Usted está en : Portada: Vía Libre
Sábado 16 de enero de 2010
Gordillo se reencuentra con el Festival de Olmué
hUMOR / El comediante dice que en El Patagual dio el salto a la fama.

Simbólica. Así será la presentación de Dino Gordillo en el Festival del Huaso de Olmué la noche de clausura, el domingo 24 de enero.

No sólo porque se trata del evento del Bicentenario, sino también porque en 1996 dicho escenario lo vio nacer e instantáneamente se convirtió en un trampolín hacia el Festival de Viña del Mar, desarrollando luego su carrera como humorista.

Dino Gordillo no se presenta en El Patagual desde esa fecha, pero esa especial conexión con Olmué no es el único motivo de su alegría por esta actuación, ya que quiere demostrar que está más vigente que nunca. "Además, es una manera de demostrar que estoy vivo y trabajando fuertemente como siempre", afirma.

Y pese que por diez años condimentó con su chispa distintos programas de la pantalla chica en Canal 13, Mega, TVN y CHV, desde el 2005 que su picardía ha estado al margen de la TV.

"La gente me quiere mucho aunque ya no salga en la tele y es por eso que sigo trabajando con fuerza, tengo constantemente eventos y nunca paro de hacer humor", subraya con ímpetu el humorista que ya suma 20 años de carrera.

LO MEJOR DE LO MEJOR

-¿En qué consistirá la presentación en el Festival de Olmué?

"Eso no se lo digo a nadie. Pero te puedo adelantar que ni Viña ni Olmué son para ir a hacer inventos, no se puede probar con cosas que puedan fallar. Hay que mostrar chistes que a la gente le gusten, cosas que han sido probadas. Será principalmente una recopilación de lo mejor de lo mejor y con su cuota de actualidad".

-¿Qué le parece que lo hayan invitado?

"Olmué es muy íntimo, el público está encima tuyo y eso me encanta. Creo que en el humor lo mejor es ver la reacción visual de la gente porque así el humorista siente cómo van las cosas".

.¿Por qué este evento es tan especial para usted?

"Le tengo mucho amor porque es el primer Festival importante en el actué en el año 1996 y al día siguiente de mi presentación en Olmué firmé para estar en Viña, así que volver justamente para el Bicentenario se trata de algo muy hermoso. Es el primer escalón importante de mi carrera, así que estoy feliz de ir".

-¿Y qué pasó que no había actuado antes en Olmué?

"Había negociado en varias oportunidades, pero sin poder llegar a acuerdo. Además, quiero decir que es una manera de demostrar a las personas que no creen en uno que aquí estoy, que todavía estoy vivo. Porque lo cierto es que existe un mal concepto, porque si te alejas de la TV se tiende a pensar que estás muerto, cuando no es así".

Paulina Bravo

vialibre@mercuriovalpo.cl