Año 175 - Nro. 59887 - Sábado 8 de diciembre de 2001
 

Conecta al cerro Alegre con la plaza Justicia

 
 

El Peral, 100 años de subida y bajada

 
 

Ayer celebró su primer siglo de existencia este monumento nacional

 
 

Los numerosos usuarios del ascensor El Peral, que diariamente suben y bajan hacia o desde el cerro Alegre y sector Plaza Justicia, ignoraban ayer que este medio de transporte, declarado monumento nacional -al igual que los otros 14 que funcionan en la ciudad-, cumplió 100 años al servicio de los porteños.

Nadie sabe cuántas veces ha permanecido este ascensor fuera de servicio para ser mantenido o reparado; sin embargo, Dagoberto Salazar, maquinista y tornero desde hace 22 años, recuerda que la última reparación del motor, hace cinco años, lo dejó en óptimas condiciones y desde esa fecha no ha fallado. El año pasado, gracias a la inversión del sector privado, se restauró totalmente la estación de la parte alta, la que luce impecable ante la vista de usuarios y turistas.

El diario "El Mercurio de Valparaíso" en su edición del día 8 de diciembre de 1901, informaba que a las 16 horas del día anterior se llevó a cabo la inauguración, "en medio del mayor entusiasmo, principalmente de parte de las personas que serán beneficiadas con la nueva construcción". Luego se hace mención a los iniciadores y ejecutores principales: don Fernando Edwards y don Juan E. Naylor. La crónica de la época agrega que la obra es de una solidez a toda prueba, como que los rieles descansan en firme mampostería de ladrillo, comprados de los escombros de la Intendencia. Nada falta en ella, ni comodidad y seguridad para los pasajeros, ni condiciones de higiene y facilidad de vida para los empleados".

Nada ha cambiado en estos cien años. El ascensor El Peral sigue sirviendo a los vecinos del cerro Alegre, quienes de subida cancelan cien pesos y de bajada sesenta pesos, tarifas muy convenientes y que el municipio porteño mantiene, pensando en que se trata de brindar un servicio a la ciudad, según explicó Andrés Sendra, director de Ascensores del municipio porteño, unidad que funciona en la calle Higuera del cerro Alegre.

PASAJEROS

En cuanto al número de personas que emplean este medio de transporte que trabaja de 7 a 23 horas, según manifestó Dagoberto Salazar, de lunes a viernes totalizan unas 400 personas, las que suben al cerro Alegre o bien lo hacen para contemplar la bahía porteña desde el Paseo Yugoslavo; en tanto, el número de las que baja no supera las 220 personas. Los fines de semana la estadística llega a: 250 en subida y unas 180 de bajada.

El ascensor El Peral se ubica entre los 10 y los 40 metros sobre el nivel del mar, y sus rieles tienen un largo de 52 metros; el trayecto de subida y bajada tarda alrededor de 45 segundos.

Este ascensor junto al Reina Victoria y Concepción, comunican el plan de Valparaíso con los cerros Alegre y Concepción, declarados zonas típicas.

 

 

LECTURA

NUEVO ANIVERSARIO.- Según registró este matutino en la época, hace un siglo fue inaugurado el ascensor El Peral, que hoy luce completamente renovado.