Año 175 - Nro. 60077 - Martes 18 de junio de 2002
   
 

Las voces del arte joven

 
 

María Francisca Sánchez, escultora recién egresada de la Facultad de Arte de la Universidad de Chile, y Leonardo Sanhueza, autor que ya tiene un nombre en la nueva literatura chilena, son los ganadores del XXIV Concurso de Arte y Poesía Joven y hablan de sus trabajos

 
 

"Camila Martínez" se titula la obra con la que María Francisca Sánchez ganó el Concurso Arte Joven, la cual ella define como una creación donde "no hay grandes mensajes ni sofisticaciones".

"Una búsqueda para establecer vínculos entre dos lenguajes o dos modos de representación, en este caso el dibujo y el volumen". Así define su trabajo María Francisca Sánchez (27), ganadora del premio de honor en la sección plástica del XXIV Concurso de Arte y Poesía Joven (organizado por la Universidad de Valparaíso), que logró gracias a la obra "Camila Martínez", una escultura realizada con vendas de yeso.

María Francisca Sánchez, egresada de la Facultad de Arte de la Universidad de Chile (mención escultura), en estos momentos está realizando su tesis y el trabajo ganador forma parte de su proceso de titulación. Sobre su premio, cuenta que "es una alegría tremenda y un incentivo gigantesco para seguir trabajando, ya que los concursos son una oportunidad de presentar nuevas propuestas. La tercera es la vencida, porque ya había participado en dos ocasiones anteriores, aunque sin recibir ningún reconocimiento. Además, es muy importante que los galardones hayan estado dominados por mujeres".

De la obra ganadora, el jurado destacó la falta de pretensiones tanto en la técnica como en los materiales, lo cual no impide que la pieza sea muy expresiva y sutil. María Francisca comparte la apreciación y agrega que "no hay grandes mensajes ni sofisticaciones. La mayoría de mis trabajos están realizados en materiales livianos, como cartón y yeso, que son consecuentes con esta ausencia de pretensiones".

Respecto a la temática que aborda en la pieza, titulada "Camila Martínez" -nombre de la niña que ofició de modelo para la obra-, la artista cuenta que tiene qe ver "con la relación entre el dibujo y la escultura. Este trabajo es el resultado de un año de dibujar y empezar a hacer relieves a partir de una superficie plana".

EN BUSCA DEL PADRE

Leonardo Sanhueza (28 años), ganador del premio de honor "Pablo Neruda" en la sección poesía de la versión 2002 del Concurso Arte Joven con el poema "Ornitomancia", es ya un nombre familiar en la nueva literatura chilena. Poeta, editor y columnista del diario Las Ultimas Noticias, Sanhueza ganó la versión anterior de este concurso con el texto "El mirlo", y en diciembre pasado obtuvo en Cádiz el Premio Unicaja de Poesía "Rafael Alberti" por su libro inédito "El eco y la pedrada".

Autor de "Cortejo a la llovizna" (1999), el poeta explica que la obra ganadora corresponde a "una serie de textos que tratan de explorar una forma de decir la cosas, los cuales mezclan la discursividad coloquial, bien citadina, sin olvidarse en ningún momento de la sonoridad de las palabras, de la poesía a fin de cuenta. Me parece que desde el punto de vista formal estoy llegando a un tono que me favorece mucho y me gusta como resulta, que en el fondo es la búsqueda eterna por encontrar un molde que a uno le quede bien".

Respecto al título, "Ornitomancia", el cual corresponde a la técnica de ver el destino a través de las aves, este geólogo de la Universidad de Chile -que no ejerce su profesión- y ornitólogo aficionado, cuenta que "se me ocurrió esta palabra y ahí partió el texto, me dio el poema entero".

En el plano temático, Sanhueza asegura que son los mismo tópicos de siempre: "El vacío y la precariedad del presente en el cual uno se mueve. En ese sentido, cada persona está determinada a ciertas actitudes. Aquí hablo del padre diluido como una bandada de pájaros. Ahí está la continuidad con un poema como 'El mirlo'".

El tema del padre es transversal en la obra de este autor, ya que hay muy pocos poemas donde no vuelva sobre su figura. "De una manera u otra sale el padre, está ahí siempre, aunque como ausencia. Me parece fundamental, pues me parece una manera de tener claro el destino de uno. Su eterna búsqueda nos conduce a los padres literarios, a los padres postizos, a los amigos".

Citando a Octavio Paz, Sanhueza afirma que la poesía es un intento por alcanzar la otredad y ahonda en el tema: "La poesía nunca tiene éxito o sale bien parada, siempre es un fracaso. Su destello es fallido, porque no logra nada, pero hay que insistir en ella por la tensión que se produce y el camino que muestra. En todo caso, alcanzar la otredad es algo que se produce al interior del ser humano y no en sus productos".

En cuanto a este segundo galardón consecutivo en el Concurso Arte Joven, el poeta asegura que los reconocimientos le permiten desarrollar su trabajo como editor literario a través de Quid Ediciones, de su propiedad. Bajo este sello, publicó un texto con entrevistas a Jorge Teillier y el libro "Especies intencionales" del poeta Andrés Anwandter, quien el año pasado también ganó un premio en el certamen porteño.