Año 174 - Nro. 59592 - Domingo 25 de febrero de 2001
   
 

Natalia la reina del Festival

 
 

Desde que llegó a Viña del Mar, nadie dudó de que sería la reina del Festival. Su simpatía y belleza la convirtieron en la preferida del público y los periodistas. Anoche subió a la Quinta luciendo su corona, cautivando al público una vez más

 
 

La noche de ayer podría calificarse como un collage de números tan variados, como el gusto del público que acudió a la Quinta Vergara. Primero fue un mexicano que ha logrado popularidad en las radios AM, Alejandro Fernández, el que sorprendió con un espectáculo pensado para los menos exigente, luego Natalia Oreiro hizo gala de su pop, de su reinado y quién lo diría, tuvo a la gente pidiendo su regreso por mucho rato, mientras que Memo Bunke y Natalia Cuevas, con un libreto bastante probado, lograron al fin hacer triunfar el humor en el Festival de Viña.

EL CHARRO MODERNO

Pese a tener una vasta y sólida trayectoria, Alejandro Fernández nunca había pisado el escenario de la Quinta Vergara, siendo popular, aunque no tanto como Pedro Fernández o Lucero. Por ello sus seguidoras repletaron las graderías gritando por el astro azteca que ha logrado fusionar las rancheras con baladas populares. El público y Antonio Vodanovic los premiaron con la Gaviota de Plata, la que agradeció humildemente.

En una hora y 15 minutos, Fernández demostró su solidez acompañado de once mariachis, siete músicos y dos voces en el coro. “Háblame” abrió su presentación, lo que motivó el grito de un público mayoritariamente femenino.

El cantante supo saber como pedir la gaviota al manifestar que no había venido a Chile por el galardón, ni de plata ni de oro, pero si se iba con uno de ellos, cuanto mejor.

Luego de continuar su repertorio con algunos temas como “Si tu supieras”, de uno de sus discos –“Me estoy enamorando”- producidos por Emilio Estefan, Alejandro Fernández recurrió a la máxima expresión musical mexicana, las rancheras.

Para ello adoptó un vestuario ad hoc pero más moderno, retornando al escenario de cuero negro, con revólver y sombrero de mariachi.

El monstruo se rindió a sus pies con canciones como “Quiéreme”, “Loco” y “Como quien pierde una estrella”, este último fue justamente el que le dio el éxito en su país.

Como hijo de Vicente Fernández, el intérprete ha creado su estilo propio que lo han llevado a obtener el reconocimiento especial de la revista Billboard como el artista con mayor número de temas en el top 40 durante 1999.

Tras 45 minutos, Antonio Vodanovic regresó a despedir al baladista pero con una gaviota tras su espalda. “Escucha lo que el público está pidiendo”, le dijo, tras lo cual naturalmente sus fans comenzaron a pedir la Gaviota de Plata, la que le fue otorgada en el acto.

Agradecido, Alejandro Fernández brindó al público dos temas chilenos, el primero de Violeta Parra, “Gracias a la vida” y luego “Yo vendo unos ojos negros”, en el cual la interpretación de los mariachis se ajustaron plenamente.

Finalmente se despidió con “A mi manera” y brindó por el público chileno que lo acogió cálidamente.

COMO UNA REINA

Con su corona puesta y tomándose muy en serio lo de Reina del Festival, partió su presentación la uruguaya Natalia Oreiro, quien con la seguridad que le brindó la cálida recepción que tuvo desde que pisó suelo chileno, dominó a una Quinta Vergara llena que disfrutó tanto con su show, que ni se dieron cuenta de los evidentes problemas de voz que tuvo la diva mientras entonó "Me muero de amor", "Cambio dolor por libertad", "Tu veneno" y "Río de la plata".

Su éxito se debió fundamentalmente a su gran desplante, llamativo look a lo "paquita" y al cariño del público, pero no a su calidad como cantante. Su saltos, movimientos de caderas y guiños, fueron más llamativos que sus canciones, de las cuales sólo se escuchó su melodía los desagradables gritos de la uruguaya que irrumpían en medio de una nota.

Fue tal su magnetismo, que tras su partida del escenario -y gracias a que el montaje de su show no era retirado por problemas técnicos-, sin que nadie se lo pidiera volvió al escenario y saludó al público, mientras Antonio Vodanovic y Cecilia Bolocco presentaban al jurado internacional. Los conductores hablaban sin percatarse que ella bailaba a un costado. Después de unos momentos, detuvieron la presentación, llamaron a la cantante y le dieron lo que ella quería: una Gaviota de Plata. El público siguió pifiando, en todo caso, durante toda la presentación de la competencia internacional esperando que la uruguaya regresara, cosa que en definitiva no sucedió.

HUMOR SACÓ LA CARA

Con una original rutina en que se mezclaron las tradicionales imitaciones de Natalia Cuevas y las canciones de Memo Bunke -que en esta oportunidad cambió su versión de “La Mosca” por la de “Los Pollitos dicen” en distintos ritmos-, el público de la Quinta Vergara pudo disfrutar, por primera vez en el ciclo de jornadas festivaleras, del toque de humor que estuvo ausente en las noches anteriores.

Utilizando los más variados recursos técnicos, como la pantalla gigante ubicada en el escenario para exhibir videos clip que paradobian a los originales, el dúo de humoristas logró conquistar rápidamente a un "Monstruo" que mostró sus garras durante toda la competencia internacional, con pifias y gritos de molestia.

Un variado repertorio de canciones chilenas interpretadas con ritmos de populares éxitos musicales cantaron a dúo ambos humoristas, para después seguir interactuando con las infaltables imitaciones de Paloma San Basilio, Myriam Hernández, Palmenia Pizarro y Cecilia, por parte de Natalia Cuevas; mientras queMemo Bunke imitó a Ricardo Arjona y cantó la citada canción infantil parodiando a Silvio Rodríguez y Juan Gabriel entre otros.

Al final ambos fueron premiados con gaviotas de Plata y Oro.

COMPETENCIAS

Ayer se realizó la última ronda de canciones de la competencia internacional con la presentación de “Nuevo Día” (Colombia) interpretada por Yolanda Rayo, “Toy Enamora'o” (Cuba) con Joel David Rodríguez, “Ayer te vi” (Argentina) con Raly Barrionuevo, “You can change the world” (Estados Unidos) con Jonathan Fuzezzy y la española “Puerto de luna” en la voz de Mónica Mey. El jurado definía anoche los temas semifinalistas que será interperatdos hoy y mañana.

Mientras que en la competencia folclórica el público de la Quinta Vergara volvió a escuchar los temas de Magdalena Matthey (“Machi Norte”) y Marcela Moreira (“Cueca de la buena nueva”) y la representante de Argentina “Identidad Santiagueña” interpretada por Mario Alvarez, a la espera de la elección de los finalistas que en la quinta jornada elegirá al ganador de esta competencia.

EL RESTO

La programación de la jornada contemplaba para después de la una de la madrugada las actuaciones de David Hasselhoff y Antonio Ríos.