Año 173 - Nro. 59398 - Viernes 4 de Agosto de 2000
   
 

Lynda: una chica pop que se expande

 
 

Sólo 18 años tiene esta mexicana que recorre el continente promocionando su álbum "El día de mi independencia", cuyo caballito de batalla es el pegajoso tema "No quiero verte más"

 
 

"Encuentro injusto que por combinar el pop con otros ritmos se me compare con Shakira", dice la joven cantante mexicana Lynda.

Lynda podría haber sido una más de esas cantantes infantiles que tienen su minuto de fama y después desaparecen sin dejar rastros de su existencia. A los 8 años sus padres la llevaron a un concurso infantil del programa "Siempre en domingo", de Raúl Velasco, vitrina que le permitió firmar más tarde un contrato con Emi, sello con el que grabaría dos discos: "Lynda" (1996) y "Un grito en el corazón" (1997); los que tuvieron buena aceptación en el público mexicano, ubicando varios de sus temas en los rankings radiales.

Ahora, Lynda tiene 18 años y decidió dar un giro en su carrera con "El día de mi independencia", placa que ya fue editada en Chile, y cuyo single promocional "No quiero verte" le ha permitido hacerse popular más allá de las fronteras aztecas.

"Estaba cansada de cantar lo mismo, me negaba a seguir usando la fórmula del dance, porque a estas alturas ya había evolucionado como artista y persona", dice Lynda sobre este cambio en su registro, al que incorporó una mezcla de pop con ciertos tintes rockeros

 

 

 

-¿Qué tan diferente es este disco en comparación a lo que hacías antes?

"Es totalmente diferente. Obviamente en cuatro años una persona cambia, antes mis temas hablaban de las cosas que le pasan a una niña de 12 ó 14 años, y ahora hablo del amor, la infidelidad y las problemáticas que se ven en los noticieros".

 

-¿Cuál es tu nivel de participación en la producción ?

"Tengo que ver porque la persona que sale al escenario y defiende los temas soy yo y además la gente que trabaja conmigo me deja opinar sobre los canciones. En todo caso para el próximo disco espero escribir las letras y también componer".

 

 

-¿Te molesta que te comparen con Shakira?

"No me quita el sueño, pero encuentro injusto que por combinar el pop con otros ritmos se me compare con Shakira. A lo mejor cuando tenga 23 años e hiciera lo mismo, le encontraría sentido a eso".

 

 

 

-¿Esta visita a Chile es parte de un plan de internacionalización de tu carrera?

"Estoy cumpliendo el sueño de todo artista que quiere ser conocido en muchos otros lugares. Pienso que la música debe ser así, mientras a más gente llegue, mejor, hay que traspasar las fronteras, y la compañía disquera, junto a la gente que me maneja, se dio cuenta que ya era el momento de darnos a conocer en otros lugares".

 

-¿Qué otros países incluye esta gira?

"España, Argentina, Venezuela, Estados Unidos y Puerto Rico. En verdad esto es algo que me entusiasma mucho, porque para mí es muy importante que gente de otras culturas pueda interpretarse con mis canciones y mi persona"

 

-¿Qué tan difícil se te hace la vida cuando empiezas una carrera desde pequeña?

"Fue difícil, porque tuve que dejar la escuela, mis amigos y mi ciudad, para subirme a los aviones y vivir en hoteles, negándome a disfrutar de las cosas sencillas que hace una chica, como ir al cine y a fiestas. En todo caso creo que vale la pena porque estoy haciendo lo que me gusta y jamás dejaría de hacer esto aunque pierda todo lo demás".

 

-¿Sientes que las personas que desde niños se dedican a esto desarrollan una personalidad común?

"No lo sé. La diferencia está en que soy una figura pública y tengo cierta experiencia en la vida artística. Tal vez todo dependa de la formación que te dé la familia".

 

-Pero cuando hablas con tus amigas las diferencias de temas debe ser bastante grandes.

"Lo que pasa es que no hablamos sólo de lo que yo hago. Ellas me cuentan lo que les pasa en sus vidas, en la escuela y yo también hablo de mis experencias, pero lo hacemos como iguales".