Usted está en : Portada: Ciudades
Sábado 3 de enero de 2009
Premio Obra 2008 para casa central USM
valparaíso / Reconocida como una de las expresiones arquitectónicas más notables del país.

"El edificio de la USM es impresionante por dos cosas: la posición geográfica que tiene y su dominio paisajístico. Los arquitectos Smith Miller y Smith Solar responden a un mandato que les da el paisaje, pero al mismo tiempo logran -con una libertad espacial muy grande- una cantidad de valores de una consecuencia notable. O sea, en la época en que lo hicieron y con la cantidad de trabajo que hacían simultáneamente, fueron capaces de imprimirle al edificio un sello que hasta el día de hoy no es tan fácil imponer".

La opinión de Alberto Gurovich, profesor de la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Chile explica la elección de la casa central de la Universidad Técnica Federico Santa María como "Premio Obra 2008".

La distinción, llevada a cabo por la Comisión Bicentenario Chile 2010, incluyó a 18 edificaciones tradicionales de todo el país, construidas entre 1900 y 1960, que se han transformado en un hito urbano.

El proceso de selección de las obras de infraestructura ganadoras duró más de un año.

Sin embargo, la elección final no fue fácil. El arquitecto Pablo Gil, representante del Colegio de Arquitectos en la comisión, aclaró que tuvieron que ser muy selectivos y exactos con sus elecciones. "Estuvimos viendo distintas obras, recorriendo diversos lugares del país para reconocer cuáles eran las obras más señeras que nos daban lecciones desde hace 100 años hasta el día de hoy".

estilo escolástico

La imponente arquitectura de la Casa Central de la USM, que domina el Pacífico desde el Cerro Los Placeres, se destaca por su influencia gótica escolástica, presente en los prestigiosos Colleges de Oxford y Cambridge.

Cuando a principios del siglo XX (1927) los albaceas de don Federico Santa María convocan al concurso para la edificación de la Universidad, consideraron entre sus requisitos la relación que una obra de esta envergadura debería tener con la ciudad y específicamente con aquello alrededor de lo cual se centra, en este caso, el mar.

En febrero de 1927, el proyecto es adjudicado a los arquitectos José Smith Miller y Josué Smith Solar, cuyo proyecto es el que más claramente se relaciona con el mar a través de su intencionada presencia y de su acceso.

Hoy en día, la universidad, por lo menos en la parte al borde del terreno, se relaciona claramente con su entorno, tanto para el que la observa desde la ciudad o el mar como para aquel que se encuentra en su interior. El plano definitivo quedó terminado en parís en mayo de 1928, y el terreno sobre el cual se proyectó tuvo una orientación noreste, considerando una superficie de 7.4 hectáreas. Así, en mayo de 1929, se inició la construcción de la Escuela de Artes y Oficios que desde 1935 iría derivando paulatinamente hacia la Universidad actual.

Smith Miller y Smith Solar se inspiraron para su construcción en el estilo gótico escolástico que se empleaba de preferencia por esos años en los Estados Unidos. El estilo "Gothic Revival Tudor" fue específicamente el que se adoptó, a usanza de los Colleges de Oxford y Cambridge.

Cabe destacar que de la oficina Smith Miller-Smith Solar surgieron emblemáticas obras, como la fachada sur de La Moneda, el Club Hípico de Santiago, el Hotel Carrera y el Ministerio de Hacienda.

elogios

La fachada de la USM fue elegida el año 2001 como la ganadora del Concurso "Philips Ilumina tus ideas", que permitió proyectar la torre de la fachada de la Universidad como un faro, resaltando su arquitectura como un punto de referencia entre dos ciudades, los cerros y el mar, proyecto que fue desarrollado por los arquitectos Albert Tidy, Cristóbal Folch, Tomás Folch y Christian Beros.

"La arquitectura de la USM es un lujo para el país, es un edificio que si bien está trabajado en forma aislada, se enclava en los cerros de forma perfecta, es todo un balcón hacia el Pacífico. Es un edificio elegante, con estilo y proporción", aseveró el arquitecto Pablo Gil.

El ministro de Obras Públicas, Sergio Bitar, expuso que "cuando uno pasa por el borde costero, y lo tuve que hacer por muchos años, especialmente en el Senado, ve a la Universidad como una referencia, un símbolo. Es un hito, es un emblema, es muy atractiva. Cuando he entrado a la USM , porque he ido como Ministro de Educación y en varias ocasiones después, me ha llamado la atención la vista, la espectacularidad, y lo más valioso también es que tiene muy buenos alumnos y buenos profesores".