Año 174 - Nro. 59536 - Miércoles 20 de diciembre de 2000
   
 

Pampa Ilusión

 
 

En Humberstone se graba la teleserie de época que TVN transmitirá el primer semestre del 2001

 
 

"Pampa ilusión" será un aporte al conocimiento de una parte importante de la historia del país, mostrando cómo era físicamente una salitrera, las personas que vivían en esa época y cómo eran las relaciones entre patrones y obreros", afirma el actor Francisco Reyes, quien lidera el elenco de esta historia ambientada en Humberstone en 1935.

En medio del desierto, a 50 kilómetros de Iquique y con una temperatura que sobrepasa los 30 grados, se reconstruye una parte de la historia de la salitrera Santiago Humberstone.

El campamento minero, que albergó en su mejor momento a 3.700 habitantes, fue testigo del auge de una pequeña aristocracia que debió dejar la ciudadela convertida en un pueblo fantasma cuando se inventó el salitre sintético. Los documentos de la época (década del treinta) hacen referencia a las excentricidades de quienes gozaron de las riquezas que entregaba la tierra y de la miseria de los obreros, también de amores furtivos, juergas de largo aliento y de una bonanza que se vino abajo con el avance tecnológico. Todo esto ha sido material para escritores, músicos, cineastas y ahora -era que no- la televisión espera hacer lo suyo con "Pampa ilusión", la teleserie que TVN graba en el norte de Chile y que en marzo del 2001 deberá competir con la postergada "Corazón pirata" de Canal 13.

Para ello, el Area Dramática de la estación pública no escatimó esfuerzos en realizar una producción que significó reconstruir una plaza, levantar fachadas de edificios (la del teatro entre ellas), intervenir la arquitectura del lugar, contratar a 1.200 extras y recrear los vestuarios, bailes y costumbres de sus habitantes, además de realizar una exhautiva investigación que sirve como base de lo que pretende ser la primera gran producción de época del género de teleseries.

Las pretensiones son grandes, aunque en TVN tienen razones de sobra para pensar que el resultado será exitoso. Ya la combinación de una temática social, parajes nortinos y un elenco consolidado, les dio buenos dividendos con "Romané", y si la fórmula funcionó por qué no repetirla, dicen ellos.

EL ETERNO RETORNO

La historia de "Pampa ilusión" se desarrolla en 1935, exactamente cuando comienza a expandirse la utilización del salitre sintético y William Clark (Héctor Noguera), un inglés dueño de la oficina que está enfermo y se la pasa todo el día en pijama, desconoce los malos tiempos que se avecinan para su mina. Es su hijo Manuel (Francisco Melo), un tipo débil e inseguro, quien se encarga de poner todo su esfuerzo para que su padre no se entere de la situación, mientras que su empleado más fiel y brazo derecho en la usina, José Miguel Inostroza (Francisco Reyes), ejerce el poder directivo frente a los trabajadores.

El asunto no anda tan mal, hasta que regresa al pueblo la hija del viejo Clark, Inés (Claudia Di Girólamo), que está convertida en médico y disfrazada de hombre irrumpe en el cumpleaños de su padre para esclarecer los padecimientos que debió soportar su madre.

Como ya es tradicional en las producciones del primer semestre de TVN, los personajes de Reyes y Di Girolamo se vuelven a involucrar sentimentalmente, pero si en "Romané" el romance era prohibido porque él era un sacerdote, en este caso la complicación es que Inés se viste de hombre, lo que no impide que José Miguel se sienta atraido por él (ella).

A los roles protagónicos se suman Elisa Pereira (Amparo Noguera), una joven huérfana que es empleada de Clark, Emilio Fuenzalida (Luis Alarcón), el contador de Pampa Unión, hombre maniático que está casado con Mercedes Jorquera (Delfina Guzmán), veterana que es incapaz de asumir la vida sin una pareja, además de Francisca Imboden, Alfredo Castro, Alvaro Morales, Blanca Lewin, Tamara Acosta, Antonia Zegers, José Soza, Pablo Schwarz y Néstor Cantillana, quienes recrean otros personajes que viven en una salitrera donde los matrimonios por conveniencia son algo común, así como también los amores clandestinos que se arman en la vida social del teatro, los salones de baile, los encuentros de rayuela, la pulpería y una casa de diversión que atiende dos días a la semana.

"EL PRESTIGIO DE

APES NO ES ENORME"

Si bien las teleseries son por esencia fantasía y siempre los desencuentros amorosos marcan sus relatos, la ambientación social de "Pampa ilusión", con guión de Víctor Carrasco y dirección de Vicente Sabatini, sigue en esta línea que explota TVN y que significa darle el gusto tanto al público como a quienes critican la frivolidad del género.

Por lo menos así lo cree Francisco Reyes, que por estos días se levanta con la música de la "Cantata Santa María" en su cabeza y dice sentirse muy satisfecho con el curso narrativo que han tomado las producciones del canal. "En el caso de "Pampa ilusión" será un aporte al conocimiento de una parte importante de la historia del país, mostrando cómo era físicamente una salitrera, las personas que vivían en esa época y cómo eran las relaciones entre patrones y obreros".

El rating no le preocupa a Francisco Reyes, aunque tampoco dice desconocer su importancia, y si bien espera que a la producción de Canal 13 le vaya tan bien como a ellos, afirma que ganar en el people meter es como los premios Apes, "donde el prestigio no es enorme, pero igual es bueno recibirlos. Lo mismo sucede cuando se gana la sintonía".

Sobre las críticas que podría recibir la teleserie por quienes no sentirán que la historia se recreó correctamente, Reyes recuerda que con "La Fiera" la gente de Chiloé estaba molesta porque encontraban que hacíamos caricaturas de ellos, con "Romané" un grupo de gitanos manifestó su molestia, pero a medida que pasan los capítulos el público se da cuenta que se trata de otra cosa, les gusta nuestro trabajo y de todas maneras pienso que ver Humberstone funcionando será algo muy agradable"

 

recuadro

HUMBERSTONE Y SUNDANCE

Tamara Acosta decidió hace algún tiempo no seguir haciendo teleseries. De hecho anunció que se iba a Francia, pero por esas cosas del destino, la actriz se quedó en Chile y estará presente durante el próximo año en la televisión y el cine.

De partida, ya están programados los estrenos de las películas "La fiebre del loco" de Andrés Wood y "Te amo (Made in Chile)" de Sergio Castilla, y con esta última producción participará en enero en el Festival Sundance.

A la vez, alternará la promoción de ambas cintas con las grabaciones de "Pampa ilusión", donde interpreta a Clementina Paita, una peruana que es dueña de una cantina, papel que le significó aprender el acento altiplánico y tomar clases de baile.

Sobre su personaje, dice "que se trata de una mujer discriminada, pero querida por los trabajadores, representa a los extranjeros que vivieron en las salitreras, que fue algo real, porque acá había muchos bolivianos y peruanos trabajando".

En ese sentido cree que Clementina será una suerte de reivindicación hacia los habitantes de los pueblos vecinos que llegan en busca de mejor fortuna a nuestro país, ya que "lo que pasó antes en el norte se vuelve a repetir hoy en Santiago, donde se les mira mal, siendo que ellos tienen una cultura más rica que la nuestra".