Año 175 - Nro. 60011 - Viernes 12 de abril de 2002
 

Durante 18 meses

 
 

Muertes en cama 8 de hospital sumarían 22

 
 

Ministerio de Salud presentó una denuncia (no querella) contra los responsables

 
 

No cuatro sino 22 son las muertes que se produjeron en la fatídica "cama 8" de la Unidad de Tratamientos Intensivos (UTI) del hospital San José entre agosto de 2000 y febrero de 2002, que serán investigadas por los tribunales, luego que ayer el Ministerio de Salud presentara una denuncia.

Esta fue la primera acción legal concreta ante la detección de un error en la conexión de las tuberías de gas y aire. Estas estaban invertidas y los pacientes sólo recibieron aire, mientras que entre diciembre pasado y el 23 de febrero los pacientes recibían aire cuando requerían oxígeno, y viceversa.

Al hacerse pública la denuncia, se habló de cuatro muertes, pero ayer el ministerio amplió la investigación al fallecimiento de las 22 personas que murieron en dicha cama, de un total de 41 que se atendieron allí en el período.

La constructora del hospital, el consorcio español OHL Huarte Andina, ayer dijo no tener responsabilidad en el caso.

El subsecretario de Salud, Gonzalo Navarrete, presentó la denuncia contra quienes resulten responsables del error. Inicialmente, se anunció una querella.

El ministerio se tomará contacto con las familias de los fallecidos para informarles y darles apoyo jurídico. CAMBIO DE FISCAL

 

Otra de las medidas adoptadas para apurar la investigación fue cambiar al fiscal Juan Toro, que realizó la investigación sumaria tras detectarse el caso, quien, según el diputado Patricio Hales (PPD), "ocultó información" al no representar a la constructora las deficiencias.

Lo reemplaza la subdirectora del Servicio de Salud Metropolitano Norte, María Teresa Chadwick, quien tiene 60 días para entregar su resultado.

Navarrete aclaró que no había sido destituido, sino que había terminado su trabajo en la investigación sumaria y que ahora se pasaba a la segunda fase: el sumario administrativo.

Sigue sin explicarse por qué el hospital no informó del error a Huarte Andina, cuando el procedimiento establecido en el contrato así lo establece. Más aún, pasaron 45 días desde que se detectó el hecho hasta que se conoció públicamente.