Año 173 - Nro. 59407 - Domingo 13 de Agosto de 2000
   
 

El pilar de Los Jaivas

 
 

Desde Francia y por e-mail, Eduardo Parra cuenta cómo nació la idea de hacer "El bar-restaurant Lo que nunca se supo" un disco de cuecas y tonadas que los devuelve a sus orígenes. También adelantó detalles de su nuevo CD que aparecerá en octubre

 
 

De izquierda a derecha: Mario Mutis, "Gato" Alquinta, Juanita Parra y Claudio y Eduardo Parra en el Valle del Elqui.

Eduardo Parra debe ser el más inspirado de Los Jaivas. En cada una de las presentaciones del legendario grupo, es el encargado de contar la historia de los temas. Y cuando no es su turno para tocar, se pasea por el escenario, concentrado y pensado quizás en qué cosa.

Desde Francia, cuenta por e-mail, cómo es el disco de tonadas y cuecas "En el bar-restaurant Lo que nunca se supo" editado hace unos días en nuestro país. Cómo surgió la idea de recopilar la serie de canciones inspiradas en el baile nacional chileno y de su próximo disco de estudio, que saldrá en octubre.

-¿Cómo esperas que sea la recepción de este nuevo disco? Mamalluca no sonó mucho en las radios, no fue tan popular.

"Creo que Mamalluca necesita un tiempo más para que vaya madurando en los oídos del público que está acostumbrado a escuchar nuestra música. En todo caso, nosotros estamos "chochos". Mamalluca representa un hito en nuestra carrera. Primero es una obra basada en uno de los rincones más hermosos de Chile. En realidad -y demás está decirlo- Mamalluca es, también, un sentido homenaje a la insigne poetisa. Debo confesar que el público chileno nos pedía, a lo largo de nuestras giras, un homenaje a Gabriela Mistral. Nosotros tomábamos con recato la sugerencia y, verdaderamente, con secreto cariño pensábamos que quizá en algún momento se nos presentaría la ocasión. Glorioso fue el dia cuando teniendo el honor de ser invitado a leer el libro en el Museo Gabriela Mistral, comprobé que lo habíamos hecho. La segunda razón es la realización sinfónica. Desde muy temprana edad soñábamos, como todo niño, con dirigir una orquesta. Una vez organizado el grupo, no nos costó mucho pensar de manera sinfónica puesto que algunos de entre nosotros habíamos comenzado estudios que debían conducir al aprendizaje de los instrumentos que cada uno se había asignado".

-¿Cómo nació la iniciativa de hacer un disco de cuecas y tonadas?

"Por suerte que la iniciativa fue el azar. Los ejecutivos de Sony estaban con muchas ganas de sacar algo como un homenaje a las fiestas patrias. Se trataba de un disco de cuecas, pero tenía que ser inusitado, fuera de lo común. El problema era que no les estaba resultando porque su proyecto se topaba con el ocupado calendario de sus artistas, justo a los que ellos iban a proponer la fórmula. "¿Quién podrá ser ese grupo, entonces?", se seguían preguntando. Y, daba la casualidad de que en ese momento se hacían esas preguntas exactamente delante de Claudio que intrigado los cuestionó por el proyecto y luego de enterarse le respondió: "Pero si ese disco lo tenemos nosotros". "¿Y cómo?", se preguntaron ellos. "Recopilando todas las cuecas de nosotros", les respondió Claudio. Además le podemos agregar tres cuecas inéditas que tenemos a la espera de nuestro próximo álbum y algunas otras sorpresas más". "¡Hecho!", dijeron ellos. Y aquí está, hoy dia, en las disquerías.

Desde cualquier punto de vista para nosotros es un gran honor poder sacar este compilado que refleja fielmente una parte importante de nuestro corazón chileno".

-El bar-restaurant "Lo que nunca se supo" existió acá en Valparaíso, ¿por qué lo eligieron para bautizar el disco?

"El bar-restaurant "Lo que nunca se supo" estaba ubicado en el Almendral y era el lugar que habían elegido los músicos y la bohemia porteña de aquellos tiempos para rematar la noche. Ahí se comía el típico causeo de hociquito de chancho y se seguía tomando y tocando en un viejísimo y destartalado piano que no por eso se le dejaba de dar constante uso durante largas horas hasta entrada la mañana donde músicos amigas y amigos generalmente terminaban en una larga sesión de improvisaciones. Era el momento cuando los músicos juegan. Elegimos este nombre porque; primero que nada, el próximo álbum que está en preparación, es el resultado de nuestro estrecho acercamiento al país, tiempo durante el cual hemos pasado estos últimos cuatro años más de la mitad del total en Chile y el resto en Francia. Esto nos ha ido regalando, una vez más, el justo derecho de cantarle al país y a la idiosincracia nacional. Esta misma intención pusimos en Mamalluca, por ejemplo. Nuestro próximo álbum que será grabado en octubre y noviembre en Chile está dedicado a nuestro país".

-En este álbum de tonadas viene una cueca futurista ¿de qué se trata?

"Esta cueca que se llama "Pololeo por computer", responde a la temática de nuestro próximo album de creación. Las tres cuecas que simulan suceder y ser parte del show del "Lo que nunca se supo", tienen ya nuevas incursiones tanto en los arreglos como en su sonido. Continuamos, también, utilizando la infinita gama de efectos y timbres particulares que permiten los teclados electrónicos. El mini-moog se integra, una vez más, y con mayor confianza al sonido total del grupo. Las nuevas intenciones que ya se anuncian en este CD de cuecas, será el sello distintivo de nuestro próximo trabajo. Esta cueca futurista no hace nada más que reflejar algunas de las novedades que trae consigo esta revolución del computer que, sin duda, se trata de la más grande que haya experimentado la humanidad hasta la fecha".

-Este disco ¿marcará una vuelta a los orígenes de Los Jaivas?

"No hay que olvidar que, dentro de todo, este disco es una recopilación. De todas maneras se trata de un trabajo muy bien cuidado y bien pensado. Y no es por que venga de muy cerca la recomendación. Nos ha tocado conocer a lo largo del país y del mundo, muchos amigos que habían ideado, cada uno, una recopilación diferente de cuecas de Los Jaivas, como esta que hemos realizado nosotros mismos. No están todas la cuecas que hubiésemos deseado incluir, pero se incluye una gran mayoría de toda la colección. Te digo que este disco se constituye como la exposición detallada de una faceta de Los Jaivas que se ha eregido como uno de los pilares matrices que sostienen las estructuras musicales del grupo. Habría que remarcar que tres de esas cuecas están tomadas de versiones en vivo. Felizmente en una de ellas: La Quebrá del Ají, rescatamos un solo de batería de Gabriel. Esta compilación va desde el 72 hasta el 99".

-¿Con qué sonidos nuevos sorprenderán?

"Hablando de lo más nuevo que son las tres cuecas inéditas, creo que hemos afiatado la concepción de un auténtica cueca jaiviana. Hemos madurado nuestro estilo y notamos en estas tres cuecas que hay serias intenciones por acercarse a la estructura estrictamente tradicional de nuestra danza nacional".

IDENTIDAD NACIONAL

-¿Crees que la nuevas generaciones están abiertas a escuchar música como la de Los Jaivas? Te lo pregunto porque a los más jóvenes como que prefieren la música más popular y digerible.

"Hay muchos temas digeribles en el repetorio de Los Jaivas. Te cuento que durante el verano 2000 y en el transcurso de estos últimos tres años, hemos podido constatar la enorme presencia juvenil en nuestros conciertos y para nosotros es un gran orgullo. Es una generación que viene más preparada que ninguna otra anterior puesto que ellos conocen los temas desde su niñez. Entonces el diálogo con nosotros y con nuestra música es muy diferente a lo que pasó en los primeros tiempos cuando llegamos a Santiago. Han pasado los años y en la juventud actual podemos apreciar cómo se solidifica y hace concreto algo que en los tiempos pretéritos quedó como ilusión. Ilusión que irrumpe en el actual futuro y hace erupción. Nosotros sentimos que nuevamente vamos junto a la juventud en la aventura nacional".

¿Los Jaivas siguen en la labor de construir identidad?

"Creo que esa ha sido la más grande razón de nuestro arte y de nuestra existencia. Desde que nos encontramos, formamos, con mucho humor, un grupo férreo e inquieto. Queríamos y necesitábamos crear nuestro habitat. Teniendo un claro, profundo y fabuloso paisaje no contábamos con un medio ambiente que insinuara un verdadero hogar común que debe ser el corazón de la patria. Veíamos poco aprecio por una conciencia nacional que forzosamente debía soplar su hálito cordillerano por todos los contornos de nuestro territorio. Ya en esa época cuando, por sobre todas las cosas, nos interesaba la alegría de la vida y la fiesta de la existencia, ya nos había picado el bicho criollo. Hoy, esta actitud forma parte de nuestras maneras. Hemos llegado hasta esta fecha como artistas. Después de 37 años de carrera, sentimos que hemos cumplidos nuestros sueños de juventud, esos de cuando inventábamos que algún dia a Gato le iban a pedir autógrafos por la calle diciéndole: "¿Tú eres el guitarrista de The High Bass?". Aquellos gestos que comenzaron a regir nuestra conducta musical, son, ahora, parte de nuestra vida, sentido de nuestra existencia, razón que mueve todas nuestras acciones".