Usted está en : Portada:
Viernes 22 de octubre de 2010
Wikileaks desclasifica documentos militares y cifra en 100 mil los muertos en Irak

22.40 hrs.- 70 mil de ellos serían civiles. Estados Unidos condenó filtración.

El sitio web de investigación WikiLeaks tiene en su poder más de 390.000 documentos secretos de Estados Unidos sobre la guerra de Irak que dan testimonio de asesinatos, torturas y violaciones, informó hoy el diario británico "The Guardian" en su página online.

Otros medios internacionales también tuvieron acceso a los documentos, que abarcan un período de seis años a partir de enero de 2004, entre ellos "The New York Times", la revista alemana "Der Spiegel" y la cadena Al Jazeera.

 

Frente de batalla

 

La mayor parte de los documentos consiste en reportes desde el frente de batalla. Se trata de la mayor publicación de documentos secretos militares en la historia de Estados Unidos y cuadriplica a las actas publicadas por WikiLeaks sobre la guerra en Afganistán.

La filtración de información parte de la misma fuente que ya difundió en julio más de 90.000 documentos secretos estadounidenses relacionados con la guerra de Afganistán, según el diario londinense.

Según la edición online de la revista "Der Spiegel", los documentos "arrojan nueva luz sobre el conflicto y documentan de forma única lo desorientada que estuvo durante años una superpotencia fuertemente armada como Estados Unidos".

"The Guardian" informó por su parte que los documentos contienen información sobre abusos de prisioneros y actos cometidos por las fuerzas deseguridad iraquíes que incluyen asesinatos, torturas y violaciones.

"The New York Times" informa que los documentos revelan cómo los tripulantes de un helicóptero estadounidense habrían matado a dos insurgentes iraquíes en 2007, a pesar de que estos habrían intentado entregarse.

 

Víctimas fatales

 

Los documentos muestran incidentes hasta ahora desconocidos en los que murieron más de 15.000 civiles.

De acuerdo a los documentos la cifra de víctimas alcanza las 109.000 personas. De ellos 66.081 serían civiles.

La semana pasada, el Ejército norteamericano había dado a conocer que en Irak murieron 63.185 civiles y 13.754 miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes entre 2004 y 2008, 22.000 menos que los contabilizados por el gobierno de Bagdad.

"The Guardian" informó además que los documentos muestran cómo las autoridades estadounidenses fallaron en investigar las acusaciones de crímenes cometidos por la policía iraquí y los soldados, a pesar de que las autoridades estadounidenses indicaron que todo crimen conocido fue informado a los funcionarios iraquíes competentes.

Los medios obtuvieron los documentos de WikiLeaks como un avance del anuncio del sitio web de publicarlos el sábado. Su publicación generó fuertes protestas del Pentágono.

"Así como ocurrió con los alrededor de 77.000 documentos sobre Afganistán que fueron publicados por WikiLeaks en julio, 'Der Spiegel' hace todo lo posible para que no se pongan en peligro vidas humanas", indicó la revista alemana, que especificó que se trata exactamente de 391.832 documentos.

 

Condena norteamericana

 

Más temprano, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, había condenado los planes de Wikileaks de difundir cientos de miles de documentos clasificados relacionados con la guerra en Irak.

Clinton dijo que la filtración de documentos debe ser condenada "en los términos más claros" debido a que podría poner en peligro a los soldados estadounidenses y a otro personal y amenaza la seguridad nacional estadounidense así como la de "aquellos con los que estamos trabajando".

Asimismo, el Pentágono acusó a WikiLeaks de poner en riesgo las vidas de las tropas estadounidenses, ya que la información puede ser utilizada por insurgentes para organizar ataques contra los soldados norteamericanos.

"Condenamos a WikiLeaks por inducir a individuos a incumplir la ley, difundir documentos secretos y luego compartir la información secreta con el resto del mundo, incluyendo nuestros enemigos", dijo Chris Perrine, portavoz del Pentágono.

"Al revelar información tan sensible, WikiLeaks continúa poniendo en riesgo la vida de nuestras tropas, de nuestros aliados y de aquellos iraquíes y afganos que trabajan junto a nosotros", dijo Perrine.

Y agregó que la única "medida responsable" que podría efectuar ahora WikiLeaks es devolver el "material robado" y "eliminarlo de su sitio web lo antes posible".