Usted está en : Portada: Deportes
Miércoles 24 de junio de 2009
Ellos hicieron grande a Everton
fútbol / Erasmo Zúñiga, Augusto Arenas y Adrián Rojas repasan los títulos obtenidos por el club.

La historia la escriben los hombres y los grandes acontecimientos quedan guardados para siempre en la memoria de la gente. Por eso, al cumplir 100 años de vida, Everton no se puede olvidar de los jugadores que colaboraron en la obtención más preciada que puede tener un equipo de fútbol: los títulos.

Los oro y cielo siempre rompieron esquemas. Fueron el primer cuadro de provincia en lograr un campeonato en 1950 y aquel equipo se dio el lujo de repetir la hazaña en el '52. En el '76 se armó un plantel que unió la fuerza de experimentadas estrellas con el talento de algunos jugadores nacidos en Viña del Mar y el año pasado, con Nelson Acosta a la cabeza, la idea era no tener problemas con el descenso, pero se terminó en la cima.

Augusto "Pelusa" Arenas, Erasmo Zúñiga y Adrián Rojas, fueron protagonistas de esas gestas y ayer se reunieron en la antigua sede de calle Viana para repasar, junto a los trofeos de la institución, su inolvidable experiencia. "El haber llegado a Everton fue algo maravilloso que ocurrió en mi vida, porque pude tener muchas alegrías y viví momentos muy lindos", comenta Zúñiga, destacando otros hitos que lo marcaron, como el ascenso del año '74 y el vicecampeonato del '77.

El "Monito" fue visto cuando defendía los colores de "Chilenito", del cerro Esperanza, por Daniel Torres. "Estuve casi 14 años en Everton y eso se ha ido perdiendo en el fútbol actual...ser parte de la historia del club es algo que te llena de orgullo", apunta.

Augusto Arenas, quien hoy lucha por rescatar los recuerdos de su memoria, tiene una historia parecida. Nacido en Santa Inés, el volante (half izquierdo de la época) defendía los colores del "Cruz Verde" cuando fue contactado en 1949 para que se sumara al elenco que adiestraba Martín García. "Yo jugaba en el fútbol amateur, me fueron a ver y altiro me trajeron al Everton, así quedé enchufado y los saqué campeones", repasa sin falsa modestia uno de los puntales de las dos primera coronas.

"Yo atajaba y atacaba, iba y venía, pasaba la pelota o el jugador, pero no los dos", añade Arenas sobre las características que los transformaron en ídolo. Dentro de las cosas que más destaca el ex futbolista, es el compañerismo que existía en el conjunto de García. "Nos queríamos mucho y siempre era emocionante volver a vernos", indica quien además fue boxeador y experto nadador, al punto de haber salvado alguna vez a unos niños que se ahogaban en el estero.

ÚLTIMA ALEGRÍA

Si bien hizo las inferiores en Palestino, a Adrián Rojas no le ha costado identificarse con la camiseta azulamarilla. Sostiene que lo más sorprendente de haber logrado el Apertura 2008 fue que al comienzo las expectativas no eran muy altas.

"Éramos un equipo nuevo que se formó para salvarse del descenso, pero al final se fueron dando las cosas y fuimos pasando etapas. Pudimos ratificar que este es un club con mucha historia, es de los más antiguos y es bonito ser parte de eso", explica el actual capitán oro y cielo.

G.H.