02/05/2004

Glándula pineal o Tercer Ojo

Alquimia mental al alcance de todos

Método Cyclopea de activación de esta glándula promete fuente inagotable de milagros revelando clave para recuperar potencial creativo ilimitado.

PAOLA PASSIG V.

 

Descartes dijo en su tiempo que la glándula pineal era el asiento del alma; las tradiciones orientales se refieren a ella como el poder de Dios y la tradición cristiana, como la puerta del cielo. Considerada la glándula maestra, el Tercer Ojo, la Visión del Cíclope o el ojo de Horus, esta glándula que produce melatonina -la hormona de la juventud por sus poderes regenerativos y antioxidantes- fue considerada inútil hasta los años 70 por la ciencia, debido a su temprana atrofia debido a que sus funciones cesaban a los siete años. En el adulto se manifiesta apenas como un hilo fino en el torrente sanguíneo. Sin embargo, la ciencia ha confirmado que esta hormona es la responsable del mantenimiento de la juventud y por primera vez valora su poder.

Fresia Castro, periodista y master en arte, responsable del método Cyclopea de activación de la glándula, considera a la pineal como "una fuente inagotable de milagros tanto para la salud como para el desarrollo del individuo". Inició hace veinte años una aventura espiritual que culminó en los contrafuertes cordilleranos del desierto de Atacama, donde vive la mitad del año. Se fue de Chile, dice, siguiendo la ruta de un ángel, llamado que la hizo abandonar su trabajo como jefa de prensa de radio Cooperativa, en Valparaíso, y radicarse en Francia donde tuvo claridad respecto a la tarea que debía emprender. De regreso en el país empezó a trabajar con grupos de etnias, especialmente atacameños, a realizar talleres de visualización con ellos, y luego talleres para dar a conocer el método en los que han participado hasta ahora más de dos mil personas.

Como directora de la Corporación de Cultura de Calama fundó la Corporación de Arte Americano "Amerarte" cuyo fin es la recuperación, protección y difusión de la cultura atacameña, entre cuyos colaboradores directos están los gobiernos de Canadá, Inglaterra y Australia.

 

TRAS LA CLAVE

 

- ¿Para qué sirve la experiencia de fortalecer el conocimiento y el manejo de las funciones de la glándula pineal?

"Si consideramos que nuestro vehículo físico es perfecto en su fórmula y en sus funciones, pero reducido a un porcentaje mínimo de control de nuestra parte -te recuerdo que según estudiosos sólo utilizamos un 10% de nuestra capacidad cerebral-, existe la posibilidad de activar este programa original, si encontramos su clave. Es como recuperar la herencia, lo que alguna vez perdimos y hoy podemos utilizar nuevamente con la potencia del origen que no es poco. La glándula pineal, situada al centro del cerebro, del tamaño de un guisante, produce la hormona llamada melatonina que es responsable de la regeneración celular; por eso se le considera la hormona de la juventud. Esta glándula se atrofia a medida que el ser humano va desarrollándose, hasta ser sólo un fino hilo en el torrente sanguíneo en el adulto mayor. Las últimas investigaciones científicas en torno a sus propiedades arrojaron resultados sorprendentes. Entre ellos sus propiedades inmunológicas que actúan sobre el cáncer, cardiopatías severas, alzheimer y sida. También es reguladora del sueño y de los ciclos biológicos, y tiene propiedades alucinógenas.

Pero la síntesis de todo ello radica en que la recuperación de esa glándula en su real funcionamiento se traduce en un potencial creativo ilimitado, cuyos resultados llevan a obtener, mediante nuestras órdenes creativas, que son las fórmulas con las que manejamos todos los aspectos que abordamos en nuestra existencia diaria, una nueva forma de vida, más perfecta, llena del milagro diario y con la capacidad para manejar y cambiar las situaciones armónica y exitosamente".

 

- Parece muy importante.

"Es trascendental. La ciencia médica ha buscado cómo activarla y como ejemplo te puedo decir que en experiencias de laboratorio, al trasplantar pineales de ratones jóvenes a ratones viejos, fue como si los hubieran cambiado de jaula. Los jóvenes envejecieron y los viejos rejuvenecieron. Como no se podían hacer trasplantes sino de ser vivo a ser vivo, tuvieron que conformarse con buscar un sucedáneo de esa hormona y crearon las píldoras de melatonina, que aunque cumplen con algunas de las propiedades originales, tienen resultados parciales y en áreas muy específicas".

 

CIENCIA Y ESPIRITU

 

- De alguna manera tu experiencia en este campo demuestra una suerte de síntesis entre lo que postula la ciencia y la alquimia esotérica. Esto en el sentido de que los chakras serían la manifestación alquímica o sutil de determinadas glándulas humanas como funciones concretas y conocidas.

"Efectivamente, podríamos decir que este método hace un enlace entre ciencia y espíritu. Sin embargo, también comprueba que nunca la ciencia y el espíritu han estado separados, sino que ha sido nuestra propia fórmula creativa disociada y limitada a un porcentaje tan bajo de expresión y comprensión lo que ha generado esta aparente división que nos mantiene en la ignorancia sobre nuestro propio potencial. El avance tecnológico y la divulgación científica de hoy nos permiten comprender a nuestro ser humano como un equipo electrónico compuesto por un chip central, chips secundarios y microchips, conformando una red energética que debería funcionar perfectamente, pero el bajo voltaje en que funciona no permite que la red de encendido, si podemos usar ese término, se active en toda su potencia. La prueba mejor la tenemos en nuestro cerebro cuyas redes neuronales no hacen sinapsis (contacto) sino en forma limitada. De ahí que no haya mayor interacción hemisférica, lo que trae como consecuencia, entre otras cosas, acceso parcial a la información necesaria para actuar. Por supuesto, hay una razón para que esto ocurra de este modo, y también hay otra razón para saber que podemos salir de ese estado de limitación, y esa es la piedra angular en el funcionamiento de esta técnica. A partir de ahí la glándula pineal, como resultado biológico de ese centro de energía o chip principal, una vez activado a su potencia original, será la encargada de manifestar sus cualidades originales, sin importar si está atrofiada o incluso inexistente (por extirpación). Va a parecer raro esto último, pero recordemos que Einstein dijo: la materia es energía y por lo tanto somos seres-energía. En verdad, somos seres-energía manifestados en un campo atómico cuya vibración nos hace densificarnos en un resultado que desde ese mismo ser-energía puede ser cambiado, si sabemos cuáles son las leyes que rigen ese acto".

 

JUEGO EN SERIO

 

- ¿También demostraría que los estados de apertura de conciencia tienen un componente científico medible y comprobable?

"Por supuesto, ahora más que nunca ha habido estudios que reconocen actividades cerebrales específicas a través de escaner u otro equipo de medición, cuando se está en meditación, por ejemplo. También se ha descubierto, como lo hizo el Dr. Melvin Morse, al tratar a pacientes que tuvieron muerte clínica, que en ese proceso la glándula pineal se activa notoriamente en el caso de aquellos que recuerdan su experiencia y que generalmente vuelven de ella recuperados completamente de la afección que los había llevado a ese estado. Aunque yo no he realizado esta medición, sí lo han hecho algunos participantes por su propia cuenta y los resultados han sido sorprendentes. En todo caso, este método no es una técnica de meditación, ni tiene raíces esotéricas, es explícito, directo y práctico, bastan dos días para sentir los cambios y luego su entrenamiento va junto con las actividades de cada día, casi como un juego creativo, pero un juego en serio, muy en serio".

 

- ¿Todos podemos llegar a sentir o vivir esos estadios espirituales?

"Te respondo con las mismas palabras del principio. A todos nos corresponde recuperar nuestra herencia, nuestro patrón original, y ello comprende la utilización de este centro pineal, factor importante en el desarrollo de la humanidad para la construcción creativa y ejecutiva de un mundo mejor, más allá de todas las dificultades autocreadas que nos hemos impuesto. Somos seres intrínsecamente espirituales, lo que no tiene que ver ni con el misticismo, ni con factores religiosos. Es una condición inherente al principio de la vida, como el factor amor, tal como lo explicó en su postulación el físico francés Jean E.Charon, cuando señaló que el universo, los sistemas estelares, solares están cohesionados a su núcleo central por un poder llamado amor. Asimismo, nosotros estamos cohesionados molecularmente por ese mismo poder, si no, seríamos células disgregadas sin sentido. Recuerda que físicos contemporáneos han llamado a aquella partícula indescifrable, al último y primer componente de lo que antes se llamaba vacío y que hoy llaman 'vida', como 'Atomo Dios'. En resumen, te puedo afirmar que cualquier persona, sin importar su edad ni condición, puede acceder a esta fórmula y recibir sus beneficios".

 

 

La vida es sueño

 

"Todo partió, hace más de 25 años, con un sueño. Hay ocasiones en la vida en las que ocurre algo que, a pesar de que podría resultar casi cotidiano te parece una experiencia tan extraordinaria que si tienes la intrepidez para aceptar su desafío, te puede llevar a una aventura que sobrepase tanto cualquier expectativa como para cambiar tu rumbo definitivamente. Eso fue lo que me sucedió a raíz de este "sueño", que tuve cuando trabajaba como jefe de prensa en la radio Cooperativa de Valparaíso. La certeza de estar ante una vivencia más real que esta existencia, me llevó a considerar la posibilidad de seguirlo (¿deformación profesional de ir siempre tras la noticia?). Así fue como me encontré tomando decisiones que, para mi sorpresa, eran avaladas por manifestaciones apoyadoras en mi entorno, tal como habían sido anunciadas en mi experiencia onírica".

Así comenzó la nueva travesía de Fresia Castro que continuó en Europa. "Partí a Francia con mi familia tras las pistas que me llevaron a un encuentro que me dio la confirmación de que todo era real. A partir de esos momentos comenzó para mí una nueva vida, en la que un nuevo conocimiento y un afán espiritual marcarían definitivamente mi rumbo. No fui yo la que definió el momento del cambio, sólo tomé el riesgo para no dejar pasar esa oportunidad que consideraba única. A partir de ahí me dediqué por completo a profundizar en mis aprendizajes y a seguir las pautas que más adelante me permitirían entregar este método de activación interna de la glándula pineal, cuyo origen se encuentra primero en mi experiencia producto de una instrucción individual y luego en un proceso creativo personal que dio como resultado esta técnica que ya lleva una década en expansión".

Fresia está convencida de que el universo se mueve en un orden perfecto. "Si enlazas con él en armonía, será en esa misma frecuencia como te relacionarás con las circunstancias. Antes de esta experiencia yo había llevado una vida tranquila, interesada en aprender todo lo que me llevara a encontrar respuestas de la vida. Desde muy niña había sido un "ratón de biblioteca" incursionando en tópicos antropológicos, arqueológicos, científicos y espirituales, y había seguido estudios en materias aparentemente disímiles como música, culturas precolombinas, sicología de la conducta humana. ¡Ah! Además había estudiado en el Bellas Artes obteniendo un master convalidado en L'Ôcole de Beaux Arts de París. Lejos estaba en ese tiempo de imaginar que todo ello sería la base de despegue para lo que más adelante constituiría mi tarea elegida".

 

Claves para ser feliz

- ¿Para qué sirve o qué cambia con este método?

"En todo aquello que se quiera modificar benéficamente, proyectar, sanar, crear, potenciar de tu vida y tu entorno. Tú vas decidiendo de acuerdo a las circunstancias y tus anhelos superiores. Es descubrir por fin quién eres, por qué estás aquí y hacia dónde vas. No soy yo quien te dará la respuesta, sino tú misma, y tendrás la certeza. En mi libro "El Cielo está Abierto" de editorial Grijalbo, se puede encontrar muchos ejemplos de esto que me preguntas".

 

 

DESTAQUES

 

"Este método hace un enlace entre ciencia y espíritu y comprueba que nunca ellos han estado separados, sino que ha sido nuestra propia fórmula creativa disociada y limitada lo que ha generado esta aparente división que nos mantiene en la ignorancia sobre nuestro propio potencial".

 

 

"Este método no es una técnica de meditación ni tiene raíces esotéricas; es explícito, directo y práctico. Bastan dos días para sentir los cambios y luego su entrenamiento va junto con las actividades de cada día, casi como un juego creativo, pero un juego en serio, muy en serio".