Año 174 - Nro. 59622 - Sábado 7 de julio de 2001
   
 

Pase escolar y nuevo conflicto

 
 

Estudiantes volverían a protestar debido a próxima alza del pasaje, decidida por los micreros

 
 

La crisis del pase escolar, uno de los conflictos más graves que ha enfrentado el gobierno de Ricardo Lagos, revivió ayer con inusitada fuerza luego de que los empresarios autobuseros anunciaran alzas de hasta 50% en la tarifa estudiantil, en respuesta al anuncio del Ministerio de Educación de asumir el manejo de la tarjeta a partir del próximo año.

El Consejo Superior del Transporte (CST), el principal gremio de los microbuseros santiaguinos, advirtió que el 15 de este mes reajustará los boletos escolares -congelados en $100 desde marzo pasado- al máximo que establece la ley. Es decir, $120 para estudiantes secundarios y $150 para los universitarios.

La medida se hará efectiva el mismo día en que comenzará a regir un nuevo incremento en la tarifa de adultos, de $290 a $300, pese a que en el mismo período el precio del diesel bajó sostenidamente. Ello se explicaría porque el dólar incide en los costos de reposición del parque existente.

Una cifra idéntica, de $300, ya se cobra hace meses en ciudades como Concepción, Viña del Mar y Valparaíso.

Aunque los transportistas se habían comprometido a mantener la tarifa escolar en $100 hasta el 31 de diciembre de 2001 -acuerdo que incluso fue sellado en presencia del Jefe del Estado-, nunca se llegó a firmar un documento que acreditara tal promesa.

 

MOLESTIA

 

Sin embargo, el anuncio de que el Ministerio de Educación emitirá su propio pase escolar a partir de 2002 causó escozor en el gremio, que ha administrado el sistema en los últimos 10 años.

El Consejo Superior del Transporte, encabezado por su presidente, Manuel Navarrete, decidió responder con el alza unilateral de la tarifa escolar.

"Se acabaron los gestos", agregó, tajante, el dirigente Demetrio Marinakis.

Esta decisión involucra a cerca de 6 mil máquinas afiliadas al Consejo Superior de Transporte, ya que gremios independientes como la Federación de Transporte Siglo XXI y la Asociación de Empresas de Transporte de Pasajeros (otros 2 mil buses) confirmaron en la tarde de ayer que mantendrán el boleto en $100, porque así lo prometieron a comienzos de año.

 

MINISTRA REAFIRMA

 

Pese a esta noticia, la ministra de Educación, Mariana Aylwin, insistió en que su cartera se hará cargo de la tarjeta escolar a partir de 2002.

"Vamos a tener una tarjeta del estudiante que otorgará beneficios para el uso del transporte público junto a otros beneficios. Por lo tanto, será como un carné de identidad para los estudiantes", aseveró.

La ministra recordó que desde un comienzo el Gobierno dijo que tomaría "el toro por las astas" en un tema que por años ha provocado problemas.