Usted está en : Portada: Ciudades
Martes 4 de mayo de 2010
Comenzó sumario y juicio de cuenta por fraude en Intendencia
Región / Recuperaron información clave borrada del Sistema Informático Methasys, que da cuenta de pagos irregulares y hasta duplicados.

La Contraloría Regional inició un sumario para determinar las responsabilidades administrativas de funcionarios del Gobierno Regional (Gore) que permitieron un millonario fraude al Fisco, además de desarrollar un juicio de cuenta para recuperar más de 700 millones de pesos pagados irregularmente el año 2009, monto que se podría extender si se verifican más casos durante años anteriores y el 2010.

Así lo estableció el informe final 10/ 2010, con fecha 3 de mayo, que da cuenta del resultado de la investigación especial efectuada en el Gore de Valparaíso, aportando reveladores antecedentes de cuál era la forma de proceder para realizar los pagos irregulares; las falencias de control administrativo y financiero de la Intendencia; y las acciones desplegadas para detectar los ilícitos que actualmente están siendo investigados además por el Ministerio Público.

El documento hace presente que los hechos investigados corresponden a la emisión de cheques de la cuenta corriente del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) del Gore de Valparaíso, en 2009, correspondientes a egresos cursados que no están asociados a ninguna cuenta presupuestaria, y que aparecen cobrados en caja por un particular, y no por las instituciones y contratistas a los que figuran destinados.

Los supuestos beneficiarios o receptores de dichos montos debían ser los municipios de Valparaíso, Quilpué, Calle Larga, Juan Fernández y Quintero, junto a un grupo de empresas.

FALENCIAS

Las falencias detectadas muestran que la División de Administración y Finanzas del Gore "no cuenta con Manuales de Procedimientos y Funciones sobre los principales procesos administrativos contables y financieros", ni tampoco se encuentran definidas las funciones de los servidores que lo integran.

En cuanto a la revisión del sistema informático, el Methasys, el análisis muestra cinco problemas importantes. Por ejemplo, "la asignación de usuarios y contraseñas no es controlada mediante un mecanismo formal de gestión. Además, no se contempla el cambio periódico de las mismas.

En otra materia, se determinó que el jefe del Departamento de Contabilidad "cuenta con los atributos para generar autorizaciones de pagos, materia que es de competencia del Departamento de Inversiones".

Los fiscalizadores de la Contraloría Regional detectaron que cualquier funcionario del Departamento de Finanzas puede efectuar anotaciones en el Libro Banco. Además, se hace ver que en el Gobierno Regional no se ha implementado un sistema automatizado de emisión de cheques, lo que se traduce en la circunstancia que cualquier funcionario "puede llenar tal documento de modo manual. En relación con lo anterior, debe advertirse que en el citado Departamento no se deja registro en los talonarios de cheques, de los beneficiarios y montos girados.

Y en cuanto a los comprobantes de egreso, "se observa que en éstos no se consigna un timbre de visación, cuya función principal radica en evitar su empleo posterior en otras operaciones, de forma que, al no contar con aquel, es perfectamente posible que tales documentos sean reutilizados".

PERDIDOS

De la revisión efectuada a la totalidad de los comprobantes contables emitidos por la División de Administración y Finanzas, durante 2009, pudo constatarse que faltaban 11 documentos de egreso, en los que de acuerdo al Libro Banco, figuraban como beneficiarios del respectivo pago diversas municipalidades y empresas privadas. Y en este caso en particular, la información digital fue eliminada del Sistema Informático Methasys. A pesar de las reiteradas solicitudes no aparecieron los comprobantes de egreso ni la documentación sustentatoria de los pagos efectuados.

Esto movilizó a los funcionarios de la entidad contralora y de la Intendencia a utilizar un programa de recuperación de información digital borrada, y "pudo recuperarse desde el Sistema Informático Methasys copias de los mencionados comprobantes contables, de cuyo análisis se colige que si bien los destinatarios de los pagos indicados en tales documentos coinciden con aquellos registrados en el Libro Banco, éstos no corresponden en definitiva a la persona cuyo nombre fueron girados los cheques, a saber, Augusto Aubele Guerín (…) quien los cobró por caja".

Se hace presente que en el caso de 6 cheques, el BancoEstado solicitó vía telefónica la confirmación de los pagos, la que fue otorgada -en cada oportunidad- por tres funcionarios (dos mujeres y un hombre). En este caso se deberá investigar si estaban coludidos en una red para defraudar al Fisco, o si hubo documentación adulterada que les impidió darse cuenta de la situación irregular.

MONTOS DUPLICADOS

Otro hecho que llamó la atención es la detección de sumas pagadas duplicadas, donde la primera vez corresponde a un servicio solicitado o debidamente respaldado con comprobante y factura, pero que en la segunda oportunidad carece de éstos.

Por ejemplo, figura un pago a la Constructora Araya S.A. por la suma de 53 millones de pesos y fracción. Sin embargo, idéntico monto aparece con el comprobante de egreso 950 a nombre de la Municipalidad de Juan Fernández, "el cual no cuenta con documentación sustentatoria y que, como se indicara, dio origen al cheque cobrado en caja por el señor Aubele Guerín".

Con respecto a las observaciones formuladas, el intendente regional respondió que tan pronto como fue informado por la Unidad de Auditoría del Gobierno Regional de los hechos anotados, inició una investigación y efectuó la pertinente denuncia al Ministerio Público e interpuso una querella criminal.

Osvaldo Álvarez

oalvarez@mercuriovalpo.cl