Usted está en : Portada:
Miércoles 22 de diciembre de 2010
La incógnita que rodea a dos históricos

Moisés Villarroel y rodrigo Barra dudan sobre su futuro en Santiago Wanderers...COMENTE ESTA NOTICIA

José Luis Jiménez: “vuelvo a la u. de conce”

José Luis Jiménez confirmó su partida de Santiago Wanderers luego de culminar su préstamo y no recibir contacto por parte de la dirigencia para prolongar su estadía la próxima temporada. “Me hubiese gustado quedarme, pero sé que mi futuro está en otro lado”, señala.

Jiménez estuvo los dos últimos años en Wanderers, luego de su experiencia con los verdes entre 2005 y 2007. Fue un jugador importante en el ascenso del año pasado, anotando un gol clave en el partido de ida de la final ante San Luis. “Guachupé” se integrará a la Universidad de Concepción durante la primera semana de enero.

Moisés Villarroel y Rodrigo Barra son claros referentes en la historia reciente de Santiago Wanderers: juntos disfrutaron la alegría del último título del 2001, han superado la barrera de los 30 años y poseen un amplio conocimiento sobre lo que significa vestir la camiseta verde en distintas etapas.

Sin embargo, ambos terminaron su contrato con el club y muestran incertidumbre con respecto a lo que les va a deparar el futuro cercano, aunque con algunos matices. Por un lado el capitán asegura estar tranquilo a la espera de conocer al nuevo DT, mientras el zaguero está resignado por no ser considerado para la próxima temporada, la que seguramente será la última en el fútbol profesional.

a la espera

Villarroel era, sin lugar a dudas, una carta segura para la próxima temporada en Wanderers. Garcés ya había manifestado su intención de que se mantuviera en el plantel, considerándolo clave dentro y fuera de la cancha, como un líder que era necesario sobretodo para los jugadores jóvenes. Sin embargo, el cambio de timón hace variar la perspectiva del volante de 34 años.

“Terminé mis dos años de contrato y no he sabido nada. Estoy esperando y me preocupa la incertidumbre de depender de lo que pase estos días, ojalá todo sea para mejor y cumplir mi deseo de seguir en Wanderers”, señala “Villita”.

Sobre el próximo entrenador, el ex mundialista en Francia ‘98 agrega que lo fundamental es “que quiera hacer bien las cosas y tenga el tiempo adecuado para traer a los refuerzos para que el equipo se potencie el otro año. Estamos todos atentos a lo que pase con esta situación”, agregó.

buscando otro rumbo

Disfrutando de sus tradicionales vacaciones en Traiguén (IX Región), pero con la inseguridad de lo que viene en su futuro profesional se encuentra Rodrigo Barra, quien a sus 35 años planifica la que seguramente será su última temporada en el fútbol profesional.

Firmó su finiquito con el club de calle Independencia y desde ese momento nadie lo ha llamado para definir su situación.

“El que no se haya comunicado nadie del club conmigo creo que es una señal clara que no me tienen en cuenta, además no hay entrenador y no puedo depender de alguien que no conozco. Me han llamado de otras partes, tengo que ver esas opciones y analizarlas”, señala.

El traiguenino es consciente que su juego ya no es el mismo de temporadas anteriores, pero considera que aún tiene mucho por entregar. “Tengo claro que estoy más lento que antes. El tiempo ha pasado y es inevitable, pero he incorporado otras cosas en el manejo del juego gracias a toda la experiencia que suplen el tema de la velocidad, que no es todo en el fútbol”, asegura.

Al referirse al próximo DT caturro, señala algunas claves para tener buenos resultados en el puerto: “Debe conocer bien el medio y encontrar una línea futbolística para congeniar con el hincha, además de tener una trayectoria importante para que la gente lo respete, porque la imagen de Jorge (Garcés) va a estar presente”, concluye.

balance y despedida

Rodrigo Barra siempre ha sentido el respeto del hincha del Decano, que le reconoce su trayectoria y profesionalismo. Sin embargo, se muestra dolido con algunos comentarios sobre su rendimiento en esta temporada.

“Lo de la lesión me afecto mucho, pero me complicó más lo que algunos dijeron de que no sirvo porque estoy viejo. Siempre fui respetuoso y responsable. Que la gente me disculpe si cometí errores y agradezco a los que creyeron en mí”, señala.

A modo de despedida y pensando en el futuro del equipo porteño, Barra envía un mensaje a los hinchas: “Apoyen siempre al equipo y confíen en sus jugadores, que siempre luchan por un Wanderers mejor. Yo estoy eternamente agradecido con el club que me entregó todo, saben que soy wanderino y en mí corre sangre verde”, culminó.

 

JAVIER DE LA RIVERA

deportes@mercuriovalpo.cl