Usted está en : Portada: Ciudades
Domingo 20 de febrero de 2011
Queronque, la tragedia que enlutó a un país
impacto / A 25 años de la fatídica colisión, tres testimonios recuerdan ese día.

Veinticinco años ya han pasado de la peor tragedia ferroviaria que se ha registrado en el país. Un 17 de febrero de 1986, dos automotores colisionaron en el sector de Queronque, entre las estaciones de Peñablanca y Limache, impacto que dejó un saldo de 58 fallecidos y 510 lesionados.

Un sobreviviente, un periodista que reporteó el fatídico hecho y el realizador del documental sobre el accidente se refirieron al hecho.

Colisión

Ese día, a las 19.45 horas, el expreso AES-16, que se dirigía desde Valparaíso a Santiago (Mapocho), e iba acoplado a un segundo carro, chocó de manera frontal con el automotor AES-9, que venía de Los Andes hacia el Puerto.

Los momentos post accidente fueron traumáticos debido a la gran cantidad de heridos y víctimas fatales. Jaime González, quien sobrevivió al violento impacto, era en ese entonces funcionario de Ferrocarriles del Estado. Para él, todo pasó muy rápido y en primera instancia no entendía lo que pasaba. "Hubo un silencio espantoso y todo estaba lleno de tierra", dijo.

La imagen de la tragedia se tradujo en un duro golpe para el periodista Marcelo Simonetti, quien llegó al lugar como reportero en práctica del diario La Estrella. "La escena era bien dantesca, la gente estaba tirada en el piso o atrapada, y había como olor a muerte. No lo había sentido antes, pero me dio la impresión de que era eso", aseguró.

"Gente maldita"

Mientras, los pasajeros sobrevivientes, algunos en precarias condiciones físicas, comenzaron a ayudarse entre sí. "Los que estábamos mejor bajamos a los otros. Luego empezó a llegar mucha gente para ayudar, y ahí pude ver la nobleza del ser humano, pero también la bajeza, porque algunos saquearon a los muertos, a los que estaban mal, era gente maldita", explicó Jaime González.

Sobre las causas del accidente, Roberto Mathews, cineasta porteño y creador del documental "Destino Queronque" (2009), consignó que "lo que coincide más es que el encargado no avisó que venía el otro tren. Pero la razón real es la osadía humana, eso de usar sólo una vía, y justo en una curva".

A esta versión se suma el ex funcionario de Ferrocarriles, quien explicó que los trenes se desplazaban por una sola vía debido a que los contratistas que ejecutaron algunas obras en el lugar no habían dado la autorización para ocupar la otra línea a raíz de que aún no les pagaban por el trabajo.

No obstante, también se habló como causa probable el robo de las líneas telefónicas, lo que habría provocado los problemas de comunicación entre los jefes de estación. Hasta existió el rumor de que había sido un atentado terrorista. "In situ se hablaba un poco de esa teoría", contó Simonetti.

Por otro lado, controversia provoca aún el número oficial de víctimas. "Mintieron, fueron sobre 100 personas", aseguró Jaime González. En tanto, el cineasta que investigó la tragedia explicó que "el tema de las cifras eran contradicciones de la prensa. Yo me quedo con lo que me dijo uno de los protagonistas del documental, José Durán. Fueron más de 120 los muertos".

Camila Araya

ciudades@mercuriovalpo.cl