Año 175 - Nro. 59607 - Domingo 30 de Diciembre 2001

Marco Núñez Lozano, ex alumno del Instituto Rafael Ariztía

Los años mozos del "Chévere"

"Inteligente, servicial y colaborador con sus compañeros y el colegio", son las cualidades que destaca del nuevo Intendente su ex profesor jefe

QUILLOTA (Víctor Vargas).- "Marco era un chiquillo excelente, no digo bueno, simplemente excelente", recuerda el actual rector del Instituto Rafael Ariztía de Quillota, hermano Sixto Fernández, sobre el designado Intendente Regional, Marco Núñez Lozano, de quien fue su profesor jefe precisamente en este establecimiento, donde cumplió su educación media.

Perteneciente a la Congregación Marista y de profundos valores cristianos, este colegio particular constituyó para el flamante jefe regional su lugar de encuentro con sus amigos de vida escolar. "Chévere" como cariñosamente le llamaban sus compañeros por su pasado en Venezuela, demostró gran capacidad intelectual y dotes de líder sobre el resto. Precisamente, en 1984, año de egreso, fue elegido presidente de curso, y a la vez representante del Centro de Alumnos. Además, fue subdirector de la Revista "Satélite", publicación de circulación interna.

"Inteligente, muy servicial y colaborador con sus compañeros y las actividades del colegio", son las cualidades que Sixto Fernández rescata de Marco Núñez, y a quien le entregó el premio a la excelencia académica, cuando ya se aprestaba a egresar y cumplir estudios en la carrera de Medicina en la Universidad de Chile, luego de obtener un puntaje destacado en la PAA.

"Lo conocí mucho, a él y a su familia que es fantástica", acota el educador, para quien su designación no es un hecho casual. "Le voy a decir que Marco es un joven muy inteligente, muy capaz, por algo eligió una carrera como Medicina, exigente, y la ha llevado con mucho éxito", sentencia el actual rector del colegio, quien no pone dudas sobre su éxito en el cargo que a partir de ahora le corresponde ejercer.

ALGUNOS CONSEJOS

"He visto que ha tenido a lo largo de su vida sus motivaciones y cambios en la vida, pero existe un hecho claro. Lo que uno recibe de nacimiento siempre debe marcar una huella y él tuvo una familia maravillosa", señala, en una clara alusión a la apegada vida espiritual y cristiana que tuvo Marco Núñez en sus años de uniforme escolar.

El docente no duda en entregarle consejos. "Debe tener la voluntad, el criterio y la fuerza interior para saber decir ésto es conveniente o no. Si es así tendrá éxito. Para éso se requiere prudencia. Siempre debe mirar el bien general".

El actual rector del Instituto Rafael Ariztía no oculta tampoco su orgullo por el actual cargo que ostenta el ex alumno: "Siempre nuestro lema ha sido formar buenos cristianos y cumplidos ciudadanos, es decir no sólo se forma a los alumnos para ser buenas personas, sino también para servir a los demás. No niego que es satisfactorio ver a nuestros alumnos en cargos destacados, es cosa de mirar la composición del Congreso Nacional....".

 

El "jefe"

La Revista "Satélite" de la promoción 1984, reserva páginas destacadas para los alumnos que ese año egresaron de Cuarto Medio y por ende dejaban el colegio. Marco Núñez Lozano figura entre ellos. Sus compañeros escribieron de él, a quien ya calificaban como su verdadero "jefe"

"Estamos frente a nuestro jefe, nuestro presidente de curso, quien tiene la responsabilidad además de ser subdirector de la Revista Satélite. El Chévere, como le decimos de cariño, es uno de nuestros créditos para la PAA, ya que es dueño del mejor promedio del curso. Nos cuenta que le gusta mucho ir al cine con su polola, la Chévere, y ser activo socio del clan místico. Gusta de participar en actividades extraescolares, viajar a Limache y participar en el CAIRA (Centro de Alumnos). Marco tiene por meta estudiar Medicina en la universidad, lo cual sabemos que lo logrará".