Año 174 - Nro. 59501 - Miércoles 15 de noviembre de 2000
   
 

Réquiem para un músico

 
 

Esta tarde se realizarán en Quilpué las exequias de Ramón Campbell, médico que realizó una importante labor en la investigación musical, siendo su obra más relevante la que estuvo dedicada a descubrir la cultura pascuense. El músico dejó como legado un ballet inédito

 
 

Ramón Campbell no quería que su despedida fuera triste. Razones para ello tenía de sobra, su vida fue intensa, comprometida con sus pasiones, repleta de viajes y experiencias únicas. No deseaba tener un coro de llantos a su alrededor en su funeral, por eso, como uno de sus últimos deseos pidió que el velorio se realizara en su casa, con música, de preferencia algunas de sus composiciones y, por supuesto, Bach.

Andrés Ramón Campbell Batista nació el 9 de marzo de 1911 en Quilpué y falleció el 13 de noviembre de 2000 en Viña del Mar. Realizó sus estudios en liceos de Valparaíso y la Ciudad Jardín, posteriormente se trasladó a Santiago para estudiar en la Universidad de Chile, quedó en medicina, y a la vez se matriculó en el Conservatorio con clases nocturnas, algo que nunca supieron sus padres durante siete años.

En lo que se refiere a la medicina, fue un doctor destacado, formó parte de la Fundación Hipocrática Internacional y miembro de la Academia de Medicina del Instituto de Chile. Su visión sobre esta actividad era bastante clara: se trataba de un servicio a la gente, donde el aspecto económico no era un factor importante.

Como músico, ostenta una trayectoria dedicada a la investigación y la creación de sinfonías, música de canto y de cámara para instrumentos.

Hombre apegado a sus raíces, musicalizó poemas de nuestros dos premios Nobel, Gabriela Mistral y Pablo Neruda.

Pero lo más destacado de sus investigaciones fue el trabajo que realizó durante más de una década en la Isla de Pascua, lugar donde le correspondió atender como médico al hijo de Jacques Cousteau cuando éste tuvo un accidente, manteniendo después una relación de amistad con el investigador marino.

En la isla, Campbell investigó la música y cultura pascuense, publicando varios libros sobre el tema, uno de ellos ("Herencia musical de Rapa Nui") es estudiado en universidades de los Estados Unidos y Alemania. Además este musicólogo compuso la pieza "Sinfonía Hotu Matúa", que fuera estrenada por la Orquesta Sinfónica de Chile en 1965, y fue postulado para el Premio Nacional de Música del presente año.

Una de las últimas creaciones del doctor Campbell fue la pieza que realizó por encargo para que fuera interpretada en la primera etapa de la pasada versión del Concurso de Ejecución Musical Dr. Luis Sigall. Como legado deja además un ballet inédito.

Las exequias de este médico y compositor se realizarán hoy a las 15 horas en su hogar ubicado en Avenida Retiro Sur 224 de Quilpué, oportunidad en que se hará un responso y se interpretará música a cargo del grupo Ars Antiqua, que integra su hija Alma, quien prosiguió la veta artísitica de su padre.