Año 173 - Nro. 59406 - Sábado 12 de Agosto de 2000

Benefició a una mujer

Hospital Fricke concretó ayer su primer trasplante de córnea

Centro hospitalario cuenta con equipo médico recientemente conformado

TRASPLANTARON CORNEA EN VIÑA.- Primera operación de esa naturaleza realizó equipo de especialistas del Hospital Gustavo Fricke

Tras varios años de espera que le permitieran contar con el equipo médico necesario, el Hospital Gustavo Fricke concretó ayer el primer trasplante de córnea de dicho centro asistencial, reactivando de esta forma este tipo de operación en la zona, la cual está comprendida dentro de las cirugías de alta complejidad.

El oftalmólogo cirujano, doctor Carlos Schiappacasse, quien se especializó en córneas en la Universidad de Milán, dirigió el equipo médico de dicho trasplante.

La paciente beneficiada, Emilia Téllez de 30 años -funcionaria de aseo del hospital-, sufría una patología denominada queratocono, consistente en la alteración de la curvatura corneal, que le impedía ver bien, tanto con lentes ópticos como de contacto. Dicha curvatura se iba haciendo cada vez más progresiva, lo cual podía, a la larga, significarle la ceguera.

La cirugía -explicó el doctor Schiappacasse- consistió en un trasplante de córnea con fines ópticos, de manera que el paciente no requiera de ningún tipo de lente.

El médico explicó que la operación demora sólo una hora, pero la recuperación es bastante lenta, ya que recién a los dos meses la córnea donada se aclara y el paciente comienza a ver mejor. No obstante, se debe atender el astigmatismo postoperatorio.

"Se puede redistribuir la sutura después de los 4 meses y al cabo de un año se corta la sutura y se puede realizar un procedimiento de cirugía refractiva o quirúrgica si fuera necesario por el astigmatismo", señaló el oftalmólogo.

DURACION

A diferencia de los órganos, las córneas (que son un tejido) tienen una mayor duración una vez que son extraídas al donante, alcanzando hasta los 5 días en condiciones de conservación adecuadas. En razón de ello, otros dos pacientes están siendo evaluados para realizar el segundo trasplante -de la otra córnea- el día lunes.

Consultado por el rechazo, Schiappacasse explicó que las posibilidades son muy bajas, ya que por tratarse de un tejido, no tiene vasos sanguíneos. Adicionalmente, en este caso, por tratarse de un queratocono, el pronóstico tiene todas las posibilidades de éxito.

Los trasplantes de córnea habían sido interrumpidos en el Hospital van Buren hace algunos años, luego que se fuera el equipo médico que realizaba dichas cirugías, por lo que con la constitución del equipo del Fricke se reactiva la posibilidad de un trasplante de este tipo para cientos de personas.

Cabe señalar que además de las córneas, el corazón del paciente donante también fue utilizado para un trasplante.

DONACIONES

La doctora Tatiana Aldunate, jefa de la unidad de procura de órganos y tejidos del Hospital Gustavo Fricke, señaló que la donación de córneas es un poco más compleja, puesto que en ocasiones las familias donan los órganos, pero no estos tejidos.

Al respecto, sostuvo que ante ello se explica a los familiares de los posibles donantes qué órganos se pueden necesitar y si ellos piden expresamente que no se les extraigan las córneas, se cumple la voluntad de la familia. No obstante, la doctora Aldunate recalcó que sólo se extrae el tejido de córnea y no el ojo completo, como habitualmente cree la población.

Aclaró también que aún cuando el paciente tenga un carné de donación de órganos, si la familia se niega, no se lleva a cabo la procura.

 

Cataratas

En tanto, el equipo de cuatro oftalmólogos del Fricke se encuentra reactivando además las operaciones de cataratas. En sólo un mes han desarrollado 40 operaciones de cataratas, disminuyendo considerablemente la lista de espera que asciende a 400 personas sólo en Viña del Mar.

Dentro de los proyectos futuros de este grupo también está la creación de un banco de córneas y ojos para efectuar un estudio de la córnea antes de trasplantarla. Según el doctor Schiapaccasse, en Chile sólo se hacen trasplantes en fresco en relación a la edad y el tiempo que pasa después de la muerte del donante, pero lo idea es contar con un banco que permita el estudio a nivel de microscopio de las córneas.