Usted está en : Portada: Ciudades
Domingo 15 de marzo de 2009
Carabineros aclara función de guardias
VIÑA del MAr / Sólo pueden retener por breve tiempo a una persona, mientras llegue Carabineros.

"Los guardias de seguridad de mall y centros comerciales sólo tienen la facultad de retener a una persona que sea sorprendida in fraganti cometiendo un hecho delictivo para el sólo efecto de informar y ser entregada a Carabineros", aclaró categóricamente el asesor de Seguridad Privada de la Prefectura de Carabineros de Viña del Mar, el coronel (r) Patricio Aguayo, a raíz del caso denunciado en el Mall Marina Arauco, donde una mujer permaneció por más de dos horas en la sala de detención, por su supuesta participación en el robo de un producto.

El oficial advirtió, además, que el guardia "así como cualquier persona en nuestro país" puede detener a otra si la sorprende cometiendo un hecho in fraganti. "Pero, por ningún motivo cuando no hay un hecho concreto. Un guardia no puede proceder cuando no hay flagrancia. Las presunciones no sirven, tienen que haber hechos concretos", insistió el ex oficial de Carabineros.

Aguayo precisó que una vez que un guardia de seguridad detiene a una persona que ha sido sorprendida cometiendo un ilícito al interior de un establecimiento, debe llamar de inmediato a Carabineros.

"La Ley que nos protege a todos dice que de inmediato la persona debe ser colocar a disposición de Carabineros. Bajo ningún punto de vista una persona puede pasar detenida en una sala", aseguró Aguayo, quien adelantó que en ese caso, la afectada "está en pleno derecho a seguir las acciones legales que correspondan".

Precisó además, que en esa situación, el centro comercial no puede desvincularse del hecho o de lo que hagan los guardias, "ya que ellos contratan a las empresas de seguridad".

DECRETO SUPREMO

El coronel (r) precisó que la función de los guardias de seguridad está debidamente delimitada en la Ley 3.607 y en el artículo 12 del Decreto Supremo 93, dictado por el Ministerio de Defensa nacional.

Adelantó que cualquier hecho que se escape a sus funciones, podría costar la revocación de la autorización de aquel guardia. "La autoridad se reserva el derecho a revocar el permiso ante la duda sobre la idoneidad moral y profesional del guardia de seguridad", precisó Aguayo.

El asesor de la Oficina de Seguridad Privada de la Prefectura de Carabineros de Viña del Mar, comentó que constantemente se están revocando autorizaciones, registro que ellos mantienen al día ya que los guardias pueden desempeñarse como tal en todo el país.