Usted está en : Portada: Ciudades
Sábado 28 de noviembre de 2009
Salud clausura frigorífico clandestino
Valparaíso / Situación irregular fue detectada por fiscalizadores de Chilquinta que concurrieron para desconectarlo de la red.

Clausurado por la autoridad Sanitaria quedó ayer un frigorífico clandestino que funcionaba en avenida Francia Nº 935, y que quedó al descubierto cuando fiscalizadores de Chilquinta llegaron al lugar para realizar la desconexión del sistema eléctrico, desde donde hurtaba energía.

Al ingresar al recinto, los funcionarios de Chilquinta observaron el almacenamiento de cientos de productos del mar, sin una adecuada mantención, lo que alertó a los funcionarios y determinaron hacer la denuncia a la autoridad Sanitaria de Valparaíso.

Hasta el lugar concurrieron fiscalizadores del Servicio de Salud, quienes comprobaron el funcionamiento clandestino del frigorífico. Finalmente, concurrió el seremi de Salud, Fernando Olmedo, quien resolvió la clausura del establecimiento.

"Efectivamente había un frigorífico en pésimo estado y por el que ya se había abierto un sumario sanitario que prohibía su funcionamiento", destacó Olmedo.

Además de la grave falta sanitaria y del hurto de energía eléctrica, el recinto presentaba anomalías documentales y comerciales, relacionadas al Servicio de Impuestos Internos.

La autoridad sanitaria ordenó el decomiso de los 700 kilos de productos del mar que se almacenaban en el lugar, los cuales fueron desnaturalizados y llevados al vertedero El Molle.

Carabineros puso los antecedentes del caso a disposición de la Fiscalía local de Valparaíso por el hurto de energía, mientras la autoridad Sanitaria clausuró el recinto.

Para ello carabineros colocó candados en el lugar, cuya llave fue enviada al Ministerio Público, mientras que los fiscalizadores de Salud instalaron numerosos sellos en los accesos para evitar que los trabajadores puedan ingresar al recinto.

La SIP de Carabineros colaboró en el trabajo de los fiscalizadores.