Año 174 - Nro. 59602 - Miércoles 7 de marzo de 2001
   
 

Guerra de teleseries

 
 

Desde hoy, "Pampa Ilusión", de Televisión Nacional, se mide con "Corazón Pirata", de Canal 13

 
 

Nuevamente TVN tiene todo a su favor para ganar la ya tradicional guerra de las teleseries. Si el año pasado la novedad de "Romané" era mostrar una etnia exótica y colorida como la de gitanos, ahora la red estatal reconstruye un trozo de nuestra historia -la vida en una salitrera nortina a mediados de la década del '30- en "Pampa ilusión", la primera superproducción de época que se realiza en Chile.

Juegan a su favor un elenco consolidado, temáticas sociales, parajes atractivos y el discreto debut el pasado lunes de su competidora "Corazón pirata" que obtuvo 18.5 puntos de rating, siendo derrotada por la película "Jurassic Park" (26.5), programada por TVN. La situación se volvió a repetir ayer: la producción de la estación católica logró 18 puntos, contra 28 de la cinta "Ricky Ricón".

Para llevar adelante "Pampa ilusión", que se graba en estudios de Chile Films y en la oficina salitrera de Humberstone a 50 kilómetros de Iquique, el area dramática de la estación pública no escatimó esfuerzos, que incluyeron reconstruir una plaza, levantar fachadas de edificios, intervenir la arquitectura del lugar, utilizar 1.200 extras y recrear los vestuarios, bailes y costumbres de sus habitantes, además de realizar una investigación histórica, la que no estado libre de cuestionamientos.

La trama de esta teleserie se desarrolla en 1935, fecha en la que la utilización del salitre sintético comienza a expandirse por el mundo. William Clark (Héctor Noguera), un inglés dueño de la oficina, está enfermo y desconoce los malos tiempos que se avecinan.

Su hijo Manuel (Francisco Melo), se encarga de que su padre no se entere de la situación, mientras que su brazo derecho es José Miguel Inostroza, "El gringo José" (Francisco Reyes), quien está al mando de los trabajadores de la mina.

Todo se complica más aún cuando desde Santiago llega al pueblo la hija del viejo Clark, Inés (Claudia di Girolamo), que está convertida en médico y disfrazada de hombre irrumpe en el cumpleaños de su padre para esclarecer por qué su madre y ella fueron expulsadas.

Inés asume también un rol masculino porque es la única forma de ejercer su profesión en un época marcada por los prejuicios. Ella se transforma en el interés amoroso del personaje interpretado por Francisco Reyes, en una relación no exenta de polémica -con antecedentes en "Estúpido cupido" y "Romané- ya que el rol de Di Girolamo la obliga

a estar vestida de varón la mayor parte del tiempo, lo que no impide que José Miguel se sientra atraido por ella (él).

Junto a estos personajes están Blanca Lewin, una desprejuiciada joven de alta sociedad que entabla una relación con un trabjador interpretado por Juan Falcón; Elisa Pereira (Amparo Noguera), una joven huérfana que es empleada de Clark; Emilio Fuenzalida (Luis Alarcón), el contador de Pampa Unión, casado con Mercedes Jorquera (Delfina Guzmán); Clementina Paita (Tamara Acosta), una peruana dueña de la cantina del lugar.

El elenco lo completan Francisca Imboden, Alfredo Castro, Alvaro Morales, Antonia Zegers, Ximena Rivas, José Soza, Pablo Schwarz y Néstor Cantillana, quienes recrean otros personajes que viven en una salitrera, cuya vida social se desarrolla alrededor del teatro, los salones de baile, la pulpería y una casa de remolienda que atiende dos días a la semana.

La dirección general de "Pampa ilusión" está a cargo de Vicente Sabatini -responsable de grandes éxitos como "Iorana" y "Romané"- y el guión es de Víctor Carrasco, quien continúa inspirándose en los grandes clásicos de la literatura. Si "La fiera" era una adaptación libre de "La fierecilla domada" de William Shakespeare, esta nueva producción toma elementos de "El enfermo imaginario" de Moliere.

El afiatado elenco, la producción y la experimentada dirección de Sabatini se conjugan para atrapar a los espectadores, en una guerra que parece de antemano ya ganada por la teleserie de TVN.