Año 175 - Nro. 60140 - Martes 20 de Agosto de 2002
 

Efectos en economía nacional

 
 

Preocupa contaminación marina y su efecto en los recursos

 
 

Expertos nacionales y extranjeros analizan la presencia de contaminantes en aguas chilenas

 
 

OTRO TIPO DE CONTAMINACION.- Después de cada temporal es posible ver en distintos sectores de la bahía toneladas de basura, constituyéndose en otro tipo de contaminación que también afecta a la fauna marina.

Desde metales pesados, hidrocarburos, microorganismos, virus, bacterias y marea roja son algunos de los contaminantes latentes que afectan a nuestras costas y tienen efectos en los recursos pesqueros.

Ante ello, la escuela de Alimentos de la Universidad Católica de Valparaíso se encuentra realizando un seminario con expertos nacionales y extranjeros para ahondar acerca de la contaminación marina. Durante el curso, los asistentes se interiorizarán sobre este problema en las aguas tropicales y en los océanos Atlántico y Pacífico.

El director del encuentro, el ingeniero en alimentos de la UCV, Antonio Cifuentes de la Torre, precisó que dentro de los metales pesados contaminantes figuran el mercurio, el cadmio y el plomo que se acumulan en el organismo. Asimismo, existen algunos parásitos que afectan a los pescados, especialmente en las vísceras.

El profesor sostuvo que aún hay muchos aspectos poco claros respecto de la contaminación, como la que se produce por las mareas que arrastran aguas de lastre o corrientes de fenómenos como El Niño.

"No hay certeza, pero sí hay mayor control y detección, y cuando observamos un mapa podemos ver los focos de contaminación como si hubiesen aumentado, pero la verdad es que se han detectado y se conoce más. Como no se conoce bien el origen de los fenómenos, es necesario controlar", explicó.

Un caso de contaminación que ha sido detectado y tratado a tiempo es la presencia de virus en los salmones, ante lo cual los salmoneros están aplicando vacunas al recurso en el sur de país. Si bien no produce daño al ser humano, sí genera una mayor mortandad de la especie y por tanto afecta en forma económica a los exportadores.

En cuanto a los efectos en el organismo humano, Cifuentes comentó que uno de los contaminantes más peligrosos que puede producir parálisis e incluso la muerte, es la marea roja, la cual se encuentra monitoreada y existe prohibición de extracción en la zona sur austral del país.

El efecto de otros contaminantes va a depender si el consumo del pescado o del marisco se hace en forma cruda o cocida. De ahí que se insista en la cocción de los productos del mar, como una forma de evitar intoxicaciones.

 

RESTRICCIONES Y MONITOREO

 

La coordinadora del plan de monitoreo para exportación de moluscos bivalvos vivos del Servicio Nacional de Pesca, Ruth Alarcón, manifestó que el servicio realiza monitoreos periódicos de Arica a Puerto Williams para garantizar la calidad de los moluscos que se envían al exterior.

Para ello cuentan con un convenio con el Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos y un reconocimiento con la Unión Europea desde 1996.

"Estos programas de monitoreo parten con un programa de clasificación, ya que lo primero es poder establecer la condición sanitaria de cada área y de acuerdo a eso se establece el uso tecnológico del recurso que ingrese", explicó.

Los programas de monitoreo permiten establecer que las condiciones no cambien o si lo hacen por problemas de contaminación, se puedan tomar las medidas necesarias para poder evitar futuras intoxicaciones.

Pese a los distintos contaminantes, las exigencias no han variado mucho, ya que al menos con Estados Unidos, el convenio rige desde 1989. Chile es uno de los cuatro países que goza de este acuerdo a nivel mundial con la potencia del Norte.

La coordinadora de Sernapesca coincidió con el profesor Cifuentes y manifestó que las peores situaciones de contaminación se deben especialmente a la marea roja, aunque puede haber contaminación por metales pesados, hidrocarburos o microbiológica y existen diferentes tolerancias, dependiendo si se trata de exportación de mariscos crudos, congelados o en conserva.