Año 174 - Nro. 59533 - Domingo 17 de Diciembre de 2000
 

Hipódromo Chile

 
 

Lido Palace, histórico

 
 

En un reñido y emocionante final con Penamacor, el pupilo de Alfredo Bagú se adjudicó el St. Leger y se convirtió en el primer tresañero de la historia en conseguir la Triple Corona palmeña. El hijo de Rich Man's Gold se llevó una bolsa adicional de U$400.000

 
 

Lido Palace ayer entró a la historia del turf nacional al ser el primer triplecoronado en la arena del Hipódromo Chile. Por ello, el hijo de Rich Man's Gold se llevó una recompensa adicional de U$400.000.

Se despejaron todas la dudas. Lido Palace entró ayer a la historia del turf criollo al adjudicarse la versión número 31 del clásico Grupo I, "St. Leger", disputado en la pista del Hipódromo Chile sobre recorrido de 2.200 metros.

El hijo de Rich Man's Gold se convirtió en el primer tresañero de la historia en conquistar la Triple Corona palmeña, logro que le reportó a su propietario norteamericano, John Amerman, un bono extra de U$400.000. Previamente el pupilo de Alfredo Bagú había conquistado las 2.000 Guineas y el Gran Criterium, los dos eslabones previos del circuito del hipódromo de avenida Vivaceta.

Con un contundente y sólido accionar en los metros finales, el campeón de la arena derrotó por medio cuerpo al favorito Penamacor, en un duelo de 300 metros que hizo evocar obligadamente uno de las mejoras carreras de los últimos tiempos: el St. Leger del 91' cuando Wolf doblegó a Memo. En ambas oportunidades quien accionó por los palos fue superado. Primero cayó Memo, ayer Penamacor.

LA CARRERA

Cuando pasadas las 18:25 horas el juez de partida dio la largada al gran clásico del año, Puanguino, aprovechando su ligereza, salió a tomar el mando de las acciones, seguido por Why. Penamacor a los palos se ubicada en el tercer lugar, mientras que Lido Palace superaba un contratiempo inicial (se abrió en la partida) para ubicarse cuarto, sin perder de vista al favorito. El grupo lo cerraban Millalonco y París Texas.

Cuando pasaron por vez primera por la meta, Puanguino se defendía del ataque incisivo de Why por conquistar tempranamente la punta. Penamacor seguía tercero y Lido Palace a la expectativa. Ultimo seguía París Texas, dejado muy atrás por un jinete atropellador como Anyelo Rivera.

En la recta de enfrente las tribunas, el hijo de Barkerville mantenía diferencias sobre Why, pero su jockey, Octavio Vergara, se mostraba incómodo en sus lomos, tanto así que constantemente se arreglaba la silla. De esto se aprovechó Penamacor para ganar metros y ponerse mano a mano con Puanguino. Richard Castillo aún no buscaba a Lido Palace y París Texas ganaba ubicaciones abierto.

La insistencia de Torres de no desprenderse de los palos tuvo consecuencias, ya que nunca pudo encontrar una línea exterior para remtar de mejor forma la carrera. Y cuando quiso hacerlo, Why no lo dejó.

Entraron al derecho con Puanguino en punta, pero rápidamente Lido Palace por fuera lo sobrepasó. Penamacor hizo lo mismo por los palos y ambos se trenzaron en un choque de antología.

Aunque siempre estuvo adelante, Lido Palace fue emparejado por Penamacor, exigido a fondo por Luis Torres, pero el pupilo de Alfredo Bagú tenía más fondo y cruzó la meta con medio cuerpo de ventaja.

La expedicíon del as arenero fue coronada con un premio de 40 millones, más un bono extra de U$400.000 por haber conseguido la triple corona local.

2,18 2/5 minutos puso para la distancia el nieto de Quick Desicion, quizás el mejor abuelo materno de los últimos años.

John Amerman, el dueño de Lido Palace, celebró un triunfo más en suelo chileno. El empresario no conoce de derrotas acá, ya que primero obtuvo la triple corona de las hembras con la gran Printemps y ahora con Lido Palace. Seis salidas a la pista, seis triunfos. Mejor, imposible.

Aunque ayer no quedó claro, el futuro de Lido Palace parecería estar en Estados Unidos, el mismo rumbo que siguió su compañera de colores, Printemps.

 

 

ESTRENO DE LOS DOSAÑEROS

En la sexta carrera, además, hubo otra atracción: el clásico "Iniciación", donde se estrenaron los primeros productos de dos años sobre recorrido de 1.000 metros.

La victoria, en una llegada estrechísima, fue para Conde de Agras, un hijo de Great Regent y French Salad criado en el haras Figurón que contó con la conducción de Pedro Cerón. El pupilo de Julio Romero en violenta carga final dio cuenta de la puntera Sor Amada (Somersham) por sólo nariz. Tercera, en tardío avance por los palos, llegó Delfinesco (The Great Shark) a ventaja perceptible y cuarto fue el favorito Se Me Acabó (Columbus Day).

Tres millones de pesos se llevó Conde de Orgaz para el stud penquista Index y queda tempranamente al mando del proceso selectivo de los dosañeros.

Al contrario de verisiones anteriores fue una performance limpia y sin mayores contratiempos, salvo lo que siempre ocurren en la partida.

Para la distancia, el nieto de Roy anotó un tiempo de 1,00 2/5, lo que demuestra el estado pesado de la pista.