Usted está en : Portada: Editorial
Martes 25 de enero de 2011
El Barrio de El Recreo

Uno de los sectores menos presentados en la historia de Viña, es su barrio más antiguo, El Recreo. Sus primeras acciones se remontan a marzo de 1877, sólo tres años después del loteo de la hoy Ciudad Jardín, cuando José Waddington genera un contrato entre él, quien además representaba a sus hermanos, y la Municipalidad de Valparaíso para establecer una nueva población en los cerros al norte del puerto y pese a lo detallado del contrato, que incluso estipulaba el número de manzanas y su superficie, no tuvo éxito debido a la poca relación existente entre lo propuesto y la topografía.

La ubicación, entre el próspero puerto y la naciente Viña del Mar, mantiene el interés en vender los terrenos, toda vez que la conexión vial entre ambas ciudades se desarrolla, como describe Lafond de Lurcy en "Viaje a Chile" de 1845, a través de los cerros.

El ferrocarril que recorre el pie del cerro, es inaugurado en 1855 y potencia los terrenos de Viña, por lo tanto, es natural que persista el interés y en 1885 Teodoro Lowey y Andrés Keating compran a José F. Vergara, representante de su esposa Mercedes Alvares, un sector sin uso, dividido en dos porciones, situado al sur de Viña y al norte del cerro de Los Mayos, sobre el cual está la Batería Papudo.

En el tercer artículo de la escritura se establece: "dejar sin cobrar precio alguno al terreno necesario para abrir un camino público entre Viña del Mar y Valparaíso, ya sea por cuenta del estado, de los vecinos o del vendedor". Y el artículo cuarto complementa al anterior, estipulando "abrir cuatro caminos transversales que se unan el nuevo camino que se construya con la actual vía pública de Valparaíso". Agregándole, a finales del mismo año, nuevos terrenos entre Los Placeres y Caleta Abarca, para configurar finalmente, la superficie del propuesto barrio.

El 2 de mayo de 1888, Teodoro Lowey se transforma en dueño de todos los terrenos que la sociedad tenía y que estaban entre Miramar y el matadero público de Portales. Finalmente, el 21 de julio de 1906 se hipotecan los terrenos, pertenecientes ahora a Teodoro Lowey e hijos, y se adjunta la escritura con las características de la nueva población.

La primera parte, como indica el trabajo de la arquitecto Paulina Campos (2005), de este proyecto inmobiliario, implementado entre 1906 y 1909, corresponde a la pendiente que enfrenta al mar en el sector del balneario. Luego, y aprovechando el buen resultado de la gestión anterior se propone una segunda intervención, desarrollada entre 1910 y 1930, que corresponde al área ubicada en torno a la Plaza de Recreo, es decir la parte más próxima al puerto y simultánea con la habilitación, en 1912, del camino plano, actual Avenida España.

Finalmente, se aborda, a partir de 1931, el tercer sector urbanizado y es el que está situado frente a Caleta Abarca y que tiene como hito desde 1909, el gasómetro que Gasvalpo instala en calle Roma.

Antecedentes que, junto a las características topográficas, producto de las continuas pendientes; sociales, con su impronta familiar; urbanas con su irrepetible estructura vial y arquitectónicas con su homogéneo perfil construido; contribuyen a generar en Recreo, una persistente identidad propia.