Usted está en : Portada: Editorial
Viernes 21 de agosto de 2009
Urge paso a bajo nivel en Pellé

Se ha planteado nuevamente una antigua idea de los urbanistas porteños, de dotar de una rotonda o a lo menos un paso a bajo nivel en la avenida España con Pellé, que daría mayor fluidez al tránsito de esta última autopistas y solucionaría las enormes dificultades de acceso que se producen a diario en ese sector.

Es sabido que ese acceso a la avenida España es ocupado por un gran flujo de vehículos que proceden de Recreo, Esperanza y Placeres, en el que además se producen dificultades extremas cuando hay problemas en la avenida, como ocurrió recientemente por la rotura de una matriz de agua, su reparación y la posterior repavimentación de la calzada.

El seremi de Transportes, haciéndose eco de estas circunstancias y de la necesidad de abordar además una reparación general de la avenida, ha dicho que se pondrá en acción el proyecto para dotar de un paso a bajo nivel en el sector, que además serviría para comunicar en mejor forma el acceso a la caleta Portales, la playa, el paseo, los restaurantes y las instalaciones que existen en el borde costero.

Es de esperar que en esta oportunidad los anuncios se concreten, pues el aumento del parque automotriz hará insostenible el problema de Pellé en las horas de mayor movimiento.

Es oportuno pensar que es posible que esta vez se concrete el proyecto, que fuera reflotado con ocasión de la ampliación de la IV etapa de la avenida, y que quedó en nada.

Cabe recordar que la idea de habilitar allí una solución vial de mayor envergadura, se viene planteando desde el año 1958, cuando el arquitecto Sergio Paravic Valdivia, que era el jefe del Plan Regulador de Valparaíso, desarrollaba la propuesta de su colega Juan Barrera Full, de recuperar el sector Portales, que se encontraba deteriorado por la presencia del matadero y sus malos olores.

Entre las ideas que se planteaban figuraba la recuperación de la playa de dos kilómetros para el uso turístico; que la cantera ubicada al final de la calle Phillippi, podría dar lugar a la construcción de un estadio regional para cobijar a 100 mil espectadores; y habilitar un paso sobre nivel que cruzaría la avenida España.