Año 174 - Nro. 59592 - Domingo 25 de febrero de 2001
   
 

La invitada de bajo perfil

 
 

Esta noche se presentará la cantante mexicana Lynda, número 1 en el ranking radial chileno con "Corazón perdido", quien ha estado alejada del ajetreo y del glamour

 
 

"Estoy consciente de que me voy a presentar ante el público más exigente y más honesto que existe. Pero más que nerviosa o temerosa, estoy emocionada

Silenciosamente se la ve pasar por los pasillos del hotel O'Higgins. Firma autógrafos, posa ante las cámaras junto a sus fans y se da tiempo para participar en campañas sociales. Es Lynda, la cantante mexicana que forma parte del jurado internacional y que hoy estará en la Quinta Vergara intepretando su tres éxitos: "No quiero verte", "Maldita timidez" y "Corazón perdido".

Sencilla, amable y cariñosa, la joven de 19 años, considera que su éxito se debe al público. Por eso los respeta y les dedica todo el tiempo que sea necesario. "Los fans son los que piden los temas a las radios, van a los conciertos y compran los discos. Siempre hay que darles un autógrafo y una fotografía", explica.

-¿Qué te parece estar en el primer lugar del ranking nacional?

"¡Estoy feliz, no lo puedo creer!. Han sido muchas sorpresas. Primero fue que me invitaran a participar en el festival, después me pidieron que formara parte del jurado y ahora estoy en el primer lugar con mi tercer single. Además el recibimiento ha sido muy bueno".

-En medio de todo este ajetreo festivalero, eres la artista de más bajo perfil.

"El glamour no va conmigo. No soy así. No acostumbro salir a cenar o ir a discos. Mi presencia en la cena de gala fue una excepción. Prefiero simplemente ser un ser humano de carne y hueso como cualquier otro. Además, como todos, tengo días buenos y malos. No me gusta la pose, prefiero las cosas sencillas. Para mí el glamour es algo muy complicado. Prefiero el bajo perfil".

-¿Te tiene muy nerviosa tu actuación de hoy?

"Estoy consciente de que me voy a presentar ante el público más exigente y más honesto que existe. Pero más que nerviosa o temerosa, estoy emocionada. Esto es algo que no esperaba que pasara tan rápido en mi carrera, con apenas un disco en Chile ("El día de mi independencia"). Es como un sueño hecho realidad y como tal lo voy a disfrutar cuando esté arriba del escenario. Trataré de divertir a la gente".

-¿Has cantado ante tanto público?

"En México estuve en varios eventos, pero nada como Viña del Mar".

-¿Cómo va a ser tu show?

"Estaré acompañada por mis músicos y aunque mi participación será pequeña, quiero entregarme completamente al público".

-¿Hay algo estudiado en tu forma de moverte mientras cantas?

"Es algo que me nace. Obviamente ensayo. Lo hago frente al espejo en mi casa. Pero nunca ensayo pasos. Es todo un ritual cuando me subo al escenario. Me convierto en otra persona. Pero no es porque así lo quiera o sea una pose, simplemente es una terapia subirme arriba del escenario. Todo aquello que me guardo cuando estoy en casa o con mis amigos, me lo saco cuando estoy arriba del escenario. Me vuelvo una persona muy extrovertida".