Usted está en : Portada: Deportes
Lunes 14 de septiembre de 2009
Los anfitriones no pudieron alzar la copa
La universidad católica derrotó a Sportiva Italiana por 53 a 43 en la final del tradicional certamen cestero que organiza el club de colonia.

Una nueva edición del campeonato sub 17 "Renato Raggio Catalán"concluyó ayer en el gimnasio "Antonio Valenzuela" de Recreo. El gran vencedor de la versión XIII de este tradicional certamen cestero fue la Universidad Católica, que con categoría se impuso en la final por 53-43 a Sportiva Italiana, el equipo organizador del evento.

Sin embargo, el partido en el que se definió a los campeones de este año estuvo muy disputado desde el comienzo. En el primer cuarto se empezó a notar el dominio de los universitarios, que con gran precisión en los lanzamientos de distancia se pudieron llevar el parcial por 17 a 8.

mejoran pero no alcanza

En la segunda etapa, los anfitriones pudieron mejorar su nivel y gracias a su garra se acercaron poco a poco en el marcador, yéndose al descanso en desventaja sólo por tres puntos (22-25).

De todas formas, en la tercera etapa volvieron los errores defensivos en el quinteto itálico y la poca efectividad en sus lanzamientos les impidió lograr la ansiada remontada, terminando abajo en esta etapa por 28 a 35. Ya en el último cuarto la ventaja de la UC se hizo inalcanzable para los de colonia, que veían con desesperación cómo desperdiciaban la oportunidad de coronarse campeones del certamen. Finalmente los de la franja terminaron ganando con comodidad y lograron así su tercer trofeo en este campeonato, que se suma a los ya ganados en los años 1998 y 1999.

"es algo histórico"

Para Juan Esteban Montero, entrenador del elenco vencedor, el triunfo de ayer "es muy importante para nosotros, es algo histórico, porque Católica hace años que no tenía ni siquiera un podio en este campeonato. Yo le decía a los muchachos en el camarín que tratáramos de revivir el bicampeonato que alguna vez consiguió este club en el "Renato Raggio"". Por su parte Camilo Espinoza, jugador de los itálicos, afirmó que "sabíamos que la Católica era un equipo difícil, ellos tienen buenos jugadores y un ritmo de juego bastante rápido. Lamentablemente al final el cansancio y la presión nos perjudicó".

rafael ormazábal

deportes@mercuriovalpo.cl