Año 174 - Nro. 59442 - Domingo 17 de septiembre de 2000
   
 

Desilusiones olímpicas

 
 

La arquera Denisse Van Lamoen fue eliminada en Sydney. Igual suerte corrieron los remeros, esgrimistas y tenimesistas que compitieron ayer

 
 

Poco duró la participación olímpica de la arquera nacional Denisse Van Lamoen. Ayer fue eliminada en Sydney por la japonesa Sayoko Kawauchi.

Después de su magro resultado en la ronda olímpica, la sensación que primaba era que el destino estaba ya escrito para Denisse Van Lamoen. Sus magros 605 puntos, que la dejaron en una complicada 59ª posición, la obligaban a salir ayer a hacer la mejor ronda de su vida, ante una rival como la japonesa Sayoko Kawauchi, que había despachado notables 654.

Por eso se sabía que las esperanzas debían ser restringidas a la dureza de las cifras. Sin embargo, lo que pudo haber sido una paliza terminó como una derrota medianamente digna, pero derrota al fin.

La arquera chilena compitió en la primera ronda de la eliminatoria (cuadro de 32 parejas), en el "match" número nueve. Eran seis series de tres flechas cada una (18 en total), con un máximo de 180 puntos. Van Lamoen hizo 146, resultado del todo insuficiente ante los 151 de la japonesa, quien pasó, de este modo a la ronda de 16 parejas.

Conclusión: Van Lamoen fue eliminada. Su participación en Sydney está oleada y sacramentada.

REMEROS DECEPCIONARON

Nadie esperaba sorpresas mayúsculas de parte de los dos remeros chilenos presentes en la segunda jornada de Sydney, y los pronósticos se cumplieron. Soraya Jadué salió en la primera serie femenina de los individuales y concluyó cuarta entre cinco bogadoras, con un tiempo de 8:03.52 (su mejor crono era de 7:57.34) y quedó relegada al repechaje. El que sí mejoró ostensiblemente su marca anterior fue Felipe Leal. El valdiviano salió en la cuarta serie de los individuales masculinos, llegó cuarto (de cinco) y obtuvo un tiempo de 7:39.43, con creces superior a sus 9:09.60 de presentación. El mejor crono de la mañana en Sydney lo hizo el neozelándes Rob Wadell, con 6:54.20.

Ambos remeros volverán a competir mañana, en un repechaje que tendrá el mismo sistema de las series disputadas ayer: sólo el mejor de cada grupo pasará a la final.Hoy será el turno de entrar a las aguas para el cuatro sin timonel peso ligero, integrado por Christian Yantani, Miguel Cerda, Jorge Morgenstern y Hebert Jans, quienes competirán en la primera serie de las tres contempladas para este bote durante la manga inicial, junto a los cuartetos de Japón, Canadá, Francia y Alemania.

Yantani y Cerda, dos veces medallistas mundiales ('98 y '99) en el ''dos sin'', embarcación que no está contemplada en el programa de Sydney, esperan un lugar entre los 10 mejores de estos Juegos, lo que equivaldría a estar en la final B.

BAJO NIVEL DE LA ESGRIMA

A decir verdad, la esperanza sobre la actuación de la esgrimista nacional Catérin Bravo no excedían los límites de una derrota ajustada. Por ranking y por la escasa participación de la chilena en competencias de nivel internacional, su combate de ayer ante la letona Julija Vansovica aparecía como un desafío demasiado duro como para pensar en una victoria.Sin embargo, la meta de Bravo era -si tenía que caer, como la lógica señalaba- realizar un combate estrecho, perder por pocos puntos y dejar una buena impresión. Pero eso no ocurrió, pues la báltica barrió con la especialista en espada y le ganó por inapelables 15 toques contra sólo cinco de la chilena.

ACTUACION HISTORICA

No hay duda alguna: la actuación ejecutada por los tenimesistas chilenos en los Juegos Olímpicos de Sydney fue histórica. Y, teniendo en cuenta las abismantes distancias que separan la realidad criolla del nivel mundial, especialmente del asiático, habrá que reconocer el mérito del triunfo del doble integrado por Jorge Gambra y Augusto Morales ante los representantes de Indonesia Ismu Harinto y Anton Suseno (dupla ranqueada entre las 50 mejores del mundo) por 21-8, 15-21 y 21-14.

Luego de esa victoria, la pareja nacional cumplió un digno cometido frente a los belgas Jean Michel y Philippe Saive, ante quienes cayó por 2-0 en un primer set a muerte (18-21 y 14-21). Los salones del State Sport Centre fueron testigos del sólido juego mostrado por Gambra y Morales ante los belgas, ambos ranqueados entre los 40 primeros del mundo. De hecho, en el primer set su juego tuvo bastante complicados a los hermanos Saive. En definitiva, el rival fue superior, pero Chile dejó en claro que no es un adversario fácil. Para Chile, esta actuación bien valen una medalla.

A UN PASO

El destacado rendimiento chileno en las mesas de Sydney fue ratificado por Sofija Tepes y Silvia Morel, quienes perdieron por 2-1 (21-17, 14-21 y 19-21) ante una dupla de categoría mundial como la japonesa, conformada por Ai Fujinuma y An Konishi.

En una presentación a prueba de nervios que casi emula al logro masculino, y que incluso las llevó a estar 17-9 arriba en el tercer set, estuvieron a centímetros del triunfo. Pero haber ganado un set en unos Olímpicos, y frente a Japón, fue todo un logro.