Usted está en : Portada: Deportes
Lunes 22 de junio de 2009
Un libro a la altura del centenario
TRAS UNA PROFUNDA investigación verá la luz el texto que repasa estadísticas, historias, mitos y verdades del club viñamarino.

Promete ser la enciclopedia evertoniana, el libro de cabecera que todo hincha oro y cielo debería leer. Después de seis meses de investigación, nace "Historia de Everton 1909-2009", escrito por el historiador y periodista Ricardo Gatica Labra. Uno de los primeros homenajes al centenario de la institución.

La idea no es de Gatica, en todo caso, sino de Pablo Diez Bennewitz, un evertoniano que comenzó a planificar el proyecto hace varios años y que ahora se declara orgulloso al ver el resultado final. "Son 620 páginas, dos millones de caracteres, 800 fotografías. Algo difícil de igualar", señala quien también asumió la labor de editor de la publicación.

Pero no son esas cifras las que le dan mayor valor al texto, sino su contenido. "Historia de Everton..." busca sacar a la luz especialmente la época amateur de la institución, desde 1909 hasta 1943. "Me parecía frustrante que prácticamente no tuviésemos conocimiento de casi 35 años de su historia", explica Diez, quien por lo mismo le encargó al autor poner énfasis en los orígenes del club.

Ese fue el desafío para Gatica y la razón que lo llevó a meditar bastante antes de aceptar. "No tenía parámetros de cuánto me podía demorar. Pensaba estar un mes en la Biblioteca Nacional y al final estuve dos meses. Es que la única forma de reconstruir la historia era revisar la prensa de la época, El Mercurio de Valparaíso y La Unión, porque no existían las revistas deportivas", señala.

LOS GRANATES DE VALPARAÍSO

El autor cuenta que de los tres primeros años de vida de Everton no hay mucha información "salvo notas de aniversario o anuncios de competencias internas, pero más abocadas al atletismo, que era su 'caballito de batalla' en ese tiempo. Recién en 1912 el club empieza a participar asiduamente en la liga de Valparaíso y ahí su presencia en la prensa es más recurrente".

Reconoce que en su investigación no encontró "datos perdidos", pero sí dio con algunos elementos que al menos a él le causaron sorpresa. "No hay certeza del primer uniforme, pero uno de los primeros fue rojo o granate. De hecho la prensa de la época los denomina 'los granates de Valparaíso'. No hay una razón para ese color y tampoco queda claro porqué deciden cambiarlo después, si ya sabían que el Everton de Liverpool era azul. Lo concreto es que en 1926 empiezan a usar oficialmente los colores azul y amarillo en el primer equipo. Primero con franjas verticales y luego horizontales", comenta. Ahí, la historia es más o menos conocida: fue el futbolista José Luis Boffi quien viajó a Argentina a comprar camisetas y él escogió las de Boca Juniors, quizás porque había jugado ahí.

El libro derriba otros mitos. Aclara que el nombre es un homenaje al Everton de Liverpool que realizaba una gira por Argentina (se pensaba que podía venir a Chile también) y que no tiene relación con el envoltorio de unos caramelos británicos, como dice otra versión. También acaba con el "trauma" que para algunos significa el hecho de haber nacido en Valparaíso, ciudad que hoy representa al archirrival Santiago Wanderers.

"Ellos mismos se presentaban como Everton de Valparaíso. En esa época Viña del Mar no tenía mucha población, pero la disciplina se desarrollaba allá porque estaban las canchas del Sporting Club. Luego las familias más tradicionales comienzan a irse a Viña y después del segundo receso del club, cuando se plantea ampliar la base de socios y accionistas, eso es asumido por gente que ya estaba instalada en Viña", explica.

Aquí surge otra novedad. Everton no era un club abierto sólo a la clase alta o a los descendientes británicos. "Es cierto que en los primeros años estaba integrado sólo por los socios fundadores, pero hay que entender que era un grupo de amigos de no más de 15 años de edad. Después fueron sumando gente para formar más equipos para la Liga Valparaíso", argumenta.

UN EQUIPO HISTÓRICO

Pablo Diez, al contrario de otros hinchas, no se molesta cuando le dicen que Everton es un equipo chico. Asegura ser feliz "con la sola existencia de Everton, ya sea jugando en Primera División o en Segunda". Y añade que el actual timonel oro y cielo, Antonio Bloise, aportó un concepto que para él define completamente a la institución.

"Hace poco él nos dijo que Everton es un equipo histórico, partiendo porque es uno de los pocos que tiene un centenario que celebrar. Además, es el primer chileno que ganó un partido en Argentina, el primero que luego ganó por Copa Libertadores allá, el primer campeón nacional que no era de la capital, el primer campeón nacional de un torneo oficial femenino. Entonces su visión quizás se acota más a la realidad", asegura, mientras Gatica prefiere hablar de "un equipo tradicional. La historia del fútbol chileno no puede entenderse sin Everton".

LIBRO DE REFERENCIA

Si bien el libro estará disponible recién el 8 de julio en la cena de gala del centenario, Diez ya lo ha leído varias veces y asegura estar frente a una obra que no admite comparaciones pues combina la precisión estadística con la cuota de emotividad necesaria para remecer a los fanáticos. "La idea es que fuese un relato completo de todas las temporadas donde hubo participación oficial de Everton, detallando fecha a fecha y profundizando en anécdotas sabrosas que están en la memoria colectiva. Eso permite a cualquier hincha evocar la época en que se enamoró del club. Por ejemplo, para mí leer la época '83-'84 me trae muchos recuerdos, puedo ver todos los resultados, las alineaciones fecha a fecha, los goles, los jugadores. Eso le va a pasar a todos", reflexiona.

Por último, Gatica advierte que el libro contiene todas las estadísticas de Everton en el fútbol profesional, desde 1944 a la actualidad. "Sólo con ese anexo ya pasa a ser un libro de consulta. Ahora, espero que no trascienda únicamente por eso, sino porque de verdad pienso que es un primer paso para crear una bibliografía específicamente futbolística. Con todo lo que a mí me gusta el fútbol, yo no conozco libros así".

JUAN CARLOS RIVERAS

deportes@mercuriovalpo.cl