Año 174 - Nro. 59460 - Jueves 5 de octubre de 2000
   
 

Madonna volvió a ser top

 
 

En Chile ya obtuvo disco de oro, por 15 mil copias, de su nueva producción "Music", la primera en los últimos once años que se ubica en los primeros lugares

 
 

El sombrero country que Madonna usó para promocionar su nuevo disco no confunde a sus seguidores. Ellos saben que aquí hay más música electrónica que otra cosa.

El regreso de la diva del pop a los primeros lugares de los rankings con su álbum anterior, "Ray light", rinde sus frutos en estos días. El lanzamiento de "Music", su nuevo disco, ha sido recibido en todo el mundo con un entusiasmo que no se veía con sus canciones desde mediados de los ochenta.

Sus ventas a nivel mundial superan los cuatro millones de discos a menos de una semana del lanzamiento. Y en Chile los resultados no son menores ya que alcanza al disco de oro, por 15 mil copias.

Este álbum es considerado el más audaz de la cantante por cuanto se arriesga a sumergir sus canciones en la música tecno con la misma tranquilidad que al mismo tiempo rescata el country. Incluso se colocó, con ocasión de la difusión de estas nuevas canciones, un sombrero de cowboy que, quizás sabiendo que le queda muy bien, se resiste a dejar.

Para este disco Madonna volvió a trabajar con William Orbit, con quien hizo "Ray of light", pero el resultado, según las críticas, no está a la altura de su anterior producción. Sin embargo, los nuevos fans de Madonna, entre quienes se incluyen millones de adolescentes que recién vienen a saber de su existencia y que la valoran no por su historia, porque la desconocen, sino simplemente porque aman sus nuevas canciones.

Esta nueva producción discográfica incluye el cover de Madonna del tema de Don MacLean "American Pie". Su reciente éxito, sin duda, ha sido un empujón para que los compradores se decidieran. Además, el primer single oficial del trabajo, "Music", también suena aportando una segunda buena razón para decidirse por el álbum.

Según cifras aportadas por su sello Warner Music en su primera semana el disco vendió 419 mil 600 copias sólo en Estados Unidos, convirtiéndose en el cuarto lanzamiento más fuerte del año, después de los más juveniles N"Sync, Eminem y Britney Spears.

Sólo le bastaron dos semanas para ubicarse en el primer lugar de ventas de 23 países, incluyendo Estados Unidos. Una cifra nada despreciable considerando que pese a sus pergaminos, Madonna no conseguía poner un álbum en el primer lugar del ranking norteamericano en 11 años.