Usted está en : Portada: Ciudades
Domingo 20 de diciembre de 2009
"Tengo madurez artística"
El humorista que cuenta con 23 años de carrera por primera vez intentará hacer reír al "monstruo" en el Festival de Viña de Mar 2010. Pese al desafío, no tiene temor puesto que desde hace tiempo se siente preparado.

Antes de que Daniel Fica se convirtiera en "Bombo Fica" sus presentaciones eran llevadas a cabo en humildes escenarios. Night Clubs y Quintas de Recreos eran algunos de los lugares en donde el humorista que ya es carta confirmada para el Festival de Viña del Mar 2010, hacía reír a los presentes. Pero su vida cambió cuando hace 23 años dio el gran salto a la pantalla chica e ingresó al programa "Éxito" de José Alfredo Fuentes.

Desde ese momento su popularidad ha sido constante. Prueba de esto, "Noche de ronda" y "Viva el lunes" (ambos de Canal 13) son parte de la lista de programas en los cuales tuvo importante participación.

Espiritual, lúcido y humilde. Así es "Bombo Fica", quien afirma temer más a los espejismos que genera el éxito que a ser devorado por el "monstruo". Es que el comediante que hizo reír a carcajadas a los asistentes del Festival del Huaso de Olmué 2009 se muestra curiosamente tranquilo ante la que será su primera participación en la Quinta Vergara. "No estoy aterrado porque no pienso que mi carrera dependa sólo de una actuación; sería un error verlo así", cuenta.

MADUREZ Y PREPARACIÓN

- ¿Te imaginaste que estarías invitado al Festival del Bicentenario?

"La verdad es que varias veces había sido sondeado y también había tenido la oportunidad de conversar con la gente de la comisión pero sin poder llegar a acuerdo económico. Ya había estado en el listado así que no fue algo nuevo para mí".

- ¿Has podido dormir algo desde que supiste que enfrentarías al monstruo?

"Sí claro. Llevo 23 años de carrera y creo que ya tengo madurez artística. No me asusta el escenario de la Quinta Vegara pero me provoca respeto y ansiedad querer actuar luego".

- ¿En qué ha consistido la preparación?

"Voy a hacer lo mío que es humor contingente, orientado hacia el ámbito familiar, cosas cotidianas, yo no rebusco en cosas que podrían molestar a alguien porque lo que hago es más universal y cotidiano".

- Me imagino que te esforzarás en potenciar el primer minuto que es clave.

"Sí porque la entrada siempre es importante. Creo que haré algo simpático con lo que la gente se sienta identificada y estamos trabajando en eso. La idea es que sea bonita, no pretendo hacer algo parafernálico porque no es ni mi idea ni mi contexto, pero sí algo que marque la diferencia ".

OLMUÉ

- ¿Habrá sido tus buenos resultados en el Festival de Olmué lo que finalmente terminó por comprobar que debías estar en la Quinta Vergara?

"Creo que la gente se dio cuenta que el humor en Chile no tiene el reconocimiento que se requiere hasta cuando uno lo ve, ahí dicen: ah qué bueno es él. Y eso pasa en mi caso. La entretención simple y pura; la que va en la mera dirección de entretener y de hacer pasar un rato agradable no se percibe como era antes. Claramente Olmué permite hacer un buen trabajo y como lo hice bien, indudablemente eso marcó la pauta".

- ¿Y la presentación en la Quinta Vergara será similar a la de Olmué o te inclinarás por innovar con algunos chistes más nuevos?

"No hay chistes nuevos en esto porque la historia y los chistes se reciclan. Lo que la gente premia es el contexto, la forma y cómo uno interpreta esta situación graciosa. Pero el chiste nuevo no se inventa porque uno adapta situaciones y lo que se inventa es la puesta en escena. Es un poquito difícil de entender pero los que vivimos de este negocio sabemos cómo funciona el cuento. Lo que tengo que hacer es presentar una performance que sea diferente pero dentro de la misma línea de lo que hice en Olmué".

UN BUEN DÍA

- ¿Sabes que el día que te toque actuar puede influir bastante en los resultados que tendrás?

"Sí, y tengo la impresión de que la comisión organizadora que son personas decentes y respetuosas que llevan años en esto -como es el caso del señor Vukovic- se van a preocupar de que el día que me toque sea compatible entre el artista que estará cerrando el evento y yo".

- ¿Alguna cábala en mente antes de subir al escenario?

"Lo único que hago es persignarme porque soy católico, apostólico, romano y antes de subirme al escenario me encomiendo a nuestro señor Jesús".

VIDA DE PREPARACIÓN

- ¿Esto es un sueño cumplido?

"Tarde o temprano un artista que hace bien su trabajo y que ha conducido una carrera dentro de la prudencia y el respeto, en algún momento lo tienen que llamar. Creo que llegó en el momento preciso. No sé si lo había soñado o no pero si me preguntan si estaba preparado para Viña, la verdad es que toda la vida estuve preparado para estar ahí. Te cuento que mi verdadero gran sueño es llegar a la edad de Coco Legrand y seguir haciendo humor como lo hace él".

- ¿Y te sientes mentalmente preparado en caso de que la presentación se transforme en una pesadilla?

"Estoy preparado. Pero la gente no sabe que las personas tienen que estar más preparadas para el éxito que para el fracaso. Es cierto que la grandeza de un hombre está en cómo puedas pararte, pero creo que más importante es estar preparado para cuando te va extremadamente bien; ahí se te van las cosas de las manos, los humos suben a la cabeza, desconoces a los amigos y te empiezas a gastar plata que no tienes. A mí me asusta más eso".

Paulina Bravo

reportajes@mercuriovalpo.cl