Usted está en : Portada: Mundo
Viernes 24 de abril de 2009
China muestra su potencia naval
BEIJING / Proyectar poder más allá de los puertos locales y proteger las rutas marítimas comerciales son las nuevas metas de la marina de guerra china.

China aspira a desempeñar un mayor papel en los océanos del mundo y para que no le quepa duda a nadie, el Presidente Hu Jintao a bordo de un destructor encabezó el jueves una revista naval donde se exhibieron las mejores unidades de su flota al cumplirse el sexagésimo aniversario de la marina de guerra.

"Antes hablábamos de defensa propia, hoy yo lo llamaría defensa hacia delante. El motivo es que los intereses económicos y estratégicos de China aumentan", afirmó el profesor Shi Yinhong de la Universidad del Pueblo en Pekín, al comentar la nueva doctrina militar de su país.

Los buques de la Marina china ya luchan actualmente en las costas de Somalia contra los piratas.

presencia

Ahora China pretende reforzar su presencia en alta mar -también con submarinos nucleares propios- de cara a las disputas con su vecino por el control de las islas y materias primas en el Mar del Sur de China y el Mar de China oriental o también de cara a Taiwán.

Como potencia naval emergente quiere proteger mejor sus rutas marítimas y comerciales. En Estados Unidos comienzan a creer que los chinos expulsarían a los norteamericanos del Pacífico, si fuera posible.

Que China exhibiese por primera vez sus submarinos atómicos durante la celebración del aniversario de la Marina, en la ciudad portuaria de Qingdao, sería una señal de su nueva conciencia.

Defender los territorios marítimos chinos y sus derechos e intereses es la "sagrada misión" de la Marina, anunciaba la propaganda.

La Marina estadounidense sintió los músculos militares chinos el mes pasado cuando uno de sus barcos de reconocimiento fue hostigado y expulsado en las inmediaciones del puerto submarino de la isla Hainan.

"Eso ya demostró la conciencia de China", añadió el profesor Shi Yinhong, que lo interpreta como una nueva estrategia dirigida a no tolerar todo lo que haga Estados Unidos.

PORTAAVIONES

China quiere consolidarse definitivamente como potencia marítima con un portaaviones y el ministro de Defensa, Liang Guangjie, ya ha confirmado ese interés. Beijng incluso ha comprado tres a Rusia para estudiar su estructura.

"Todos los indicios apuntan a que el gobierno ha tomado la decisión política o a que está a punto de hacerlo", indicó el profesor Shi Yinhong.

Los vecinos del país comunista en la región observan preocupados la modernización del naval china.

La Marina china se muestra ofensiva en el conflicto por las islas Spratly, en el sur del mar de China, situadas a una distancia considerable de la costa china y que también reclaman Vietnam, Filipinas, Malasia, Brunei y Taiwán.

La zona cuenta con importantes riquezas naturales. Además, por allí pasa una importante ruta marítima.

Sólo la superpotencia de Estados Unidos no se muestra impresionada, al menos públicamente, por las ambiciones chinas.

"La mejora y el crecimiento de la Marina... están en consonancia con los progresos económicos de China y su papel en el mundo globalizado", subrayó el almirante estadounidense Gary Roughead, que acudió a Qingdao.

Pero tampoco le cabe duda de que la Marina china quiere tener un portaaviones.

Andreas Landwehr /DPA