Año 175 - Nro. 60034 - Lunes 6 de mayo de 2002
 

En caleta Buill

 
 

Recuperan cinco víctimas fatales del aluvión

 
 

Mientras siguen los derrumbes, evacúan a familias del sector afectado

 
 

PUERTO MONTT.- Una pausa en las precipitaciones permitió ayer la evacuación de seis familias que habitan la caleta Buill, ubicada en la Provincia de Palena, donde la noche del viernes un alud de lodo, piedras y árboles sepultó dos casas llevándose a doce personas que se encontraban en su interior.

El abandono de las viviendas fue ordenado ayer por el intendente de Los Lagos, Patricio Vallespín, quien llegó a la zona amagada junto al alcalde de Chaitén, José Miguel Fritis, luego de desplazarse vía marítima y terrestre.

La primera autoridad regional dispuso la evaluación de la realidad que viven al menos unas 25 familias que tienen sus viviendas instaladas en las inmediaciones del área por donde bajó el aluvión.

Efectivos del Ejército y del Grupo de Operaciones Especiales (GOPE) de Carabineros advirtieron que los derrumbes han continuado en la zona, por lo que más casas podrían estar expuestas a desaparecer bajo el barro.

La disposición del intendente considera además el cierre de la Escuela Básica de Buill, situada a pocos metros de las casas arrastradas por el alud.

Vallespín señaló que los evacuados podrían ser reubicados en un villorrio cercano, aunque ello depende de las negociaciones que se realicen con los dueños de esos terrenos. La idea es instalar a los pescadores lo más cerca posible de su fuente de trabajo.

En tanto, ayer en la tarde, brigadistas que trabajan en el rescate de las víctimas lograron recuperar los cuerpos de por lo menos 5 de las 11 personas que permanecían desaparecidas.

EL MAYOR DOLOR

Aún cuando todavía quedan por remover toneladas de lodo, piedra y árboles, personal del GOPE de Carabineros, logró ubicar ayer a 5 de las 11 personas que desaparecieron el viernes bajo el aluvión que arrasó un sector de la caleta Buill, situada a unos 80 kilómetros al sur de Puerto Montt.

La faena de rescate obtuvo frutos pasado el mediodía de ayer, cuando los brigadistas -apoyados por lugareños- ubicaron los restos de una de las viviendas desaparecidas, la que habitó el matrimonio Catín Pérez.

Al interior de ella, fueron encontrados los cuerpos de la esposa de Osvaldo Catín (54), Rosa Catín (28) y de sus tres hijos, Martín (8), Bastián (7) y Javiera (3). Con ello, podrá ser sepultada la familia completa en el cementerio local esta tarde.

El duelo es general en este apartado lugar, debido a que las víctimas del alud son los doce integrantes de la familia Catín, antiguos habitantes del sector.

Aunque las condiciones climáticas mejoraron ostensiblemente durante la mañana, por la tarde la lluvia y la poca visibilidad obligó a rescatistas a suspender nuevamente las faenas de búsqueda.

Ayer en la tarde, el intendente de Los Lagos, Patricio Vallespín acompañado por el alcalde de Chaitén, José Miguel Fritis, recorrió el sector afectado y ordenó la evacuación de seis familias que vivían muy cerca del sitio amagado y el estudio de la misma medida para ser aplicada a un grupo de entre 16 y 25 familias, cuyas viviendas podrían correr algún riesgo.

La escuela del lugar, situada a escasos metros de donde pasó el alud, fue clausurada por razones de seguridad.