Usted está en : Portada: Ciudades
Martes 26 de agosto de 2008
Los seis logros alcanzados por el turismo en Viña del Mar

El espectáculo pirotécnico de Año Nuevo ha sido clave para adelantar la temporada estival.

claudia campos

 

ccampos@mercuriovalpo.cl

 

 

 

En los últimos tres años, Viña del Mar ha conseguido avances sustantivos en la consolidación de la ciudad como destino turístico. Hay cifras que lo avalan y que dan cuenta de que han mejorado ciertos indicadores como el de la duración de la temporada estival, que ahora se extiende por 80 días. Parte el 23 de diciembre, con la llegada de los primeros visitantes atraídos por el espectáculo de Año Nuevo en el Mar, y dura hasta el 1º de marzo, cuando termina el Festival de la Canción que antiguamente se realizaba en la primera quincena de febrero.

 

Otro indicador que ha mejorado es el del promedio de permanencia de los turistas. De 5 a 7,5 días.

 

Son hechos cuantitativos que han ayudado a hacer del turismo, la primera actividad económica que mueve a la comuna.

 

CRECE EN VALOR

 

Así fue destacado ayer durante la ceremonia de lanzamiento del Segundo Foro Ciudadano de Turismo que en esta oportunidad convoca a 25 instituciones. Ocho más que la primera versión realizada hace dos años.

 

"Debemos aumentar año a año, temporada a temporada, nuestro atractivo y valor para los diversos visitantes que representan la población flotante que energiza la actividad comercial, de servicios y de la educación superior. Viña hoy es esencialmente una ciudad turística y universitaria. Son estas dos actividades las que producen en épocas distintas una mayor actividad y un mayor consumo. Por eso debemos preocuparnos de ofrecer una gama de servicios que satisfagan sus necesidades para así poder fomentar un turismo positivo que genere beneficios a Viña del Mar", subrayó la alcaldesa Virginia Reginato.

 

En ese esfuerzo, el municipio ha jugado un papel clave motivando la conformación de instituciones que agrupan al sector público con el privado representado por los gremios de hotelería y gastronomía.

 

turismo de negocios

 

Por una parte, está la mesa técnica de turismo y el Convention Bureau que se concentra en potenciar el turismo de negocios. Un nicho que es atractivo por cuanto atrae al visitante que más está dispuesto a gastar. Si un turista de ocio gasta un promedio diario de 100 dólares, el participante de alguna convención, destina 200 dólares a su permanencia, entre gastos en hospedaje, conocer atractivos culturales y de espectáculos.

 

Otro dato interesante. Cada una de estas convenciones deja ingresos en la zona por cerca de 2 millones de dólares.

 

Esta apertura al turismo de negocios, por cierto, se ha fortalecido en los últimos tres años. Ayudada en buena parte por la mejora cualitativa en la oferta hotelera.

 

Al respecto, el director de la Cámara de Turismo de Viña del Mar, Gabriel González, destaca que "antes no teníamos hoteles cinco estrellas de categoría internacional. Ahora recuperamos al Sheraton Miramar, está el hotel del Mar del Casino y estamos esperando que en 15 Norte, en terrenos del Sanatorio Marítimo, se comience a ejecutar el proyecto que está con permiso".

 

A la mejora de la infraestructura hotelera, se suma la mejor oferta de entretención y panoramas que ofrece la ciudad. El solo espectáculo del Año Nuevo en el Mar desarrollado en conjunto con Valparaíso, ha sido "clave para adelantar la temporada. Si antes partía en la quincena, ahora desde el día 23 ya estamos con los hoteles copados", destaca el asesor del municipio, Germán Pérez.

 

paisaje urbano

 

Uno de los factores que sin duda ha ayudado a potenciar a Viña como destino turístico, ha sido el equipamiento que se ha desarrollado en el borde costero y playas. Esto ha permitido que en Viña exista turismo todo el año y no sólo en el verano.

 

"Dejamos atrás la marcada estacionalidad que había años atrás. Los fines de semana largos se llenan de turistas atraídos por el parque costero y la parrilla de espectáculos", apunta el director de Turismo de la Municipalidad de la Ciudad Jardín, Arturo Grez.

 

Dentro de los nuevos atractivos, sin duda el más reconocido es el nuevo Parque Costero implementado en los dos últimos años, gracias a un convenio suscrito entre el municipio y la Armada.

 

Entre el reloj de sol y el museo de los cañones hay dos kilómetros de playa que daban la espalda al ciudadano. "La gente no iba a este lugar. Ahora lo hemos convertido en un paseo en el que tanto viñamarinos como turistas llegan en masa al Parque Costero de día y de noche", destacó la jefa comunal respecto de una de las obras emblemáticas de su periodo, financiado íntegramente con recursos municipales.

 

Entre la primera y segunda etapa del parque, que estará inaugurada antes de las próximas Fiestas Patrias, hay cerca de 3 mil millones de pesos en inversión. Con mobiliario urbano público, ciclovía, áreas verdes, senderos peatonales, accesos para minusválidos, juegos infantiles y equipamiento deportivo que han revalorizado estas cinco hectáreas de terreno de borde de playa. Todo esto coronado por el monumento a Larraguibel que significó un nueva atracción para la ciudad.

 

No son las únicas inversiones urbanas que han mejorado el destino turístico. La ciudad invirtió 900 millones de pesos para ampliar un tramo de la avenida Borgoño en el acceso al principal balneario de la ciudad que es Reñaca. Entre Las Salinas y Jardín del Mar hay cuatro pistas.

 

En Reñaca mismo se reconstruyó con fondos regionales el viejo puente que estaba colapsado en su vida útil, resolviendo un problema de años. Y en uno de los principales accesos a Viña, por Agua Santa, el municipio destinó recursos para mejorar el acceso vial y paisajístico por Nueva Aurora.

 

VIÑA MÁS SEGURA

 

Un tema no menor que ha incidido en aumentar la categoría de la comuna como destino turístico, ha sido el trabajo en materia de seguridad ciudadana.

 

En este sentido, Arturo Grez enfatiza que en las encuestas los turistas turistas destacan que Viña se presenta como una ciudad segura. Y de ello son responsables las mejoras hechas en iluminación de calles y avenidas, que incorporaron luminarias para el peatón; y la televigilancia.

 

En este último sentido, Viña es hoy la ciudad con mayor cantidad de cámaras de televigilancia en el país, con un total de 82 equipos operados por dos centrales. Una ubicada en la Prefectura de Carabineros de Viña del Mar, y otra en la Tenencia de Reñaca.

 

"Tenemos un liderazgo en esa tecnología y un logro en seguridad reconocido por la Fundación Paz Ciudadana", resalta la alcaldesa, con no poco orgullo al destacar el slogan de Viña Ciudad de Clase Mundial. Es este último uno de los puntos en que el sector público ha tenido un rol preponderante en la consolidación del turismo como principal motor de la ciudad.

 

"Nunca antes se había invertido tal envergadura de recursos como en los últimos años lo que nos ha permitido generar y trabajar una marca ciudad", sentencia Germán Pérez.

 

"La marca Viña, Ciudad Bella, hoy tiene valor", agrega el estratega municipal, lo que se ha conseguido gracias el potente plan de promoción que financia el municipio.

 

Un total de 3 mil 700 millones de pesos anuales se destinan en promover al destino. Todo esto gracias al contrato con Canal 13 por la concesión del Festival de la Canción, que consagra esa cifra para promoción en televisión, prensa y medios internacionales.

 

"Este esfuerzo de promoción lo entendemos como una inversión. No como un gasto. Es un aporte que hace el municipio y que es relevante para la economía local al estar incentivando al turismo que es cada más más competitivo", sintetiza el asesor Germán Pérez.

 

El segundo foro ciudadano de Turismo, que se extenderá hasta el jueves 28, apunta a continuar con el diálogo público privado de esta actividad relevante que es el turismo.