Año 174 - Nro. 59492 - Martes 7 de noviembre de 2000

Bicicletas, niños y basura

Plazas de Viña tienen su propio enemigo íntimo

El esfuerzo por mantenerlas contrasta con el accionar diario de sus visitantes

Los principales enemigos de las 33 plazas que están ubicadas en el plan de Viña del Mar son las bicicletas, los perros y los niños, que tienden a deteriorar las áreas verdes, jardines y piletas, lo que demanda un esfuerzo de parte del municipio que anualmente debe invertir 900 millones de pesos en mantenimiento, riego y aseo, lo que incluye también a las otras 143 plazas distribuidas en diferentes sectores de la parte alta de la comuna.

Las plazas más importantes (por su tamaño) de Viña son la José Francisco Vergara (que además es la más antigua, inaugurada en 1874); junto a la Colombia (a un costado del casino); México (1 Norte al llegar a San martín); Sucre (frente a Falabella); y O'Higgins (en Libertad, entre 14 y 13 norte), las que por su ubicación, además, son las más expuestas a los daños, dado el alto flujo de personas que a ellas acuden.

La más deteriorada es la O'Higgins, conocida por el monumento al prócer y por estar ubicada a un costado del mall Marina Arauco, que le ha cambiado el rostro, aumentando considerablemente el número de sus visitantes, lo que contrasta con lo que ocurría hasta hace dos años.

"Antiguamente, esta plaza estaba abandonada y pese a ser un recinto bien grande, no venía mucha gente. En cambio, hoy en día, a la hora de almuerzo es el lugar de reunión de un centenar de empleados del mall que viene a reposar después de su colación", comentó el taxista Leonel Muñoz, quien agregó que, en todo caso, son los niños los principales visitantes, quienes esperan a sus padres mientras efectúan sus compras.

Pero los pequeños son además quienes generan destrozos, "porque reparten tierra por todos lados, rompen las flores, destrozan las bancas, las rayan, o se suben a los árboles. Nosotros vemos cómo los funcionarios que pasa a dejar el camión municipal tienen que recoger las ramas muertas que han caído y en eso se pierden media mañana", acusa el trabajador.

LA QUE SE SALVA

La plaza José Francisco Vergara, en cambio, si bien es la más céntrica de todo Viña, y la que sin duda concentra la mayor afluencia a toda hora, ha sido capaz de resistir los embates del tiempo y del uso, y el motivo parece ser que los antiguos senderos de maicillo fueron reemplazados por concreto y baldosas, dejando a las áreas vedes protegidas por rejas.

Uno de los cuidadores de esta plaza advirtió que más allá del riego de los centenarios árboles, de la limpieza de las tres esculturas que tiene y la treintena de escaños, la tarea más pesada es la limpieza de la pileta, en la cual las personas están acostumbradas a arrojar desperdicios.

En una situación prácticamente idéntica están las otras plazas céntricas: Sucre, Parroquia y doctor Luis Sigall, a las cuales les queda poco o nada de jardineras, y aparte de palmeras rodeadas por pasto, solo están pobladas por pastelones, uno que otro teléfono público, basureros y escaños.

OTROS CASOS

Un caso aparte lo constituyen las plazas Miraflores y México, ambas en 1 norte a la altura de Lusitania y la avenida San Martín, respectivamente, las cuales han logrado conservar el ambiente típicamente verde, con sus flores prácticamente intactas y bien conservadas.

La plaza México se caracteriza por mantener cada sábado, entre las 17.30 horas y las 8.30 de la mañana del domingo, saltos de agua en su pileta, bellamente iluminada.

Adrián Ferreira, quien lleva más de diez años a cargo de la plaza, asegura que dos veces al mes, la fuente de agua debe ser vaciada para retirar la basura que se acumula en el fondo. "Lo demás no cuenta tanto mantenerlo porque es cosa de recoger papeles, regar y recambiar las flores que se van echando a perder, pero en cambio, la pileta requiere más trabajo".

LAS MAS CUIDADAS

De todas las plazas de Viña la que está en mejores condiciones es la que rodea los jardines del Casino Municipal, más conocida como plaza Colombia, cuya mantención, a diferencia de las otras, está a cargo de la firma concesionaria del establecimiento de juegos, Antonio Martínez y Cía, la cual destina para estos efectos un equipo de 12 personas, que a diario tiene por misión mantenerla en perfectas condiciones.

 

Nueva plaza

A comienzos de diciembre debiera ser inaugurada una nueva plaza en 12 Norte con 4 oriente, a un costado del Hotel Coraceros, la que una vez que tenga terminadas sus nuevas instalaciones -que consideran un ágora, un placa recordatoria y nuevos juegos infantiles-, pasará a llamarse "doctor Aníbal Scarella", en honor del fallecido profesional viñamarino. Las obras están siendo financiadas por la familia del médico, la que hará el donativo a la municipalidad que luego asumirá su cuidado.

 

Reñaca no tiene

 

En caso de prosperar el proyecto de creación de la nueva comuna de Reñaca ésta sería la única que no contaría con el más tradicional elemento de una comuna, la plaza. Si bien la junta de vecinos ha solicitado en reiteradas oportunidades la habilitación de una, la municipalidad de Viña no ha respondido. Consultado el jefe de parques y jardines municipales, Miguel Salvo, expresó que en efecto están ingresados proyectos para construir áreas verdes en las riberas del estero de Reñaca, los cuales están siendo evaluados.