Usted está en : Portada: Deportes
Miércoles 27 de mayo de 2009
Acuña, el primer wanderino en la Selección
FÚTBOL / En el estadio del club Belgrano de Buenos Aires, el equipo nacional jugó su primer partido, cayendo por 1-3.

Cuando el reloj marcaba las 15.45 horas del 27 de mayo de 1910, el pitazo del juez Armando Bergalli daba inicio a la historia de la Selección de fútbol de Chile. En la cancha del club Belgrano, en Buenos Aires, el equipo nacional enfrentaba a Argentina con un wanderino entre los once estelares: Arturo Acuña.

La historia se había iniciado semanas antes, cuando la Football Association of Chile recibió una invitación de su par trasandina para participar en los Juegos Olímpicos por el centenario argentino.

El organismo, con sede en Valparaíso, rápidamente comenzó a armar un equipo que representara a nuestro país en la justa deportiva, donde se disputaría la Copa Centenario.

ELECCIÓN DE JUGADORES

Para elegir a los 15 jugadores que viajarían a Buenos Aires, se realizó una citación que incluía a futbolistas porteños, de Santiago y Talca, quienes se reunieron por primera vez el 9 de mayo en las canchas del Valparaíso Sporting Club de Viña del Mar.

Acuña, half back izquierdo de Santiago Wanderers, era uno de los que participarían del proceso. Desde la capital venían Fanta, Hormazábal, Barriga, González, Jeria, Campbell y Guzmán. R. Valenzuela, Stuger y A. Valenzuela eran los representantes talquinos. El grueso del contingente, sin embargo, era porteño, destacando el golero Gibson, Mac William, Havs, Allav, Simmons y Hamilton.

Después de la primera jornada de prueba, la dirigencia decidió que el domingo 15 de mayo se realizaría un segundo examen para definir la nómina de quince viajeros que defenderían a Chile.

El interés por ver a esta primera Selección Nacional era tan alto, que se debieron disponer trenes especiales para trasladar desde el Puerto hasta el Sporting a los aficionados que querían ver en la cancha a sus jugadores. Dos pesos costaba el pasaje ida y vuelta, que incluía la entrada a la cancha 1 del hipódromo viñamarino.

La asociación formó dos equipos que se enfrentaron entre sí, para definir qué jugadores mostraban un mejor rendimiento y armar la Selección Nacional.

Con ese antecedente, los dirigentes llegaron a una lista, en la que no estaba el del wanderino Acuña. Sin embargo, poco antes de viajar el talquino A. Valenzuela avisó que no asistiría, ante lo cual el dirigente Arturo Gálvez designó al jugador de Santiago Wanderers como su reemplazante. Ante lo imprevisto de su convocatoria, el porteño partió en el tren del 23 de mayo con dirección a Buenos Aires, dos días después del resto del equipo.

EL DEBUT

La negra estadística que posee Chile en sus confrontes con Argentina se inició ese 27 de mayo, hace 99 años. En la capital trasandina, y con Acuña como titular en el puesto de left wing, la Selección Nacional debutó perdiendo 1-3. Marcó Simmons (11') para la visita, mientras que Viale (38'), Susán (43') y Haye (68') anotaron para el local.

Luciendo una camiseta mitad blanca y mitad roja, además de medias y pantaloncillos azules, el equipo chileno formó con Gibson; Hormazábal, Allen, Barriga; Hoyl, González; Acuña, Simmons, Campbell, Davidson y Hamilton.

Los nacionales disputaron otros tres partidos en la capital trasandina, cayendo nuevamente ante los locales y Uruguay, e igualando 2-2 contra el club Alumni, por esos años el más fuerte de Buenos Aires. El primer gol de los chilenos en ese empate fue del wanderino Arturo Acuña.

LUIS CABRERA DEL VALLE

deportes@mercuriovalpo.cl