e invasiva se produjo porque “nos sentimos pasados a llevar. Presentamos un petitorio el que hasta el momento no ha sido respondido. Vamos a llegar hasta las últimas consecuencias con tal de que el Gobierno asuma su responsabilidad con la educación universitaria”, expresó Carlos Ortega, estudiante de Ingeniería Civil Electrónica.

 

PETITORIO

Algunos de los alcances de este petitorio son “el congelamiento de tarifas hasta la derogación del Decreto 45, el cual contiene una clara discriminación en el trato tarifario entre los estudiantes de la Región Metropolitana (33% de la tarifa adulta) y de las demás regiones. Y el rechazo absoluto al pase regional con beneficios (TNE) entregado por el gremio microbusero, el que sólo entrega la posibilidad de ocuparlo los fines de semana y el período estival”.

“Rechazamos de plano una posible subvención a las tarifas escolares que sólo iría en beneficio de los intereses privados, en este caso, de los empresarios microbuseros. Además, planteamos el rechazo absoluto a la condonación de las multas sancionadas por la Inspección del Trabajo a dicho gremio”, precisa el petitorio entregado por la Federación de Estudiantes de la PUCV. Puntualiza el documento: “exigimos evitar la promulgación de la nueva Ley General de Educación (...) Los principios, valores y enunciaciones que asimila esta legislación sobre el rol del Estado en la educación no tienen ningún instrumento jurídico para hacerlos realidad”.

En otro ámbito, fuentes de la Asociación de Empresas Concesionarias del Transporte Público de la

Región de Valparaíso confirmaron que el congelamiento de la tarifa se mantendrá hasta el 15 de mayo, como se había acordado con el Gobierno, “sin embargo, al día siguiente aplicaremos la ley (Decreto 45) y modificaremos el valor del pasaje escolar. Es decir, el 50 por ciento”.

 

SEMANA COMPLICADA

Así las cosas, esta semana será bastante convulsionada para el Gobierno Regional. Por una parte,

intendente Iván de la Maza está preparando las acciones judiciales contra los padres de los 55 menores detenidos por destrozos durante la marcha estudiantil del pasado jueves. Por otra, un recurso de protección presentado por el empresario microbusero Reinaldo Sánchez contra el seremi de Transportes “por persecución y demonización hacia su figura pública”. Además están la confirmación de los concesionarios del TMV (o Transvalparaíso) respecto del alza del pasaje escolar para el 16 de mayo y la convocatoria a movilización hecha por las federaciones de las

universidades tradicionales de Valparaíso a efectuarse a mitad de semana. Vienen días complicados.

 

“¿Quién responde por los disturbios y daños?”

 

“En cierta forma sí, el Gobierno tiene responsabilidad en esto. Nos parece que el Gobierno Regional la tiene directamente, tanto el intendente como el gobernador y también el gobierno nacional”.Con estas palabras el rector de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso emplazó al jefe regional a solucionar pronto el conflicto por el valor del pasaje escolar.

El intendente Iván de la Maza no tuvo problemas en responder: “primero que todo, creo que el conflicto al que se refiere el señor Muga no existe. Acá estamos frente a un conflicto que no se sostiene por sí solo. Reclaman por el alza del pasaje escolar, pero resulta que hasta hoy el boleto no ha subido un peso. Entonces de qué me hablan”. Sostuvo que “desde hace cuatro años la tarifa escolar está congelada. Hemos tenido siempre la mejor disposición para resolver estos temas. Más aún ahora, cuando el Gobierno ha enviado, con carácter de urgente, un proyecto de ley que subvenciona el pasaje escolar regional. Las demandas de los estudiantes son entendibles, pero injustas, fuera de toda lógica”.

 

ENCAPUCHADOS

“Claro, ahora reclaman que el Decreto45 es discriminatorio. Que privilegia a Santiago, a la Región

Metropolitana. Pero de qué se quejan, si así y todo, aplicando el famoso decreto, el valor del pasaje en Valparaíso sigue siendo bajo. Yo he planteado la modificación del decreto, pero creo que usando la fuerza no vamos a llegar a ningún lado”, argumentó el intendente regional. Respecto del emplazamiento hacia su persona hecho por los rectores de la PUCV y de la Universidad Federico Santa María, José Rodríguez, quienes denunciaron que “observamos que ha pasado mucho tiempo (…) Estamos ha mediado del mes de mayo y todavía (este conflicto) no tiene solución”, Iván de la Maza dijo que “me llama la atención la postura de ellos. Porque ahora advierten esta situación, pero ¿quién responde por los disturbios y daños? Somos nosotros quienes debemos responder el clamor de la población, como cuando un grupo de encapuchados se toma la avenida España. ”.

 

 

Molestia

La juventud de la UDI, junto al senador Jorge Arancibia presentará un recurso de protección a raíz de la discriminación que sufrieron algunos colegios particulares de la zona, entidades a las cuales se les negó el beneficio de la TNE por el nivel de ingreso de los apoderados. Como explicó el presidente de la juventud UDI, Jorge Parra, “tenemos antecedentes de que los alumnos de la Scuola Italiana, el colegio MacKay, el colegio Montemar, entre otros, no pudieron obtener la TNE por los ingresos que percibían sus padres y no hubo otra opción a la que pudieran acceder”.

 

Primera acción civil

El intendente Iván de la Maza confirmó que mañana se presentará la primera acción judicial contra los padres de los 55 estudiantes que ocasionaron daños al mobiliario urbano durante la protesta de los secundarios efectuada el pasado jueves deberán responder por estos destrozos. El gobierno local ha decidido aplicar nuevas estrategias jurídicas para enfrentar la violencia estudiantil que ha causado enormes daños a la propiedad pública y privada en Valparaíso. Ante ello, De la Maza comunicó que recurrirá a los tribunales de justicia a fin de que se aplique la Ley de Responsabilidad Adolescente, que obliga a los progenitores de los acusados a responder por los costos económicos

 

Expresiones

“Llevamos prácticamente cuatro semanas paralizados por razones que consideramos externas, que no nos incumbe a nosotros como rectores resolver”, aseveró el rector Alfonso Muga. Expresiones publicadas ayer por nuestro Diario. Además dijo: “una universidad necesita trabajar y necesita formar a sus estudiantes, estamos para eso. No estamos para llevar adelante movilizaciones que impliquen cambiar normas que puedan parecer injustas. Las universidades estamos para formar”.

 
Arriba  Volver
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto